Judicial | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Fachada del el restaurante ‘El Malecón de Las Flores’, donde ocurrió el crimen.
Cortesía.
Judicial

Las sombras detrás del crimen del comerciante en Las Flores

Lío de tierras, extorsión y amenazas son las hipótesis que investigan las autoridades por el homicidio de Julio César Polanía.

El asesinato de un comerciante en el barrio Las Flores, la tarde del pasado domingo, hizo que uniformados de la Sijín, Sipol, CTI y de la patrulla del cuadrante llegaran a la zona del crimen de forma inmediata. Una hora después del ataque, los investigadores ya tenían sobre la mesa las diferentes hipótesis que podrían haber desencadenado el homicidio.

El arma con silenciador utilizada para cometer el asesinato, llenó de incertidumbre a los vecinos de la zona, pues aseguraron que no escucharon ninguna detonación que los pudiera alertar del crimen que se registró en ese sector del noroccidente de Barranquilla, específicamente en la calle 106 con carrera 87.

Julio César Polanía Martínez, de 53 años, recibió un impacto de bala en la zona axilar del lado izquierdo de su cuerpo. Un hombre que descendió de un vehículo Kia Picanto, de color gris y de placas GAV-548, ingresó hasta el restaurante ‘El Malecón de Las Flores’, del cual la víctima era propietario, y le disparó.

“Ellos llegaron como unos clientes más, por eso no levantaron ninguna sospecha; además, que el disparo ni se sintió”, contó un testigo del barrio, quien señaló que la víctima fue llevada al PASO Las Flores por sus familiares, pero ingresó sin signos vitales.

A medida que avanzan las investigaciones preliminares varios datos van saliendo a la luz.

EL HERALDO conoció que el vehículo donde se movilizaron los homicidas había sido alquilado en Bogotá y que en realidad fueron cuatro las personas que lo ocupaban.

“Dos de los hombres se quedaron dentro del vehículo y otros dos se bajaron; uno fue el campanero y otro fue el que disparó el arma”, dijo una fuente judicial ligada a la investigación. Añadió que Polanía había sido víctima en el pasado de cinco atentados más en Barranquilla.

Tras cometer el crimen, los hombres huyeron en el vehículo por la Vía 40. Las cámaras de seguridad de esa arteria vial están siendo analizadas.

Julio César Polanía Martínez. Cortesía

Los avances

El general Ricardo Alarcón, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, aseguró que la víctima tenía antecedentes como denunciante y como denunciado por diferentes delitos.

“Las investigaciones están alrededor de algunas denuncias que había colocado esta persona y otras informaciones que hemos ido recibiendo y recolectado a lo largo de las últimas horas”, manifestó Alarcón.

La víctima además registraba 13 anotaciones judiciales, como indiciado, en el sistema Spoa; varias por invasión de tierras o edificaciones, unas por falsedad en documento y otras por lesiones personales y amenazas.

El alto oficial precisó que la hipótesis en la que se centra la investigación está relacionada con unas denuncias que la víctima hizo por extorsión.

“Las indagaciones se iniciaron y estamos en la fase del análisis de los videos de la zona”, dijo el comandante. 

Los líos de tierras a los que hace referencia el general Alarcón, estarían relacionados con predios que están ubicados en la zona costera del departamento, específicamente en Tubará y en el municipio de Soledad, según contó una fuente.

“La víctima manejaba dinero y era prestamista y fue financiador de varios candidatos de las corporaciones públicas”, detalló el informante. 

Al poco rato de conocerse la noticia del crimen, comenzó a circular una información de que Polanía Martínez no era un simple comerciante de Las Flores, pues su nombre, al ser introducido en los motores de búsquedas de internet, arrojaban una serie de hechos y de investigaciones que lo vinculan con grupos paramilitares.

El homicida portando el arma.

Nombrado en la JEP

El último hecho donde salió a relucir la identidad del empresario barranquillero guarda relación con una declaración que el excongresista David Char Navas rindió ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en noviembre de 2019.

En esa audiencia, Char refirió que su relación con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) comenzó luego de que Julio César Polanía le presentó a Carlos Mario García, alias El Médico, jefe político del exjefe de las AUC Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, cuyo rango de mando estaba en el Bloque Norte de las Autodefensas.

Precisamente, una fuente le comentó a EL HERALDO que con la llegada de ‘Jorge 40’ al país, en septiembre pasado, se estaría “dando una reestructuración” de todo lo que fue su papel dentro del grupo paramilitar.

“El homicidio de Polanía podría estar relacionado con ese reajuste o reposicionamiento que estaría realizando ‘Jorge 40’ en toda la organización criminal que lideraba”, dijo la fuente.

Sin embargo, el comandante Alarcón señaló que la institución “no conoce de algunos nexos que Polanía Martínez podría tener con las autodefensas”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Conoce más aquí

Más noticias de:

  • asesinado
  • Barrio Las Flores
  • comerciante
  • crimen
  • investigacion
  • JEP
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web