El Heraldo
Lugar de los hechos. John Robledo.
Judicial

El doble crimen que encendió las alarmas en Los Ángeles II

Por lo menos cuatro sicarios dispararon contra un grupo de hombres.

Fue un operativo criminal planeado y ejecutado en el momento preciso, quizá por eso dio el resultado que los delincuentes esperaban: disparar, causarle la muerte a su objetivo y huir sin ningún problema.

Fue la noche de este sábado, aproximadamente a las nueve, cuando por lo menos tres sujetos se encontraban dialogando en una vivienda localizada en la calle 112A con carrera 14, barrio Los Ángeles II, en el suroccidente de Barranquilla. 

Hernando Rafael Padilla Aguirre, alias Orejas o El Negro; Leider José Anaya Martínez, de 22 años, y Carlos Jonathan Osorio Marín, de 32, estaban tan concentrados en su conversación que no se dieron cuenta de que la muerte los estaba rondando. 

Lea también: Armas de largo y corto alcance: ¿cómo llegan a manos de grupos ilegales?

Eran unos cuatro sujetos que se movilizaban en una moto quienes ubicaron a las víctimas y posteriormente se les acercaron a toda velocidad, sin darles tiempo de que reaccionaran. Al menos dos de ellos sacaron armas de fuego y empezaron a disparar contra el grupo mientras que los conductores de los vehículos permanecían alerta ante cualquier amenaza y prestos para acelerar tan pronto estuviera listo el ‘trabajo’. 

Padilla Aguirre y Anaya Martínez llevaron la peor parte, pues las balas les afectaron órganos vitales y murieron casi que en el acto. Mientras que Osorio Marín corrió con suerte, pues fue auxiliado y trasladado a un  centro asistencial donde, hasta el cierre de esta edición, los médicos lo mantenían con vida.

La indagación

Un grupo especializado en homicidios de la Sijín se hizo cargo de la investigación que tiene como principal hipótesis un posible ajuste de cuentas entre miembros de bandas delincuenciales dedicadas, entre otras cosas, al tráfico local de estupefacientes y a la extorsión. 

Puede interesarle: Hombre resulta herido tras una riña en el Centro de Barranquilla

El principal indicio que tienen los encargados para sustentar esta teoría son las anotaciones judiciales de alias Orejas o El Negro, de quien se supo tiene en su historial tres registros por extorsión y dos por homicidio. También se conoció que actualmente tenía una medida privativa de la libertad, pero con el beneficio de detención domiciliaria. 

Por su parte, Osorio Marín, quien es natural de Medellín, tiene cuatro anotaciones por porte ilegal de armas de fuego, dos por hurto, una por violencia intrafamiliar, una por lesiones personales y otra por fuga de presos, para un total de nueve. Él también tiene casa por cárcel, según reportó la Policía. 

En cuanto al otro hombre muerto, Anaya Martínez, las autoridades informaron que no tenía anotaciones; sin embargo, están indagando cuál sería su relación con los dos asesinados que tenían un amplio prontuario delictivo. 

Nuevos Costeños

Alias Orejas o El Negro tenía una condena por homicidio del año 2011 y en julio de 2019 fue capturado durante un allanamiento del Gaula en el barrio Los Ángeles II, ya que tenía una orden de captura por el crimen de Rosbel Yoandres Caraballo, ocurrido el 7 de abril de ese mismo año.

Este hombre es hermano de Pedro Gabriel Padilla Aguirre, alias Popo, quien también fue capturado por, presuntamente, ser uno de los líderes de la organización delictiva que se denominó Los Nuevos Costeños y que controló varias ‘ollas’ de droga y las extorsiones en el suroccidente de la capital del Atlántico. 

Igualmente se supo que el papá de estos dos sujetos, Rafael Hernando Suárez Padilla, fue asesinado el 28 de junio de 2019 y en su momento las autoridades creían que el crimen pudo ser una retaliación por el asesinato de Rosbel Yoandres Caraballo o porque en el barrio había una guerra por el control del microtráfico de estupefacientes.

Además: Menor de edad conducía camioneta con la que chocaron policías

Otros dos crímenes

A esa misma hora, pero en el barrio El Pueblito, fue hallado sin vida en el interior de una vivienda Hodaxil Mercado Quintero, de 22 años. Fue en la calle 115 con carrera 10. La Policía Metropolitana de Barranquilla anunció que se encuentra indagando los móviles del hecho. 

Casi 16 horas antes, Luis Pacheco Blanco fue asesinado a bala por dos sujetos en moto cuando caminaba por la calle 106 con carrera 14, barrio La Paz, suroccidente de Barranquilla. Las autoridades señalaron que están buscando el paradero de los homicidas, pues estos serían reconocidos en el sector. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.