El Heraldo
Cortesía
Sucre

Familiares de Shirley esperan el pago que ella no recibió en vida

Reclaman deuda que el HUS tiene pendiente con la instrumentadora quirúrgica fallecida en el 2017.  Gerente promete revisar el caso.

Una dura batalla para que el Hospital Universitario de Sincelejo (HUS) pague sueldos y liquidaciones de 2015 y 2016, más la seguridad social de la instrumentadora quirúrgica Shirley Patricia Carrascal Corena, fallecida el 23 de noviembre de 2017 agobiada por cáncer de colon, libran los familiares de la profesional.

Carlos Carrascal Carrascal, padre de Shirley, guarda los documentos que soportan la lucha que libró la mayor de sus cuatro hijos por ese pago, que ahora espera llegue a los dos hijos de la mujer.

La deuda alcanza casi $20 millones ($19.027.989 exactos), por el trabajo que su hija prestó a mujeres en labores de parto, y en otras cirugías a la que la convocaban.

Al momento del deceso Shirley contaba 36 años, y era madre de dos hijos, el menor de 10 meses. Este último permanece con el  papá, y la mayor en casa los abuelos maternos.

“Eso no se debe hacer nunca, jugar con la salud, con la vida de una persona, lo estoy viviendo en carne propia con mi hija”, dice cabizbajo Carlos Carrascal.

Agrega que Shirley guardó cada una de las 30 planillas de constancia de su trabajó tanto para cooperativas, como para un sindicato y el mismo hospital.

“Si una mujer paría y no tenía para el parto, mi hija le regalaba el paño”, cuenta el padre. “Muchas veces me tocó darle $5 mil para el transporte, para que cumpliera con su trabajo”, añade.

El facsímil certifica la deuda que tienen con la joven que falleció y que trabajaba en el hospital donde se aplicó la primera vacuna contra el coronavirus. Cortesía

La docente Tulia Rosa Corena de Carrascal, madre de Shirley Patricia, también rechaza la indignidad laboral a la que fue sometida su hija.

“Eso viene cojeando, pagan dos meses y cuando van a apartar una cita no tienen salud. No entiendo nada”, agrega.

Los documentos dicen que la instrumentadora quirúrgica trabajó directa e indirectamente con el Hospital Universitario de Sincelejo, el centro asistencial donde el Miércoles de Ceniza se aplicó la primera vacuna contra el coronavirus en Colombia.

Estuvo vinculada a través de la cooperativa Recursos Activos, y también con el sindicato Sintrasohop.

Carrascal Carrascal invita a Inés Bernarda Loaiza Guerra, actual interventora del hospital, nombrada por el Gobierno hace casi dos años, a que constate las necesidades que sufren los trabajadores por falta de salario.

“Todo el personal del hospital es contratado por cooperativa, incluso el aseo, todo lo que se mueve es por cooperativa. Y a las cooperativas tendrán que ponerles un tatequieto”.

“Se la llevó la corrupción”

Carlos Carrascal Corena, hermano de Shirley, asegura que a ella no se la llevó el cáncer: “A mi hermana se la llevó la corrupción”, sentencia.

“No se pudo hacer chequeos médicos porque la cooperativa que la contrató no pagaba la seguridad social”, manifiesta, y agrega que a quienes entran en cese actividades para reclamar sus sueldos los despiden”.

EL HERALDO consultó a Inés Loaiza, agente interventora del HUS sobre la deuda con Shirley, y respondió que no tenía conocimiento de esto, y se comprometió a revisar para dar a conocer la situación una vez obtenga la información.

Por su parte Cruz Luna, una de las secretarias de Sintrasohop, anotó que esa deuda y muchas otras están incluidas en una demanda que le instauraron al HUS para que les pague a ellos y estos a su vez responderles a las demás personas, entre ellas Shirley.

Esto último lo quisimos corroborar con el gerente de Sintrasohop, Cherlon Menco, pero no respondió las llamadas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.