El Heraldo
Región Caribe

Así será el pedido de perdón de Salvador Arana a la familia de ‘Tito’

El exgobernador de Sucre escogió para su discurso la Escuela de Carabineros Seccional Rafael Núñez.

Más allá del reconocimiento de su participación en el crimen contra el entonces alcalde del municipio de El Roble, Eudaldo León ‘Tito’ Díaz Salgado, y de haberle expresado a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en un documento el pedido de perdón para con la familia de este y con la sociedad por apoyar el proyecto paramilitar y no la paz, como era su deber, el ex gobernador de Sucre Salvador Arana Sus propone un perdón público.

El escenario que ha escogido, y plantea para ello en su propuesta, es la sede de la Escuela de Carabineros Seccional Rafael Núñez, en Corozal, mismo donde ‘Tito’ Díaz, con la dignidad de alcalde, pero suspendido por las procuradurías Provincial de Sincelejo y Regional de Sucre, así como por la Contraloría, anunció el 1 de febrero de 2003 que lo iban a matar.

“Para esa época la víctima se encontraba suspendida por las procuradurías Provincial y Regional, y por la Contraloría departamental, entes con los que las Auc tenían contacto permanente para que sus adversarios políticos fueran sancionados políticamente, de manera que se acostumbraba que los funcionarios acudieran a alias Cadena para que intercediera en el levantamiento de las sanciones e inhabilidades”, relata la JEP. 

‘Tito’ advirtió su asesinato en desarrollo de un consejo comunal que lideraba el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez en presencia de la cúpula de las Fuerzas Militares. Aquella sentencia de muerte tuvo eco en el país de manera rápida y se hizo realidad dos meses después con la desaparición y homicidio del mandatario. El 10 de abril su cadáver fue encontrado a 3 kilómetros de Sincelejo, en la vía al municipio de Sampués, con impactos de bala y la credencial de alcalde tirada en su pecho.

Desde entonces, la familia del mandatario, y de manera especial su hijo mayor, Juan David, empezó una batalla por la verdad que, 18 años después, empieza a dar resultados con el reconocimiento del exgobernador ante la justicia transicional.  Con este sometimiento a la JEP, después de haber negado los hechos y de estar 13 años en prisión pagando una condena de 40 años que le impuso la Corte Suprema de Justicia en un fallo de única instancia, el exgobernador Arana pretende lograr la libertad, estar al lado de los suyos de manera permanente, en especial de sus dos hijos y su esposa, que lo ha acompañado en todo este tiempo.

En su programa de reparación material e inmaterial a favor de las víctimas, Salvador Arana Sus propone, además del acto público de aceptación, perdón, resignificación y redignificación a las víctimas en la Escuela de Carabineros, otras acciones de tipo material.

Su intención con lo primero, le ha expresado a la JEP, es dirigirse tanto a las víctimas indirectas del homicidio –dimensión individual–, como a las víctimas colectivas, como las de Tolú y, en general, del departamento de Sucre –dimensión social–, para así lograr su pedido de perdón y resignificación.  Como medida especial de reconocimiento del valor, importancia y papel de las víctimas como actores centrales, propuso la participación de éstas en la Fundación Sanemos en Paz, para que sean veedoras de los programas de reparación que él liderará, con facultades especiales de control, vigilancia y reporte. En el organigrama de esa fundación, como integrantes de la junta directiva, se prevé la participación de los representantes de las víctimas designados por la JEP.

Habrá presentación de reportes semestrales sobre el progreso de los programas desarrollados, de manera que las víctimas puedan orientar, supervisar y reportar el cumplimiento de los compromisos adquiridos con el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

El exalcalde de El Roble, Eudaldo León ‘Tito’ Díaz Salgado, anunció el 1 de febrero de 2003 que habían un plan para matarlo. Archivo

Propone el diseño de 12 talleres para la promulgación de la verdad, la cultura cívica y la historia del departamento y el pueblo sucreño en Tolú El Roble. En el primero la reflexión giraría en torno a la corrupción de los recursos públicos, mientras que en El Roble, respecto del uso deliberado de la violencia armada como mecanismo de dominación política, por la muerte de su líder. 

Además, adelantará actividades en San Onofre, Los Palmitos, Morroa, Chalán, Colosó, Ovejas, San Antonio de Palmito y Toluviejo, poblaciones afectadas por Farc, ELN y AUC, entre otros. 

Esta propuesta vale más de 42 millones de pesos y el 20 % de ello lo asumirá Arana a título personal y el 80 % lo gestionará a través de donaciones en especie o recursos líquidos por parte de terceros, familiares o amigos.

A El Roble también lo reparará materialmente con un proyecto productivo de 10 hectáreas de maíz y yuca para 20 familias víctimas locales, escogidas en diálogo con la Mesa de Víctimas. Es una forma de reparar a quienes se vieron afectados con la desviación de recursos públicos, atendiendo otras necesidades y carencias de la población. 

Sobre esta propuesta ya se escuchan voces de rechazo desde El Roble, donde la comunidad lo cataloga como una burla y que ello no les va a devolver a su alcalde, por lo que le piden respeto. 

Y, finalmente, Arana le propuso a la JEP una formación de gestores en derechos sexuales y reproductivos para la prevención de embarazos en adolescentes. 

El exgobernador prometió, igualmente, no participar más en política, y, por el contrario, dedicarse a sus profesiones de médico e ingeniero agroecológico. Este último título lo está esperando de la Unad y es parte de su proceso de resocialización.

La voz de la familia

Sobre este nuevo capítulo en el crimen de ‘Tito’ Díaz, su familia, a través de Juan David, médico y defensor de derechos humanos y quien ha sido el más visible en esta lucha, indicó que es un momento muy importante porque es el reconocimiento de la verdad y de pedir disculpas a ellos y limpiar su nombre, dado que, durante todo este tiempo, fueron tildados también de pertenecer a grupos armados y de vincularlo a él, particularmente, con homicidios.

Juan David ha afrontado, en este camino de búsqueda de la verdad, cuatro atentados, 50 amenazas y cinco procesos judiciales en su contra, exilio y 18 asesinados, entre testigos y familiares de estos.

“18 años de mi vida sin derecho a paz ni tranquilidad por el hostigamiento constante, 10 de estos cargando cuatro procesos jurídicos en contra, basados en montajes orquestados de supuesta relación con paramilitares y hasta homicidios. 18 años en los que en muchas partes se me cerraron, sin razón, las puertas a nivel laboral porque nadie se atrevía a darle trabajo al hombre que se atrevió a alzar la voz clamando justicia y enfrentar al poderoso Salvador Arana, a sus paramilitares por su complot y su crimen; que se atrevió, solo revestido de dignidad, a luchar contra la impunidad”, sostuvo el médico, quien espera un primer encuentro con Arana Sus, de manera virtual ante la JEP, el 19 y 20 de agosto próximos.

Ese será un espacio para que el compareciente  exponga los pormenores de la propuesta de régimen de condicionalidad que ajustó, y Juan David, como víctima, pida explicaciones de algunos hechos e indague sobre muchas otras personas que él cree también ayudaron a fortalecer las AUC en Sucre y que no han sido mencionadas hasta el momento, entre ellos, comerciantes, ganaderos y personal del sector salud.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.