Política | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Antanas Mockus, exalcalde de Bogotá.
Archivo
Política

"El blindaje jurídico me parece impecable": Mockus en respuesta a Uribe

Mockus niega apoyar la resistencia civil de Uribe. Cree que Colombia ya ha pagado un alto precio por la guerra y está lista para pagarlo por la paz.

El exalcalde de Bogotá Antanas Mockus publicó una reflexión en Semana.com como respuesta a la resistencia civil frente los acuerdos logrados entre Gobierno y Farc convocada por Álvaro Uribe. En redes sociales ha circulado una imágen que representa el supuesto apoyo de Mockus a esta iniciativa, y es el mismo filósofo quien pide que circule otra imagen en la que sostiene un cartel que dice "La paz es a victoria de las víctimas" que manifiesta su verdadera postura.

Tomada de Semana.com

Mockus elogia el blindaje jurídico adoptado en días pasados para proteger los acuerdos logrados por las partes negociadoras en La Habana y dice que es "tiempo de dejar atrás los atajos de la violencia y la trampa". 

"Todo el mundo sale ganando. El blindaje jurídico me parece impecable y responde bien a la enorme desconfianza que todavía existe entre la ciudadanía, el gobierno y las FARC", afirma el exalcalde.

Agrega que un Acuerdo humanitario es una obligación para al país, pues está contemplado dentro de un derecho reconocido en la Constitución nacional. "La paz, entre otras cosas, es la aplicación del artículo 11 de la misma Constitución que dice: 'El derecho a la vida es inviolable. No habrá pena de muerte'", afirma.

Este es el texto:

La paz es la victoria de las víctimas: Antanas Mockus.

Por fin comprendimos que la paz consiste en amarrarnos las manos. Mediante lo acordado, ambas partes se imponen altos costos en caso de incumplimiento.

Algunos expertos explican lo que es una Constitución como un sistema de compromisos previos adoptados en momentos de cordura para evitar extralimitaciones en momentos de locura: Pedro sobrio aprovecha el momento de sobriedad para evitar emborracharse, acordando medidas que hagan más difícil y costoso dejarse llevar por la tentación de embriagarse.

Todo el mundo sale ganando. El blindaje jurídico me parece impecable y responde bien a la enorme desconfianza que todavía existe entre la ciudadanía, el gobierno y las FARC.

Los colombianos encontramos en nuestro ordenamiento constitucional vigente (“la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento”) no solo la posibilidad de celebrar un Acuerdo humanitario, sino la obligación de hacerlo y protegerlo.

La paz, entre otras cosas, es la aplicación del artículo 11 de la misma Constitución que dice:  “El derecho a la vida es inviolable. No habrá pena de muerte”.

Un hecho puntual: alguien me ha hecho el favor de circular en las redes sociales un fotomontaje que me muestra sosteniendo un mensaje mediante el cual me sumo a la resistencia civil convocada por el ex presidente Uribe.

Trato aquí de aplicar la metodología de la comunicación no-violenta (hechos, sentimientos, necesidades y requerimientos). Como eso no es cierto, me siento mal y les pido a quienes me atribuyeron ese mensaje que lo recojan y cuelguen la imagen que sí me representa.

Adjunto la foto original en la que sostengo un afiche en letras rojas sobre fondo papel periódico. El mensaje es mucho más corto y podría servir de tema de reflexión, para las víctimas, para los amigos de la paz, para los amigos de Uribe y sobre todo para los ciudadanos pesimistas o indiferentes.

El mensaje original es muy simple: La paz es la victoria de las víctimas.

Todos los colombianos nos podemos beneficiar con la paz, pero quienes más ganan con una paz estable y duradera doblemente amparada –desde adentro y desde afuera- son las víctimas. Se rompe así el infernal ciclo intergeneracional por el cual los hijos de una violencia se ven destinados a vivir la siguiente.

Colombia estrena una manera ejemplar de resolver sus problemas, poniendo de testigo y garante a la comunidad internacional, reconociéndole una autoridad extraordinaria a su Corte Constitucional y a su Congreso. Que una transición como la que estamos viviendo lleve a decisiones democráticas que cambien en algún grado a la sociedad colombiana no nos debería dar miedo.

Hemos pagado altos precios por la guerra, debemos estar dispuestos a pagar un precio por la paz. Somos más fuertes y mejores de lo que casi siempre hemos creído. Es tiempo de madurar. Tiempo de comprender. Tiempo de dejar atrás los atajos de la violencia y la trampa.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Antanas Mockus
  • Álvaro Uribe Vélez
  • Diálogos en La Habana
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web