El Heraldo
Estudiantes caminando por el campus de la sede norte de la Uniatlántico, en el Corredor Universitario. Archivo EL HERALDO
Barranquilla

Luz verde a elección de rector en Uniatlántico

La sentencia del magistrado Carlos Moreno Rubio priorizó la autonomía universitaria para designar candidatos a la Rectoría. Terna de postulados espera sesión del Superior.

La elección de un rector en propiedad para la Universidad del Atlántico (UA) fue destrabada por el Consejo de Estado. Un fallo que se conoció ayer ordenó suspender una medida cautelar que tenía frenada, desde julio de 2015, la designación de un candidato de entre una terna. 

El magistrado Carlos Enrique Moreno Rubio fue el encargado de emitir la sentencia, con fecha del 2 de marzo de 2017. Ordenó levantar la medida cautelar del Tribunal Administrativo del Atlántico, del 7 de julio de 2015. La decisión había sido tomada dos días antes de que el Consejo Superior de la Uniatlántico escogiera un candidato de entre los postulados: Rafael Castillo, en representación de estudiantes y docentes; Carlos Prasca, de los egresados, y Salim Mattar, de los exrectores. 

El profesor Juan Barrios Villarreal y la estudiante Loly Luz de la Asunción fueron quienes presentaron la demanda ante el Tribunal del Atlántico. Pedían que se declarara la nulidad parcial de un artículo (literal h) del Estatuto General de la Uniatlántico. El literal faculta a los miembros del Consejo Superior a presentar un candidato al cargo de rector. 

Según el Estatuto, cada uno de los miembros del Consejo Superior puede presentar un candidato a la Rectoría. Permite que el Consejo Superior designe o remueva de su cargo al rector con el voto favorable de por los menos cinco de consejeros con derecho a votación. 

Así mismo, exige que los candidatos que presenten los representantes de los estudiantes y de los profesores en el Consejo Superior sean escogidos mediante el sistema de consultas internas independientes, una para cada estamento. 

El Consejo Superior está conformado por nueve miembros con voz y voto: el gobernador del Atlántico, un delegado de Presidencia de la República, y otro del Ministerio de Educación. Seis representantes más: estudiantes, docentes, sector productivo, egresados, exrectores, y directivas académicas. También tienen asiento (con voz y sin voto) la Rectoría y la Secretaría General. 

En sentencia de primera instancia, el 26 de agosto de 2016, el Tribunal del Atlántico había declarado la nulidad del literal ‘h’. Lo anterior, bajo el entendido de que los candidatos a rector, por parte de los representantes de las directivas académicas, egresados, exrectores y sector productivo no eran “el resultado de la voluntad unilateral e inconsulta de dichos miembros”. El fallo decía que para la postulación de estos candidatos debían aplicar la misma metodología de consultas internas que los profesores y estudiantes. 

El fallo

El Consejo de Estado reconoció ahora que existe el derecho a la participación de la comunidad universitaria para la elección de todas o algunas de sus directivas, bien sea directamente, o a través de sus representantes ante los órganos de dirección, o por parte de uno solo o algunos de sus estamentos.

Moreno Rubio concluyó, sin embargo, que lo anterior quiere decir que si el Consejo Superior de una universidad, por ejemplo, dentro de su propia autonomía, considera que todas las directivas se elijan por el voto directo de todos los integrantes de la universidad, es decir, siguiendo el principio de una persona un voto, “tal procedimiento resulta perfectamente válido constitucionalmente”.

Además, consideró que es “válido que el Consejo Superior determine que todas o algunas de las directivas se elijan a través de sus representantes ante el Consejo Superior o Académico u otro órgano de dirección”. 

El fallo del Consejo de Estado es el resultado de la apelación presentada el 14 de septiembre por el abogado César Lorduy, representante del sector productivo en el Superior; así como de la Universidad del Atlántico y de Leyton Barrios, en representación de los egresados.

La sentencia del magistrado Moreno Rubio acogió lo planteado en la apelación del abogado Lorduy y la Universidad del Atlántico. Así priorizó la autonomía universitaria de las instituciones públicas de educación superior. Este principio está garantizado en los artículos 69 de la Constitución y 28 de la Ley 30 de 1992. 

Al sustentar las apelaciones, el representante del sector productivo y el apoderado de la Universidad insistieron en que la regulación del proceso de elección es producto de la autonomía reconocida a la institución. Que el tratamiento diferenciado en la proposición de los aspirantes está respaldado en el especial interés que tienen los estudiantes y profesores en las decisiones de la Universidad y que la participación está “garantizada para los distintos estamentos en el Consejo Superior”. 

Fue así que el magistrado decidió que el análisis que del Consejo estuviese circunscrito solamente a los aspectos relacionados con la vulneración del principio de igualdad y del derecho a la participación. Concluyó que el actual Estatuto de la universidad “no desconoció” el principio de igualdad previsto en el artículo trece de la Constitución.

Reacciones

El abogado Lorduy aseguró que el fallo permite que la Universidad retome el momento en el que el Consejo Superior iba a elegir un rector titular, de la mencionada terna. Sostuvo que el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, tendrá que incluir en la agenda de una sesión del Consejo Superior la votación para elegir rector, esto, una vez sean notificadas del fallo todas las partes del proceso. Este procedimiento se cumplió anoche.

“La sentencia es una buena noticia para la Universidad. Ahora puede contar con una institucionalidad estable, en cabeza de la Rectoría, siempre y cuando el Consejo Superior acierte en la escogencia de un rector”, enfatizó Lorduy. 

El gobernador Verano aseguró que la rectoría de la UA “no puede permanecer en interinidad”. “A pesar de todos los esfuerzos que se han hecho por parte de la rectora encargada, Rafaela Vos, esta Universidad no puede permanecer en interinidad. De una u otra manera afecta su proceso de acreditación”.

La Rectoría de la Uniatlántico se encuentra en calidad de encargo desde septiembre de 2014, cuando fue pensionada Ana Sofía Mesa. En su reemplazo entró, como encargado, Rafael Castillo Pacheco, hasta agosto de 2015. También provisionalmente fue designada Rafaela Vos Obeso, quien permanece aún a cargo de la institución.

“Estamos a la expectativa de recibirlo, y acataremos minuciosamente lo que diga. Esperamos tenerlo a la mano lo más rápido posible”, dijo Verano sobre la decisión del Consejo de Estado. 

El Consejo Superior tiene programada una nueva sesión este 14 de marzo. El gobernador no descartó la posibilidad de analizar en ella la designación de rector en propiedad.

“Lo fundamental es resolver la interinidad de la Universidad”: Castillo 

 

Rafael Castillo Pacheco, candidato por los estudiantes y docentes, destacó la sentencia del Consejo de Estado, porque “lo fundamental es resolver la interinidad de la Universidad”. “Ya lleva más de dos años en esa situación y creo que es un tiempo suficiente, para que retome un direccionamiento con un horizonte fijo, de varios años, que solo puede dar un rector en propiedad”.

Castillo sostuvo que los candidatos han tenido “la paciencia” de esperar que la justicia tome una decisión de fondo. “Estoy dispuesto, nuevamente, a presentar mi nombre a consideración de la comunidad universitaria, y especialmente del Consejo Superior, para que tenga en consideración las propuestas que en la campaña pasada presentamos”. 

“La sentencia restablece el principio de autonomía”: Prasca 

 

Carlos Prasca Muñoz, postulado por el representante de los egresados, enfatizó en que el fallo es un “beneficio para la Universidad” y para la educación superior del país. “La sentencia restablece el principio de la autonomía universitaria, que se veía quebrantado cuando agentes externos podían intervenir en las decisiones de la institución. La Constitución y la Ley 30 otorgan ese principio de autonomía”. 

Prasca sostuvo que cuando la Universidad no acude a consultas para postular a otros candidatos distintos al de estudiantes y docentes “no se está vulnerando el principio de la igualdad”. “Celebro que ya haya pronunciamientos de consejeros, en el sentido de respetar la terna existente, que el proceso vuelva al estado que quedó. Sigo dispuesto en la terna”. 

“La demanda del proceso era absurda, fallo era previsible”: Mattar 

 

El docente Salim Mattar, candidatizado por el representante de los exrectores (Antonio Vallejo), dijo estar “complacido” con el fallo porque demuestra que “en el país la justicia llega tarde, pero llega”. “La democracia triunfa después de semejante exabrupto de casi dos años de paralizado el proceso”. 

Aseguró que la demanda del proceso fue “absurda”. “Era previsible que eso iba a suceder. No tenía pies ni cabeza violar la autonomía que le ha dado la Ley 30 a las universidades públicas para hacerse a sus propios reglamentos”. Mattar también expresó estar “dispuesto” a continuar en el proceso para dirigir la Universidad del Atlántico. “El Consejo Superior tendrá que escoger al que consideren que es el mejor rector para dirigir la Universidad”.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.