El Heraldo
Suministrada
Entretenimiento

Murió Luis Cantillo, propietario del picó El Isleño

El picotero falleció en la mañana de este sábado debido a un paro respiratorio. 

Un paro respiratorio silenció los parlantes de Luis Eduardo Cantillo, propietario y fundador del tradicional Picó El Isleño.

El gremio picoteril llora la partida de aquel hombre que recuerdan como un ser “muy sereno y entregado a la música”. El hombre falleció a las 9:00 a. m. el pasado sábado.

El barranquillero de 72 años nació y vivió toda su vida en la calle 23 con carrera 23 entre los límites del barrio Rebolo y Las Nieves. “Era operado de corazón abierto, duró 12 días internado y le dio para respiratorio”, cuenta uno de sus más fieles amigos de infancia, Osman Torregrosa.

 “La Orquesta”, así fue apodado por unos años El Isleño, ‘el león de la salsa’, debido a su nítido sonido y su particular clase para animar fiestas y verbenas.

“Su serenidad lo caracterizaba. Aparte de ser mi amigo era uno de mis mejores clientes, yo traje una gran cantidad de LP o acetatos y él era de las primeras personas en comprarme música. Éramos vecinos, nos conocemos desde niño, jugamos bola e’ trapo, jugábamos en el equipo de futbol El Maturín en el Estadio Moderno, siempre fui seguidor del Isleño debido al vínculo que tuve con él y trabajé en la logística del picó. Cuando tenía cuatro parlantes empezaron a decirle “La orquesta” porque de verdad tenía un sonido muy fino y agradable”, sostiene Torregrosa.

Trabajó arduamente por su máquina a la que profesaba un completo amor. 50 años ininterrumpidos de buena música han transcurrido hasta hoy en la trayectoria  del Isleño gracias al trabajo incansable de Luis, un privilegio del que pocas máquinas de la ciudad pueden jactarse.

Comparaba el amor que sentía por su picó solo con el que sentía por sus tres hijos, Nelson, Miladys y Deivy, este último actualmente a cargo de la máquina.

Trajo el nombre de su picó desde Cartagena, debido a que a mediados de los años 60 un equipo de sonido muy famoso con ese nombre había desaparecido y decidió tomarlo.

“Lo del concepto del ‘León de la Salsa’ si fue idea mía, porque quise que la gente lo recordara por su buen sonido, su imagen y la salsa que mandaba en sus inicios”, contó en una entrevista con AL DÍA el pasado mes de mayo de 2019.

Era muy modesto y reconocía que haber llegado a los 50 años del picó no había sido tarea fácil, pues habían picós como El Solista, El Timbalero y El Nuevo Junior, que seguían en la carrera.

Durante sus cinco décadas, Luis contó con cuatro formatos. Inició con un bafle, luego a dos bafles, mutó a fraccionado y retornó a sus raíces con el llamado tipo turbo. Ahora consta de un bafle de seis parlantes que mide 2,10 metros de alto y 1,90 metros de ancho. En el brillo tiene 20 twister y seis cornetas, 12 medios de 2.500 vatios, cuatro máquinas, dos tocadiscos y un reproductor de CD.

Entre su arsenal musical contaba con aproximadamente 3500 LP.

Algunos de sus éxitos

Por la tornamesa de El Isleño pasaron grandes picoteros que con su oído fino pegaron temas que hoy son clásicos verbeneros. Entre los programadores se destacan: Donaldo García, Luciano ‘el Flaco’ Barraza, Luisito Salazar, Óscar ‘la Muñeca’ De la Hoz, Tito Suárez y Jairo Sanjuan. Todos acompañando a Luis en su andar.

Algunos de los discos que pegaron como exclusivos son: ‘El platanal de Bartolo’, de Pupi y su Charanga, ‘Cum Cumbele’, de The New Swing Sextet, ‘Salsa y Control’ y ‘Che manía’ de los Hermanos Lebrón, ‘Los Juegos Infantiles’ de Sensation Combo’s, ‘La caridad del cobre’, de Celina y Reutilio.

En cuanto a música africana se destacaron: ‘La Carroza 1’, ‘El Simalaya’, ‘La Carolina’, ‘El Pambelé’, ‘Mambote 4’, ‘El Mamey’ y toda la música de Miriam Makeba. 
Para Donaldo García, que a inicios de los 70 laboró en este picó, cuenta que El Isleño era uno de los más perseguidos por su sonido nítido.

“Esa fue una época muy bonita en mi carrera, hice dupla con La Muñeca De la Hoz, y pegamos muchos temas como El mama y El mamey, que lo tuvimos como exclusivo cuatro meses. Los duelos más vibrantes fueron con El Coreano de Concepción Hernández, otro especialista en salsa y con buen sonido. La gente esperaba este mano a mano porque ambos teníamos mucha música, venían bailadores hasta de Cartagena. Uno de los toques más recordados lo hicimos con El Coreano en Los Comerciantes en La Alboraya. A nosotros nos perseguían puros bollitos”.

García recuerda a su viejo amigo como una persona muy comprometida con su trabajo, amante de la buena música y una persona muy solidaria. Otra de sus grandes hazañas se suma la amplificación a la orquesta La Verdad del fallecido Joe Arroyo en el municipio de Suan.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.