El Heraldo
Miembros del CTI de la Fiscalía realizan el levantamiento de los cuerpos en la Troncal del Caribe.
Magdalena

Horror en Gaira: un mes de la muerte de seis jóvenes en la vía

Hoy se cumplen 30 días del fatídico accidente en la Troncal del Caribe que habría ocasionado Enrique Vives Caballero, quien está recluido en la cárcel de Ternera.

Eran las 12:50 de la madrugada del lunes 13 de septiembre en la Troncal del Caribe, sector de Gaira, cuando una camioneta blanca, con las luces apagadas y chirreando los neumáticos en forma de zigzag, según autoridades departamentales y testigos, mandó por los aires y desperdigó por toda la zona los cuerpos de siete jóvenes que caminaban por la berma central del camino. Seis murieron en el acto y uno más, de 14 años, sobrevivió. Todos acababan de salir de una fiesta y estaban prestos a ir a otra. Un puente peatonal estaba a solo unos metros.

La escena fue dantesca. Una de las extremidades de una mujer había sido arrancada de un tajo del resto del cuerpo, que se halló unos metros más adelante. Otro cuerpo quedó encima del platón del vehículo, y los demás quedaron desfigurados, lacerados y llenos de moretones. Todo era sangre, histeria colectiva y desconsuelo general. Todo el barrio salió a la calle. Todo el barrio vio la escena.

Y, por poco, casi todo el barrio lincha a Enrique Vives, el empresario samario que conducía la camioneta y quien tuvo que ser custodiado por la Policía Nacional para que no fuera lastimado por la enfurecida turba.

Las últimas imágenes de los jóvenes con vida.

Por otro lado, el estado en que quedó la camioneta blanca Toyota Hilux gris modelo 2013, de placas MXL-186, dejó en evidencia la magnitud del golpe. Un informe técnico presentado por Alex Fernández Harding, abogado de Vives, reveló más tarde que el vehículo sufrió hundimiento del capó, desprendimiento del bómper delantero y el panorámico destruido.

“Iba por el carril izquierdo de la vía que es doble calzada y me sale un grupo de muchachos que no vi”, dijo Enrique Vives tras una dilatada y extensa audiencia de imputación de cargos.

“Fue un accidente que ninguno de los afectados quería que sucediera. Yo en mi corazón siento que soy inocente, que oro mucho por la familia de los muchachos desaparecidos y que traté de hacer lo mejor posible para que ellos se dediquen este tiempo a Dios”, agregó.

Fue una semana dura para los gaireros. Rafaela Petit, María Camila Martínez, Laura de Lima, Camila Romero, Elenoir Romero y Juan Álzate fueron sepultados días más tarde en el cementerio San Jacinto tras unas multitudinarias marchas de protestas.

Por otro lado, la Fiscalía, a través de su directora en Santa Marta, Diana Quiñónez Daza, reveló detalles de los elementos probatorios a efectos de lograr la solicitud de medida de aseguramiento contra Enrique Vives.

Según el ente, “había una multitud de personas y los cuerpos regados en medio de la carretera, desmembrados varios de ellos, dejando la constancia de que en el platón de la camioneta en que se desplazaba el señor Vives Caballero se encontraba uno de esos cuerpos”.

Aunque no se dijo cómo habría ido a parar este cuerpo a la parte trasera del vehículo, se indicó, hipotéticamente, que el fuerte golpe lo habría levantado por los aires y en la caída fue a dar al platón, pues el automotor no se detuvo en el instante del primer impacto, sino que siguió la marcha.

¿En qué va el caso?

Luego de una extenuante, complicada y saboteada semana de audiencias virtuales, que contó algunos días con la presencia de hasta 300 espectadores, la juez Olmis Cotes, del Juzgado Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Santa Marta, dictó medida de aseguramiento en centro carcelario contra el empresario Enrique Rafael Vives Caballero, por ser el presunto responsable de haber arrollado a siete personas en el sector de Gaira (Magdalena).

La decisión, que fue aprobada por los representantes de las víctimas, la Fiscalía y la Procuraduría, fue apelada por el abogado Álex Fernández Harding, apoderado de Vives.

Dicha decisión deberá ser definida por un juez de segunda instancia.

Por su parte, la Fiscalía se encuentra en la etapa de un escrito de acusación que deberá presentar. Posteriormente se hará la audiencia preparatoria para darle lugar al inicio del juicio oral.

Por otro lado, la Procuraduría le solicitó a la Fiscalía que traslade el caso a Bogotá con el objetivo de tener mayores garantías durante el proceso.

Enrique Vives, que se encuentra recluido en la cárcel San Sebastián de Ternera, en Cartagena, fue imputado por el delito de homicidio en concurso homogéneo y sucesivo en la modalidad de dolo eventual. La pena va entre 208 meses y 450 meses, es decir entre 17 años y tres meses y 37 años y 5 meses de cárcel.

“Cada día que pasa sentimos mucho más el vacío. Para nosotros lo ocurrido parece que hubiera sido apenas ayer”, dijo Armando Alzate, papá de Juan Diego, uno de los fallecidos.

El hombre aseveró que no tiene detalles de lo atinente al asunto jurídico y legal, pues “esto es del resorte de los abogados”. “Ellos son quienes pueden referirse al tema, lo nuestro es convivir con un eterno dolor”, anotó.

En este sentido, el abogado Rodrigo Martínez señaló que de los avances en este primer mes puede decirse que “la aseguradora pidió que le enviaran las cuentas y estamos a la espera de eso”.

Sobreviviente

Quizás en este primer mes del siniestro, la única noticia alentadora fue la recuperación de Brian José Añez Feneite, de 14 años, el único sobreviviente, quien fue dado de alta de la Cĺinica Cehoca el 23 de septiembre.

El 4 de octubre habló, y aunque dijo que no recuerda muchas cosas, señaló que fue su tía Rafael Petit –una de las víctimas– quien le salvó la vida.

“Ella me empujó”, comentó.

“Íbamos de mi fiesta, para otra fiesta, de un amigo. Iban seis conmigo, mi tía, una amiga, dos pelaítas más y dos pelaítos, veníamos jodiendo, disfrutando, venían hablando y la vaina. Uno jugaba conmigo. Veníamos caminando para salir a la vía y no me acuerdo más”, contó el joven, quien reiteró que no tiene mayores recuerdos.

En total, el joven de 14 años estuvo dos semanas en cuidados intensivos tras el accidente.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.