El Heraldo
Córdoba

Autoridad indígena Zenú en Córdoba reclama el retorno del loro Vitricio

La exótica especie silvestre fue decomisada en un retén de la Policía.

Con el amparo de la Constitución de Política Propia del Resguardo Indígena Zenú, los antiguos tenedores del loro Vitricio pretenden recuperar el ave, que según ellos, tiene más de 40 años convivió con la familia Guerrero Castellano.

El emplumado permanece en poder de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y el San Jorge, CVS, tras ser decomisado en un puesto de control de la Policía.

El Wilfrido Córdoba Talaigüa, capitán menor del San José y La Julia; y sabedor ancestral del resguardo indígena Zenú, en Córdoba y Sucre, indicó que “tenemos una ruta con nuestras propias leyes  y con ellas amparamos a la señora Minerva, quien hace parte de nuestra etnia  y tiene más de 40 años de ser la dueña de Vitricio”.

El animal pertenecía a Minerva Rosa Castellano Charrasquiel, de 102 años, residente en la vereda El Guamo, en el municipio de Cotorra, subregión del Bajo Sinú.

Córdoba Talaigüa continuó diciendo que “nosotros en la etnia Zenú  consideramos a los animales como un miembro más de la familia. Por eso los antiguos capitanes y demás vecinos, conocemos los antecedentes sobre la tenencia del animal durante todos estos más de 40 años por parte de la señora Minerva”, sostiene.

Según los voceros indígenas, ya fue activada la ruta metodológica entre el Cabildo Menor y el Ministerio del Interior para hacer valer su petición.

“Esa ruta metodológica contempla acudir al Tribunal de Justicia Propia y el Consejo de Justicia Propia, que es la máxima autoridad de Gobierno con el Cabildo Mayor Regional”, sostuvo.

Para la etnia Zenú, es necesario que se instale una mesa de trabajo entre las autoridades convencionales y las indígenas, lo que permita agilizar el retorno del animal a sus antiguos tenedores, que actualmente reside en la población de Barbacoas, Momil.

“Yo creo conveniente que se conforme una mesa de trabajo entre la autoridad convencional y la indígena, para que Vitricio regrese pronto a manos de la señora Minerva, que es una mujer de la tercera edad, que al ser separada de su loro, ha comenzado a presentar afectaciones sicológicas por causa de este decomiso de la Policía”, sostiene el Capitán Menor Indígena.

Para los miembros de la etnia Zenú es una falta que Vitricio permanezca en una jaula en las instalaciones de la CVS, pues según ellos, el animal está acostumbrado a vivir suelto por los patios de su comunidad.

“Para nosotros estos animales son un valioso patrimonio, no los maltratamos, nosotros los amamos, no los encerramos, son libres, porque en eso consiste la armonía de nuestra relación con las especies, eso hace parte de nuestra cosmogonía”, indica el Capitán Menor.

 El ave fue decomisada por la Policía, cuando era trasladada hacia un veterinario, por parte de Eliana Guerrero del Toro, de 20 años, nieta de Minerva, y heredera de Vitricio.

 “El pasado 2 de noviembre, día que me quitaron a Vitricio, yo llegué a la Terminal de Transportes de Montería, pero enseguida fui abordada por la Policía Ambiental y me dijeron que me iban a quitar el loro porque eso era tráfico de especies; yo les expliqué que ese loro había estado con la familia por espacio de 50 años, pero no me hicieron caso”, acotó.

La situación ha empeorado de manera radical, debido a que Minerva, en los momentos de lucidez, pregunta por el ave que no la ha vuelto a visitar, aunque aún no le han informado sobre la suerte de la mascota.

“El loro está muy encariñado conmigo, y él no come si no estamos juntos, por eso temo que pueda morir, tampoco hemos querido decirle a mi abuelita, porque se puede poner malita”, señala Eliana.

La familia Zenú insiste en que es necesario cuidar el medio ambiente, pero en su caso se trata de una tradición ancestral por pertenecer a  la etnia indígena.

“A pesar de que lo teníamos en nuestro poder, él nunca ha estado enjaulado, siempre ha sido libre en nuestro patio, le gusta cantar, balancearse en la hamaca”, apunta.

El loro requiere de atención especial, pues debido a su edad, presenta ceguera parcial

“El amor por Vitricio creció durante años, nosotros somos conscientes de que no está permitido tener animales silvestres, pero en este caso el ave estuvo con nosotros desde muchos antes de que en Colombia se regulara la tenencia de estos animales, por eso pedimos que nos lo permitan tener devuelta en la casa”, puntualizó la joven.

Sobre la petición de devolver el animal, las directivas de la CVS informaron que no puede realizar, pues se podrían ver sujetos a una falta por prevaricato.

“El ave fue recibida como parte de un procedimiento de la Policía y hay un registro público de esa acción, entonces para revertirla, sería a través de un fallo judicial por medio de un Juez de la República, porque esta especie se encuentra en vía de  extinción”, indicó la máxima autoridad ambiental de Córdoba.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Córdoba
  • decomiso animales
  • especies amenazadas
  • familiares
  • Policía Ambiental
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.