El Heraldo
Barranquilla

“Hay que buscar alternativas para recuperar lote de Plaza de la Paz”

En el lote se encuentra este aviso en el que se informa de la construcción multifamiliar.

Para el obispo Auxiliar de Barranquilla, Monseñor Víctor Tamayo, la iniciativa visionada en los años 80 por gobernadores y alcaldes de la época de extender la Plaza de la Paz hasta la calle 47 frente al Banco de la República, se ha visto truncada por descuido, pues se dejó pasar el tiempo y todo indica que con el transcurrir de los días quedó sin vigencia la declaratoria de utilidad pública de esos inmuebles.

Monseñor Tamayo recordó que en 1986, el Concejo Municipal declaró el sector de utilidad pública a través de un acuerdo para adquirir predios de las calles 53 a la 47 entre carreras 45 y 46”.

“ Creo que nos descuidamos porque ese acuerdo del 86 declaró de utilidad pública toda la zona y tengo entendido que la vigencia es de 10 años. Una parte fue adquirida precisamente para la visita del Papa Juan Pablo II, pero en la otra parte no se hizo nada, eso quedó libre y muchos particulares compraron”, expresó Tamayo.

Agrega que no sabe cuál es el procedimiento jurídico a seguir, pero confía en que el Concejo o las autoridades distrital y departamental estudien alguna alternativa para que puedan recuperar de nuevo este lote, en el cual hubo varios talleres de mecánica y en el que hoy se tiene proyectado la construcción de tres torres de 15 plantas más altillo.

“Mi ideal siempre ha sido ver la Catedral unida hasta el Banco de la República, con unos caminos y avenidas arborizadas, con columpios para los niños y unos puentes sobre el arroyo de la 48, pero no sé jurídicamente cómo está la cosa, creo que la utilidad pública ya se perdió”, afirma Tamayo con un tanto de frustracción, pero espera que ojalá este lote sea adquirido de nuevo por el Estado y se construya un parque como regalo a Barranquilla en sus 200 años.

“Ojalá en ese sitio se haga el Parque del Bicentenario con un gran mapa del Atlántico donde los visitantes puedan encontrar en un solo lugar todos los municipios del Departamento”, agregó.

Sobre el tema, Jaime De Biasse, presidente de la Asociación de Arquitectos del Atlántico, dijo que en febrero del año 1986 el Concejo Municipal de Barranquilla expidió el Decreto 002 por medio del cual declaró la utilidad pública de una serie de inmuebles para la construcción de la Plaza de la Paz, de los cuales hacía parte la manzana comprendida entre las calles 47 y 48 y las carreras 45 y 46.

“La declaratoria de utilidad pública tiene una vigencia de 3 años, lapso en el cual la entidad estatal debe utilizarlo para la obra que se piensa realizar en beneficio de la comunidad. Si en este lapso la entidad estatal no hace uso de la declaratoria de utilidad pública, el inmueble vuelve a adquirir las condiciones establecidas en las normas de planeación o de los planes de desarrollo, especialmente en el uso del suelo, perdiendo el carácter de utilidad pública establecido en el acuerdo”, explicó.

De Biasse agregó que precisamente esto es lo que está sucediendo con la licencia de construcción para un conjunto multifuncional en la mencionada manzana. En consecuencia, las actuaciones del Estado y en consecuencia, de la Curaduría respectiva que otorgó la licencia ha procedido de conformidad con las normas vigentes sin incurrir en irregularidad.

Mario Martínez, miembro de la Veeduría Ciudadana Visión Vital, dijo que el espacio para la ampliación de la Plaza de la Paz fue vendido en la administración del entonces gobernador Eduardo Verano a unos constructores independientes, en contravía de lo proyectado para la ciudad.

“No sabemos porqué permitió esto si él siendo Gobernador nos expuso un video, una presentación en la que nos mostraba que la Plaza de la Paz llegaría hasta ese lote contiguo al Banco de la República”, dijo Martínez al enfatizar que tiene en su poder documentos y el video que muestran que el Gobierno Departamental si contemplaba la expansión de la Plaza. “A nosotros no solo nos preocupa el sobrecosto de la obra por más de 6 mil millones de pesos, sino que se acabó con ese pulmón verde de la ciudad. Ellos se comprometieron a sembrar diez árboles por cada árbol tumbado, pero eso no se ha hecho”, precisó.

Por Alexandra De la Hoz

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.