De las cinco localidades de Barranquilla, solo en suroccidente y en la Metropolitana cuentan con sedes.
De las cinco localidades de Barranquilla, solo en suroccidente y en la Metropolitana cuentan con sedes. Archivo

Ediles dicen que seguirán su lucha por la descentralización

De los 906 candidatos que se habían inscrito a las recientes elecciones, menos del 10% resultó electo para ocupar un asiento en la Junta Administradora de las cinco localidades de Barranquilla.

Barranquilla

De los 906 candidatos que se habían inscrito a las recientes elecciones, menos del 10% resultó electo para ocupar un asiento en la Junta Administradora de las cinco localidades de Barranquilla.

Los 75 ediles de Barranquilla, entre nuevos y repitentes, se preparan desde ya para lo que será su nuevo periodo: 2020-2023. 

Los 15 representantes de cada una de las cinco localidades tendrán la ventaja de la continuidad en la línea de mando de la ciudad, pero se enfrentan a otras problemáticas dentro de sus mismas responsabilidades que pueda que, después de lo hecho por los sucesores, termine pesándoles durante su cuatrienio. 

Las dudas de la ciudadanía sobre la relevancia de su labor, su posibilidad de influir directamente en las decisiones e inversiones en las localidades y su contrapeso o apoyo a las medidas tomadas por el alcalde electo Jaime Pumarejo, hacen parte de los aspectos que estos líderes políticos deberán sortear durante su periodo.

Además, muchos aspirantes llegaron a admitir en su momento que los honorarios que recibe un edil ($8.000. 000) hizo que muchos se lanzaran a ocupar este cargo político. De allí el elevado número de inscritos a las elecciones locales (906 aspirantes). De ellos, menos del 10% de ellos se sentará en las sesiones que iniciarán en 2020. Jóvenes, adultos y adultos mayores se le midieron al reto de convertirse en ediles, cargo apetecido también para quienes desean iniciar su trayectoria política.

Por esto, por la inexperiencia, muchas veces se critica a los ediles, que –según argumentan– “tienen las manos atadas” a la hora de intervenir directamente en las localidades, pues –manifiestan– requieren que sea el Distrito el que ejecute los proyectos y estrategias que “ellos mismos plantean” en el Suroccidente, Suroriente, en la Metropolitana, Riomar y en Norte-Centro Histórico. Aunque, como muchos de ellos son repitentes, los aprendizajes del periodo pasado deberían cambiar el panorama para el que está a punto de empezar.

“Aunque las Juntas Administradoras Locales llevan ya establecidas un tiempo en nuestra constitución, el cargo de edil es aún nuevo para mucho de los colombianos. Pocos conocen la importancia que tiene la JAL en las ciudades y en el país. Por eso queremos fortalecer esa labor y dar a conocer nuestro trabajo”, dijo Carlos Tulena, edil.

Otro de los retos para los ediles 2020-2023 será seguir abogando ante el Distrito frente a la construcción de las sedes de las Alcaldías locales de cada localidad. Hasta la fecha, solo Suroriente y Metropolitana cuentan con oficinas y Riomar, Suroccidente y Norte-Centro Histórico todavía deben arrendar espacios para -en el caso de los ediles- sesionar y reunirse cuando sea necesario. En demandas que han hecho los mismos ante EL HERALDO, los recursos “ya fueron asignados”, pero “no se han conseguido los edificios”.

“Necesitamos que la Alcaldía Distrital nos de la importancia necesaria. Es decir, que nos brinde más participación en todos los proyectos de nuestra localidad. Además, no podemos incidir porque no tenemos las herramientas como los fondos locales que nos permitan ejecutar proyectos y así mostrarnos más frente a la comunidad”, explicó Luis Rodríguez, edil del suroriente.

Entre las peticiones y argumentos manifestados por los ediles durante el periodo anterior está la descentralización del poder, muchas veces -según denunciaron- concentrado en el ente central de la ciudad, representado en Barranquilla por la Alcaldía, lo que les impide ejecutar proyectos en beneficio de las comunidades 

Con respecto a la descentralización, otra de las pujas de los ediles, los nuevos y repitentes deberán aclarar su posición frente al tema, que -los elegidos en el periodo anterior- tanto pidieron. En caso de que a nivel nacional se les entregue mayor influencia y control sobre las localidades, los ediles se convertirían en un ente con mayor relevancia y visibilidad dentro de sus sectores en la ciudad, que es -justamente- la dosis de reconocimiento que muchos han pedido desde hace años.

“Una vez las localidades cuenten con mayor descentralización y fondos de desarrollo local cada proyecto radicado por las Juntas Administrativas Locales podrá ejecutarse a través del alcalde local, generando mayor visibilidad de nuestra gestión y, por supuesto, mayor desarrollo”, indicó Greg Felipe Torregrosa, edil de Norte-Centro Histórico.

Ante quejas e inconformidades de la ciudadanía, que acuden a los ediles para la solución de problemáticas en sus comunidades, estos deben tramitar esas inquietudes a la Alcaldía de Barranquilla, quien finalmente es la que asigna los presupuestos de los fondos locales y autoriza las operaciones y proyectos previamente presentados por los actores políticos de cada una de las localidades.

Para hacer estos procesos más eficientes, los ediles piden continuar con los procesos de descentralización y desconcentración del poder político en Barranquilla, que se han ido potenciando con la construcción de las sedes de las Alcaldías Locales, a las que los ciudadanos asisten ya en Suroriente y en la zona Metropolitana.

 

Localidad Norte-Centro Histórico
Andrés Ballesteros y Greg Felipe Torregrosa.
Andrés Ballesteros y Greg Felipe Torregrosa.

Entre los retos principales para los ediles de esta localidad están los temas de seguridad y educación, según manifestaron Greg Felipe Torregrosa y Andrés Ballesteros, dos de los más votados de los comicios del pasado 27 de octubre. Para ambos, en estos temas se debe priorizar en las inversiones para así modernizar la función de la Policía, mejorar el tema de los frentes de seguridad y fortalecer a la ciudadanía. También, aumentar la presencia de niños y adolescentes en las aulas de clase, apalancando la educación en la infraestructura deportiva de la localidad. Para Ballesteros, el objetivo es “estar muy pendientes” del aprovechamiento “ordenado y respetuoso” de estos escenarios. Otro de los puntos a reforzar en la localidad, según indicaron, es el tema de la salud, para lo que proponen alianzas directas con la Secretaría de Salud del Distrito.

Localidad Suroriente

El problema más grande que enfrenta la localidad Suroriente es la inseguridad, situación que han intentado combatir con las nuevas oportunidades de acceso a la educación de los más jóvenes. El objetivo para los ediles es el de cambiarle la cara al sector, como lo manifestaron Luis Rodríguez, Osvaldo Díaz y Esmirna Molina, tres de los elegidos para integrar la Junta Administrativa Local entre el 2020 y el 2023. Para ellos, la posibilidad de contar con mayor influencia y poder de decisión dentro de la localidad, “que está frenado por el poder central”, les permitiría tener incidencia en los diferentes proyectos en materia de seguridad que tienen en mente para el Suroriente. Asimismo, el tema de la población migrante, asentada en varios de los barrios de esta zona de Barranquilla, también hace parte de la agenda, no solo de los ediles, sino también del que sea nombrado el nuevo alcalde local.

Localidad de Riomar
Alejandro Botero y Luis Felipe Durán.
Alejandro Botero y Luis Felipe Durán.

Según Alejandro Botero, nuevo edil de Riomar, para la localidad vienen “muchos proyectos”, entre los que se plantea la mejora de la situación de la ciénaga de Mallorquín y la ejecución de los senderos ecológicos en la zona. Para él, lo más importante será “velar para prestar atención a los barrios más necesitados”. En Riomar, Las Flores y la Playa, son considerados por los nuevos ediles como sectores que necesitan una intervención “inmediata” con respecto a la “insuficiencia” de los servicios públicos en ellos. 

Por otro lado, el reto también lo asumirán “asistiendo a todas las sesiones” y “trabajando por la localidad”, colaborando con las medidas que apruebe y los lineamientos que siga el alcalde local de Riomar, una de las localidades con mayor variedad en cuanto a estratos socioeconómicos se refiere. Esa diversidad implicará la aplicación de diferentes políticas en los barrios.

Localidad Metropolitana
Carlos Tulena y Enrique Blanco.
Carlos Tulena y Enrique Blanco.

El objetivo de los ediles de la localidad Metropolitana es “mejorar la calidad de vida de sus habitantes”, según indicó Carlos Tulena, a través de la creación de proyectos que promuevan la cultura ciudadana y la vigilancia de las inversiones realizadas con recursos públicos. “Quiero que del sur de Barranquilla se hable bien”, agregó el edil, quien también desea que los jóvenes se vinculen a centros de estudios y practiquen deportes, “aprovechando los escenarios que ya existen en la ciudad”.

Por su parte, Enrique Blanco, edil de la localidad, se refirió a la reivindicación del tejido social como una prioridad en la Metropolitana, con proyectos que permitan el crecimiento profesional de los trabajadores y el desarrollo de los más pequeños a través del deporte, el arte y la cultura, varios de los ejes de lo que la JAL de esta localidad quiere para el sector.

Localidad Suroccidente
Whitman Percy y Osvaldo Herrera.
Whitman Percy y Osvaldo Herrera.

Para los habitantes del suroccidente de Barranquilla, la atención en servicios públicos debe ser una de las prioridades para los ediles y la nueva administración de la ciudad. Según explicó Whitman Percy, edil, en sectores de los barrios Los Ángeles 2 y la Pradera el alcantarillado es “inexistente”, lo que no dista de la “ineficiencia” de las redes eléctricas, según manifestó. Además de esto, entre las denuncias realizadas por Percy, y lo que es un reto para los ediles, también está la “poca presencia policiva” en la localidad, lo que, amparado en los “pocos programas de la administración” han agravado la inseguridad.

El suroccidente, la localidad con más votos en las elecciones regionales del pasado 27 de octubre, tuvo incluso el edil con mayor electorado, siendo este Osvaldo Herrera, con 3.046 votos, el que deberá asumir también el reto de las peticiones de su gente.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Barranquilla
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web