El Heraldo
Blanca Pirela Osorio y Luz Dari Cotes.
Cortesía
La Guajira

Rechazo por feminicidios en La Guajira

Las autoridades de Riohacha ofrecen recompensa de $ 10 millones por los responsables del crimen de una mujer wayuu 

Un rechazo generalizado provocaron los tres feminicidios que se registraron en La Guajira durante los últimos cuatro días.

Las autoridades de Riohacha ofrecieron una recompensa de $ 10 millones  por el crimen de Luz Dari Cotes Ballestas, una mujer indígena wayuu que fue encontrada sin vida en un motel, ubicado en  la calle 45C con la carrera 7D, de Riohacha.

El secretario de gobierno, Leandro Mejía Díaz, explicó que la recompensa la ofrece el Distrito por información que conlleve a la captura de la o las personas responsables de este crimen.

“Es preocupante la situación, toda vez que este no fue el único caso en La Guajira, fueron tres mujeres asesinadas en las últimas 48 horas, algo reprochable desde todo punto de vista. Por eso, por orden del señor alcalde, José Ramiro Bermúdez Cotes, estamos haciendo junto con las demás autoridades, que ya tienen algunos indicios, todos los esfuerzos para determinar lo ocurrido en la ciudad”, manifestó el secretario.

Cotes Ballestas desapareció el pasado jueves en la mañana, según denunciaron sus familiares, y horas más tarde fue encontrada en el motel, a donde había llegado en un taxi con una pareja y se alojó en la habitación 4. Se conoció que minutos después el carro abandonó el lugar.

Las autoridades informaron que Luz Dari habría muerto por asfixia mecánica por las señales que le hallaron alrededor de su cuello.

“Más violencia”

La directora de Mujeres, Juventud, Infancia y Adolescencia de Riohacha, Karen Gómez Ávila, manifestó su preocupación por el aumento de la violencia contra las mujeres durante la pandemia por covid-19.

“La emergencia sanitaria decretada hace un año por el covid-19 nos hizo resguardarnos en nuestras casas, lugares que tristemente no han sido espacios seguros para muchas mujeres que experimentan una realidad caótica; no es justo que las mujeres víctimas además de cargar con golpes, malos tratos y, en el peor de los casos, la muerte tengan que enfrentarse a la revictimización al ser expuestas públicamente”, señaló la funcionaria a través de un comunicado.

La gestora social, Belinés Fuentes Meza, también se pronunció por medio de las redes sociales en las que rechazó el hecho y pidió a las autoridades y a la sociedad civil en general prestarle mayor atención a los casos en los que las mujeres resultan víctimas por su condición.

 Otro de los feminicidios se conoció el sábado cuando personas que pasaban por el puente sobre el río Ranchería, en la vía Fonseca-El Hatico, hallaron el cuerpo de una mujer con el torso descubierto y ropa interior de color azul.

La familia logró identificarla cuando vio la foto en redes sociales. Se trata de una adolescente de 17 años de la etnia wayuu que vivía en el resguardo indígena Trupío Gacho, en el municipio de Barrancas.

La Asociación de Autoridades Tradicionales y la comunidad del Resguardo Trupío Gacho rechazaron de manera contundente este hecho y solicitaron la realización de un consejo de seguridad con la presencia del gobernador Nemesio Roys Garzón, la Fiscalía, Defensoría del Pueblo, Secretaría de Asuntos Indígenas y otras autoridades, en el que se definan acciones para esclarecer el crimen.

Consternación

“Este feminicidio del que fue víctima la joven wayuu, miembro de nuestro resguardo, nos tiene consternados no solo a nosotros, sino a todos los pueblos indígenas de Colombia y del mundo, porque la mujer representa para nosotros la vida, la continuidad como pueblo”, manifestó la Asociación.

La secretaria de Asuntos Indígenas de La Guajira, Claudia Henríquez, explicó que en la etnia wayuu la mujer es un ser considerado sagrado y nunca se involucra en la guerra de clanes, ni como objetivo de hechos delictivos o crímenes.

“En el respeto por la mujer wayuu deben estar involucrados los mismos integrantes del pueblo wayuu, la mujer es el espíritu de la familia y de la sociedad indígena porque ella es la que da la vida y merece todo el respeto”, manifestó.

El tercer feminicidio fue el de Blanca Irene Pirela Osorio, de 47 años, quien murió de varios impactos de bala en zona rural del corregimiento de Albania, donde vivía con su hijo de 7 años de edad.

La víctima, de nacionalidad extranjera, había llegado hacía tres años a La Guajira huyendo de la situación de su país.

El gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, expresó: “Desde la Administración Departamental rechazamos rotundamente cualquier acto de violencia en contra de la mujer, por eso hemos dispuesto de estrategias que permitan contribuir con la investigación de los tres homicidios perpetrados en contra de mujeres en La Guajira”.

El comandante de la Policía del departamento, coronel Wharlinton Iván Gualdrón, afirmó que hay un equipo de investigación dedicado a los tres casos y que esperan el apoyo de testigos y de la comunidad para obtener información relevante con el fin de dar con el paradero de los autores.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Feminicidio
  • recopensa
  • Etnia wayuu
  • La Guajira
  • Investigaciones
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web