Judicial

La odisea para identificar el licor adulterado: un trago difícil de pasar

Tras la muerte de por lo menos tres personas por consumir licor adulterado, EL HERALDO muestra el panorama de este negocio ilegal en el Atlántico.

Hay una fiesta en un barrio popular. La alegría es la protagonista mientras que cada éxito musical anima a que alguien diga “¡sírvelo!”. Los tragos van de mano en mano en pequeños vasos desechables y quienes los toman arrugan el rostro. Pasan el líquido ardiente como si nada más importara y siguen con la rumba, sin darse cuenta de que lo que están tomando es un veneno que los puede llevar a la muerte.

Este pudo ser el caso de los hombres fallecidos en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Porvenir, de Soledad, tras ingerir licor adulterado en las festividades de Fin de Año en el barrio La Concepción, del mencionado municipio.

El hecho puso en alerta a la comunidad, pues ahora más que nunca está latente la amenaza de que un trago de licor adulterado servido en un momento de diversión puede costar la vida. 

Sustancia peligrosa

Agustín Guerrero Salcedo, médico toxicólogo, aseguró que el consumo del licor elaborado rudimentariamente es peligroso para la salud del consumidor y más aún cuando una de las sustancias utilizadas para la elaboración de estas bebidas es el alcohol metílico. 

“Se conoce con el nombre de metanol y no se puede ingerir porque tiene un sabor desagradable que limita su aceptabilidad, pero cuando le hacen manejo adicional, como lo realizan los inescrupulosos, puede pasar desapercibido. Estas bebidas adulteradas tienen una difícil prevención o control y, desde luego, traen riesgos para la persona que pueden causarle secuelas como dejarla sin visión o llevarla a la muerte”, dijo el experto. 

El médico explicó que el tiempo en que tienden a aparecer los síntomas luego de consumir la sustancia podría variar desde la inmediatez hasta horas posteriores. Además, que la sintomatología es muy parecida a una resaca común. 

“Vómitos, dolores de cabeza, sudoración, debilidad general, pero cuando es por el alcohol adulterado estos síntomas son mucho más intensos. Es un estado de embriaguez que no se quita con los remedios comunes que utilizan las personas para aliviarse y en ocasiones vienen acompañados de la agudeza visual, es decir, comienzan a ver borroso o nublado, incluso llegan a los centros de salud ya completamente ciegos”, relató. 

Delito casi perfecto

Las autoridades señalaron que el control de este negocio ilícito es muy complicado debido a que cada vez las organizaciones criminales que viven de la venta del “ron chimbo” se las ingenian para no ser detectadas y utilizan máquinas sofisticadas que simulan casi a la perfección una botella legal.

El patrullero Nelson Hortúa, perito en documentología y grafología forense del Laboratorio Regional de Policía Científica y Criminalística número 8, detalló que de un litro de licor original las bandas delincuenciales pueden sacar de 10 a 15 botellas adulteradas que pasarían desapercibidas debido a que su apariencia es muy similar a las legales, y por eso la Policía utiliza equipos de alta tecnología para determinar su originalidad.

“Para una persona es complicado identificar el licor ilegal”, Nelson Hortúa, perito de la Policía.
Máquinas utilizadas para la elaboración de las bebidas ilegales.

“Nosotros determinamos si es legal en cuanto a las etiquetas, estampillas, al capuchón de seguridad, el envase y a las características de seguridad que traigan los elementos que componen la parte física. Además, cada una de estas etiquetas trae un sistema de impresión que tiene un relieve en las letras. La que ellos falsifican no traen este tipo de seguridad, sino una etiqueta lisa que la hacen con papel común”, explicó el perito, quien enfatizó en que la concentración de las tintas, la calidad y nitidez de las imágenes también son importantes en la detección del licor adulterado. 

Hortúa también aseguró que es difícil que un consumidor se dé cuenta de que la botella fue manipulada, ya que necesitaría todo un equipo de última tecnología a la mano para verificar, pero destacó que hay herramientas que ayudan a comprobar si es legal, aunque cuentan con un margen de error. 

“Por medio del código QR que está en la estampilla sería un poco más confiable porque es único, pero si es adulterada y hacen 100 o 200 copias de un código original para las botellas pues todas van a salir registradas y la persona va a pensar que es un producto original”, explicó. 

Además de la falsificación de etiquetas y estampillas, los delincuentes buscan botellas originales vacías para reutilizarlas. Prefieren aquellas que no han sido muy manipuladas en su parte superior para así poder tener certeza de que pasarán desapercibidas ante el consumidor. 

“El capuchón de seguridad tiene que estar fijo, no se debe mover, ya cuando ha sido alterado se abre con mucha facilidad. En ocasiones, cuando estas personas quitan el precinto de seguridad lo pegan con gota mágica para que no se vea, pero adentro ya está el licor adulterado”, señaló el documentólogo y grafólogo forense. 

Respecto a las medidas que deben tomar las personas al momento de comprar el licor, el especialista recomendó que “lo confiable son los almacenes de cadena que entregan factura y que tienen registro de la DIAN e Invima”. 

Desarticulación

El coronel Hugo Molano, comandante del Departamento de Policía Atlántico, explicó que en el 2020 se reportaron 121 casos de esta incautación de licor adulterado, al igual que las capturas de cinco personas y el decomiso de 5.123 botellas adulteradas, avaluadas en 282 millones 326 mil pesos. 

“La Policía Nacional de manera permanente realiza los controles en las carreteras y los establecimientos comerciales con el fin de evitar de que estos alimentos adulterados lleguen al consumidor”, dijo el oficial. 

Las cifras que maneja la Policía Metropolitana de Barranquilla dan cuenta de que el año pasado realizaron cinco operaciones en las cuales capturaron a ocho personas que formaban parte de estas organizaciones delincuenciales.

Uno de los golpes más duros por parte de las autoridades fue en febrero de 2020, en el barrio Las Nieves, sur de Barranquilla, donde operaba una banda dedicada a la elaboración y comercialización del licor adulterado. 

En el operativo las autoridades incautaron 290 envases de licor, 50 botellas de whisky de contrabando y 850 botellas vacías que iban a ser reutilizadas y llenadas con alcohol etílico y colorante en un proceso que incluye el uso de un alambique, mangueras, goteros, tapas y estampillas falsas. 

De acuerdo con la Policía, es necesario que la comunidad informe sobre los alambiques rudimentarios y denuncie los lugares donde expenden licor adulterado para poder adelantar las investigaciones pertinentes y los operativos que permitan disminuir este delito.

Megaincautación de trago ilegal en la capital del país

En diciembre pasado, los investigadores del CTI de la Fiscalía realizaron una de las incautaciones más importantes de licor adulterado en diferentes localidades de Bogotá. Con 30 diligencias de registro y allanamiento desmantelaron varias fábricas que eran utilizadas para la elaboración y comercialización de las bebidas alcohólicas ilegales. 

En total fueron 60 toneladas de insumos recuperados, entre ellos, etiquetas, tapas, dosificadores, cajas, cerca de 300.000 botellas, alcohol y otras sustancias líquidas utilizadas en el proceso ilegal. También se conoció que estas bandas criminales distribuían el producto en distintas ciudades del país como Barranquilla. 

Los elementos eran sometidos a un proceso de lavado en el que se reutilizaban agua, jabón, desinfectantes y blanqueadores en condiciones pésimas de higiene. El material incautado era vendido a discotecas, tiendas de barrios y otros negocios.

Los señalados responsables de este engaño pertenecerían a una misma red: 14 fueron capturados, entre ellos gerentes y directivos de cuatro empresas legalmente constituidas, cuya actividad económica es la venta de licores.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • licor adulterado
  • Licor
  • Decomiso de licores
  • Policía Nacional
  • incautación
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.