El Heraldo
Talonarios de apuestas de la ‘Blanquita’, decomisados este año por la Policía.
Judicial

¿Qué se mueve detrás del chance ilegal?

SuperGiros señaló que los atentados criminales en contra de los empleados y la infraestructura de la compañía estarían siendo orquestados por los jefes de este negocio ilícito que cada vez es más popular.

El pequeño negocio de azar ilegal que empezó hace unos años, conocido como la Blanquita porque los talonarios del chance no tenían nombre ni logotipo que los identificara, ahora es un pulpo con extensos tentáculos que sobrepasan los límites de los sectores populares donde nació para llegar, incluso, a todos los rincones del Atlántico.

A comienzos de este mes, la empresa SuperGiros, encargada de la administración de las apuestas legales en el Departamento, señaló que los atentados criminales en contra de los empleados y la infraestructura de la compañía estarían siendo orquestados por los jefes del negocio del chance ilegal (ver infografía)

Un representante de la firma dijo que los cabecillas del negocio ilícito “están haciendo esto para que nuestras vendedoras se sientan intimidadas y para que se reactive la venta de la Blanquita. Si estuviéramos siendo extorsionados por una banda –apuntó– nosotros hubiésemos tomado medidas de cerrar el establecimiento o nuestra empresa”, anotó la fuente.

Esto último en relación a que la Policía y la Fiscalía, en investigaciones conjuntas, evidenciaron que los ataques contra SuperGiros, en este caso los asesinatos de dos vendedores de chance ocurridos el pasado 31 de octubre, habrían sido ordenados por el Clan del Golfo con el fin de conseguir dinero a través de extorsiones. 

El juego clandestino surgió en el Centro y mercado público de Barranquilla, y en poco tiempo amplió su cobertura por un incalculable número de vendedores que, de acuerdo con fuentes de la empresa SuperGiros, hoy serían unas 5.000 personas. Esta cifra es menor a las unidades de venta de la compañía de apuestas, pues EL HERALDO conoció que entre puntos de venta y colaboradores, la firma suma 3.460 unidades de servicio. 

La pirámide del chance ilegal, según las autoridades, está conformada inicialmente por los ‘planteros’, que son los que aportan el capital y se ganan entre un 5 y 10 por ciento de la venta total. Luego le sigue el ‘pachanguero’ o promotor, que es el intermediario que promueve la venta de chance ilegal del juego. Después aparecen los vendedores, que en promedio se ganan 40 mil pesos diarios sobre la venta hecha y, por último, los clientes.

Los ‘pachangueros’ o promotores, de acuerdo con las investigaciones adelantadas, utilizan talonarios falsos que, por lo general, no son más que hojas recicladas recortadas a un tamaño similar al antiguo talonario manual de “bolita”. En estos se anotan los números que posteriormente se sortean con las loterías tradicionales, es decir, se juega en simultáneo con la apuesta legal. 

En otros casos, también evidenciados dentro de las pesquisas de las autoridades, se aprecia en el comercio ilegal los talonarios más estructurados, impresos y con un número consecutivo de serie, pero con las apuestas anotadas a mano.  

En cuanto al pago de un premio a un ganador, el dinero debe pasar por el mismo número de manos, pues el ‘plantero’ se lo entrega al ‘pachanguero’, el ‘pachanguero’ al vendedor y el vendedor al ganador. De esta manera también es una suerte que el premio llegue al afortunado.

Ingresos

Lo peligroso de estas apuestas es que atentan contra los ingresos de la salud, convirtiéndose en el mayor peligro para la población más pobre del Departamento, pues no cumplen con los aportes del 12% que establece la Constitución Política colombiana en su Artículo 336. “(…) Las rentas obtenidas en el ejercicio de los monopolios de suerte y azar estarán destinadas exclusivamente a los servicios de salud (…)”. 

Así lo señaló César De la Hoz, gerente de la Empresa Departamental de Juegos de Suerte y Azar, Edusuerte, quien reconoció a comienzos del último trimestre de este 2017 que el chance ilegal tenía el 90% del mercado de las apuestas en el Atlántico. 

Este porcentaje aumentó con respecto a 2015, cuando los representantes de los juegos de azar precisaron que existía un 50% del mercado del chance en la ilegalidad. 

Por esta razón, según De la Hoz, la salud departamental dejó de recibir en 2017 unos $20.000 millones por regalías en temas de apuestas permanentes.

Entre 2014 y 2016, las pérdidas fueron de unos $16.000 millones. 

“Sin el chance ilegal nosotros estaríamos recibiendo 100.000 millones de pesos al año, y nosotros estamos recaudando este año 8.500 millones de pesos, por eso es que queremos darle la guerra frontal a la ilegalidad”, afirmó en su momento el representante de Edusuerte. 

Afectación

Consultado por EL HERALDO, el abogado de la empresa SuperGiros, Jonny Mena, explicó que hay tres grandes empresas criminales en el país que son el narcotráfico, la minería ilegal y el juego ilegal. 

Sostuvo que esta última “es una gran empresa criminal porque toda la plata, todos los recursos ilegales, ganados por la gente, que no ganan impuestos, que no ganan nada, esos dineros ilícitos se invierten en otras actividades ilícitas, tráfico de armas, narcotráfico, trata de personas… es una amalgama de delitos lo que rodea al juego ilegal”. 

Como el narcotráfico, añadió, las grandes empresas criminales tienen que hacer otro tipo de actividades ilícitas y en este caso la Blanquita es una forma de “mover” dinero ilegal. 

Reconoció que para el delincuente “no hay domingo ni festivo, por lo que las apuestas ilegales dejan pérdidas al Estado mensual y diariamente. Además de las pérdidas que le genera a la empresa, obviamente”. 

Cada mes, según calcula Mena, el Estado deja de recibir $983 millones, y diariamente deja de recaudar $39 millones. 

Por las apuestas ilegales se presentan delitos como concierto para delinquir, evasión de impuestos, falsedad marcaria y ejercicio ilícito de actividad monopolística de arbitrio rentístico, y otros más que se puedan adecuar a este tipo de conductas, debido a que este flagelo está causando un gran detrimento a la empresa y la salud. 

Investigaciones

La Policía Judicial, Sijín, y la Fiscalía dieron certeros golpes contra el chance ilegal en este 2017. A comienzos de año, en febrero, fueron capturados y enviados a prisión los presuntos cabecillas de la red criminal llamada ‘los Buena Suerte’, dedicada a la venta de chance ilegal en Atlántico, Bolívar y Sucre. 

Junto con los tres supuestos líderes de la banda cayeron otras diez personas a quienes cobijaron con medida de casa por cárcel. 

En julio, en otra operación adelantada por las autoridades, fueron capturados 15 personas dedicadas a la venta, recaudo y coordinación de apuestas deportivas ilegales. 

Y ahora en el mes de octubre cayeron ‘Los Boliteros Millonarios’, como fue identificado el grupo de detenidos que vendían el sorteo la ‘Blanquita’ en Barranquilla, Soledad y municipios de la banda oriental.

El operativo realizado en conjunto entre la Dijín y la Fiscalía Primera de la unidad de Estructura de Apoyo, EDA, dio como resultado las capturas de 21 personas. De todas estas, solo fue enviado a la cárcel Distrital de El Bosque el presunto líder de la organización.

EL HERALDO conoció que solo en el departamento del Atlántico existen 150 denuncias abiertas contra líderes y mandos medios del chance ilegal.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.