Judicial | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
El Heraldo
Cortesía
Judicial

Buscan videos en 15 cuadras para resolver estallido de una granada

Policía investiga si los hombres que lanzaron el artefacto, en el barrio Lucero, son extorsionistas o traficantes de drogas.

Las alarmas de los carros se encendieron y las paredes de la casa vibraron”. Así describió una vecina del barrio Lucero de Barranquilla el momento exacto en el que una granada de fragmentación estalló hacía las 8:30 del domingo en medio de una persecución policial, la cual dejó a un uniformado de la institución lesionado.

A medida que avanzan las investigaciones para esclarecer el atentado, las autoridades van dilucidando las hipótesis que pudo desencadenar el episodio. Es así como el general Ricardo Alarcón, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, señaló que los individuos responsables de la explosión accionaron un granada tipo IM-26, de acuerdo con las partículas encontradas en la carrera 36 con calle 50, lugar donde se registró la detonación.

El comandante detalló que, minutos antes, vecinos del sector avisaron a las autoridades sobre la presencia de dos personas “extrañas” en la zona.

Al llegar los uniformados,  dijo el general, solicitaron una requisa a los motorizados, pero estos huyeron en una moto Honda XTZ, de color azul, y fueron perseguidos por los patrulleros.

Nuestros uniformados siguen detrás de ellos y en esta persecución les lanzan una granada por fortuna sin consecuencias mayores”, señaló Alarcón.

Los delincuentes que accionaron el explosivo iban a cometer algún hecho delictivo, dijo el comandante, y detalló que en esa zona hay comerciantes y un CAI. “No sabemos si son delincuentes que se dedican a la extorsión o al tráfico de estupefacientes”.

Quienes accionaron la granada dejaron tirado en el camino un buzo blanco, con capucha, una gorra blanca y un casco donde a medias se lee la placa de una moto que incluía una O, una G, el número 9 y una C.

El general Alarcón dijo que estos elementos ayudarán en la investigación, así como también realizan un barrido de 15 cuadras a la redonda en busca de los videos con los que se hará un análisis que permitirá conocer los movimientos de los sospechosos antes y después de la explosión.

La granada.

El artefacto lanzado fue una granada  de fragmentación que, según fuentes judiciales, es un arma antipersona que al ser accionada dispersa metrallas en un radio de 11 metros desde el centro de la explosión y puede llegar a esparcir de 900 a 1.200 fragmentos de metal. Tiene una medida de 103 mm y un peso de 440 gramos.

Una fuente judicial consultada por este medio detalló que este tipo de artefactos son diseñados para esparcir fragmentos al explotar “con la única  intención de aumentar las probabilidades de causar daño hacia donde sea lanzada. Este es un tipo de arma de guerra al que solo tienen acceso las fuerzas militares”, dijo la fuente.

“Eso sonó durísimo”.

Un testigo que se encontraba atendiendo su puesto de comidas rápidas en la carrera 35 con calle 50, a unos 20 metros de donde cayó la granada, contó cómo fue el momento del estallido.

“Eso sonó durísimo, nos dejó aturdidos. Yo tenía a varios clientes acá y todos salieron corriendo por la explosión”, dijo el hombre. 

Asegura que en el sitio donde cayó la granada minutos antes había personas que estaban esperando taxis. “Gracias a Dios se habían ido porque de lo contrario la tragedia hubiese sido grande”.

“Pasamos por encima de la granada”
Hader Ternera Gómez, el policía herido, desde la sala de su casa. HANSEL VÁSQUEZ

Sentado en una mecedora blanca, el patrullero Hader Ternera Gómez recordó los segundos en los que su vida y las de dos de sus compañeros estuvieron en riesgo. “Vimos la cosa difícil. Sentimos miedo”, así describió el instante en que sus ojos vieron una granada de fragmentación que estaba a punto de estallar prácticamente debajo de él.

Ternera, su compañero de patrulla, y un patrullero de la Seccional de Tránsito y Transporte habían iniciado una persecución contra una moto azul en la que iban dos hombres a quienes la comunidad señaló de sospechosos.

Iban por la calle 50 a toda velocidad tras los delincuentes y unos metros antes de llegar a la carrera 36 los uniformados vieron cuando uno de los sujetos les lanzó algo.

 “Más adelante aceleran la moto, dejan caer algún elemento, pensamos que era un arma de fuego, pero al pasar por encima de ella nos dimos cuenta de que era una granada que estaba rodando. La habían activado”, recordó el patrullero, quien fue llevado a la Clínica La Merced.

Fue en ese instante en que el miedo se apoderó de los tres policías; sin embargo, el entrenamiento los hizo reaccionar rápidamente. Los conductores aceleraron las motos y lograron pasar al lado del explosivo unas milésimas de segundo antes de que este estallara.

“Fue un momento difícil, de miedo. Veíamos la granada en el piso y, como íbamos a velocidad, no podíamos parar ni ir a otro lado, sino pasar por encima de ella. Afortunadamente no explotó cuando íbamos pasando encima de ella”, afirmó el uniformado.

Aunque Ternera fue alcanzado por varios fragmentos de metal, el daño en su cuerpo pudo ser peor.

La motocicleta tiene un baúl, me protegió por eso. Si no tuviera el baúl, hubiera recibido más esquirlas en la espalda. Cuando vimos la granada, aceleramos. Una granada no es cualquier cosa, uno piensa en lo peor que puede pasar. Vimos la cosa difícil, sentimos miedo”, dijo el funcionario.

En la mañana de este lunes, el patrullero ya estaba en su casa, pero dijo que todavía sentía dolor de cabeza como producto del estruendo del artefacto. “Es un impacto, suena muy duro. Todavía pienso en esos momentos que no se viven a diario”, afirmó.

No es la primera vez que Ternera ha estado al borde de la muerte durante su carrera policial, pues “hace diez años más o menos recibí un disparo en medio de un procedimiento, pero me salvó el chaleco antibalas”.  Aseguró que fue un fleteo que frustró en la carrera 50 con calle 55, Barrio Abajo.

El uniformado es oriundo de Santa Marta, Magdalena, tiene cinco hijos y desde hace 13 años reside en Barranquilla.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Todo lo que usted necesita saber sobre la vacunación contra la COVID-19

Conoce más aquí

Más noticias de:

  • Agresión a policías
  • ataque a policias
  • Ataque con granada
  • Barrio Lucero
  • Granada
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web