El Heraldo
Aspecto de la audiencia de imputación de cargos realizada el año pasado, ante un juez, en el Centro de Servicios Judiciales. Archivo
Judicial

Global Brokers: así se fraguó la estafa de $25 mil millones

EL HERALDO conoció la acusación de la Fiscalía contra 13 personas y sus roles en la “estrategia de captación ilegal”. Denuncias en el Atlántico totalizan 403.

La fiscal 36 de la unidad de Patrimonio Económico, Yudi Berdugo, terminó de leer el 2 de febrero el escrito de acusación en contra de las 13 personas investigadas por estafas denunciadas por clientes de la constructora Global Brokers. En la audiencia se conoció que las víctimas que acusan a la firma de timarla pasaron de 370 a 403, como consta en las evidencias adicionadas al expediente. 

Los engaños mediante falsas ventas de casas y apartamentos en procesos de remate superan los $25 mil millones en Barranquilla, de acuerdo con cálculos de la Fiscalía, que solicitó juicio para los procesados por los delitos de estafa agravada, captación masiva y habitual de dinero y concierto para delinquir, en calidad de coautores. 

La audiencia preparatoria al juicio, en la que se decide qué pruebas podrán usar la Fiscalía y los defensores, se iniciará el próximo 13 de marzo ante la jueza cuarta penal del circuito, Gloria Amparo Giraldo Ruíz. 

Actualmente permanecen con medida intramural en cárcel los hermanos Iván Eduardo y Janeth Vargas Gómez, mientras que en detención domiciliaria se encuentran su sobrina Kimberly Hutchinson Vargas, Lourdes María Torres Martínez, Carlos Andrés Leal Chávez, María Mónica Montero Castilla, Gina María Martínez Maestre, Manuel Fernando Banquez Corvacho, Ostap Rafael Tapias Arduz, Gloria Hutchinson Garrido, Rudy del Carmen Rodríguez Arias, José Gregorio Pérez Arteaga. 

Pese a que Pablo Antonio Hutchinson Garrido no fue cobijado con medida privativa de la libertad, debido a problemas de salud, se encuentra vinculado a la investigación y también deberá afrontar el juicio oral en su contra. Por el caso tiene órdenes de capturas vigentes Vedel Antonio Boneth García y Cristian Rymel Yurgaky Rey, señalado cerebro de las estafas junto con Eduardo Vargas. 

Los inicios 

En el escrito de acusación, al cual tuvo acceso EL HERALDO, la Fiscalía documenta cada uno de los roles de los investigados en el entramado de millonarios engaños.
A la cabeza aparecen Yurgaky y Vargas, que mediante escritura pública 2553 de la Notaría 1ra. de Barranquilla constituyeron el 17 de agosto de 2006 la sociedad Global Brokers Asociados Ltda. El 19 de diciembre del mismo año la inscribieron ante la Cámara de Comercio.

Pero al comenzar los problemas por el incumplimiento a los clientes, los socios crearon otras empresas de la misma organización con el mismo propósito y para evadir a la justicia. Fue así como el 15 de julio de 2013 fraccionaron las firmas y registraron en la Cámcomercio el grupo Constructores Aliados S.A.S. y el 13 de enero de 2014, la compañía Alianza Grupo Empresarial.

Los fundadores de esas sociedades fueron Cristian Rymel Yurgaky Rey, con el 48% de cuotas; Eduardo Iván Vargas Gómez, con igual porcentaje; Janeth Vargas Gómez, 1% , María Teresa Boneth García, 1%, y Lina María Urrego Monsalve, 1%. 

Eduardo Iván Vargas Gómez

Es considerado junto a Yurgaky los orquestadores de la organización,  con la cual entró “a la ilegalidad al corromper el objeto del negocio, con el único fin de lucrarse en su propio beneficio y en el de su familia, dada las ansias de obtener de una manera fácil y rápida un incremento patrimonial personal para satisfacer sus caprichos y los de su círculo familiar cercano”.

Vargas intervino de manera directa y a través de sus delegados en la afectación de 403 familias, al igual que en la estafa y captación de 25 mil 427 millones 438 mil 375 pesos, a través del holding (grupo) empresarial. 

La millonaria suma se discrimina así: a Global Brokers Asociados.  17 mil 300 millones 038 mil 375 pesos; a la Grupo Constructores Aliados, $2 mil 434 millones, y al Grupo Empresarial Aliados $3 mil 274 millones 900 mil. 

Los montos, según la Fiscalía, corresponden solo a las denuncias presentadas por víctimas en Barranquilla, sin contar las sumas consignadas por clientes a las sucursales que abrieron en Santa Marta, Cartagena, Valledupar, Montería, Cali y Bucaramanga.

 

Eduardo Vargas intervino de manera directa y a través de sus delegados en la afectación de 403 familias

Janeth Vargas Gómez

Abogada, propietaria y socia de la empresa Global Brokers Asociados ,desde su creación hasta la fecha. Directora jurídica nacional, conocedora de todo el entramado interno de la compañía al estar directamente relacionada con la cadena de atención a los clientes. 

Daba las directrices y establecía los procedimientos y lineamientos jurídicos ante los clientes y la compañía a nivel nacional para frenar los negocios en los juzgados con el fin de cansar a los clientes conocido como cartera asociada, y esperar a que solicitaran la devolución de los dineros invertidos en el negocio, encargándose del entramado jurídico para evitar sospechas y posibles denuncias por parte de los clientes insatisfechos a los cuales les incumplían.

José Gregorio Pérez Arteaga

Administrador de empresas y gerente de Global Brokers. Se encargó de apoyar el modus operandi que terminó con los engaños a 403 personas por parte de la sociedad y del descalabro financiero de la misma. Del 2012 hasta el 2013 lideró a nivel nacional “todo el manejo presupuestal administrativo, comercial”, refiere el escrito de acusación. Además, era quien exigía el cumplimiento de las metas y tenía contacto directo con los directivos comerciales de las oficinas de las otras ciudades. 

En su calidad de gerente suscribió contratos con los clientes y firmó cesiones de créditos y poderes para los abogados. Tomó decisiones de dirección en cuanto a la escogencia y desvinculación  del personal. Daba las pautas de cómo tratar a los clientes, cómo engañarlos y tenía un vínculo estrecho con el centro de atención al cliente, puesto que también fue director de esa dependencia. 

Entre sus funciones estaban la revisión de las firmas de todos los contratos de oferta de seriedad, contratos de gestión o mandato; la revisión de las respuestas por escrito a las quejas y los derechos de petición que presentaban clientes; la revisión y programación de las devoluciones de los dineros de los clientes, atender clientes cuando fuere necesario, y coordinar con la presidencia las políticas de captación de dineros al público para evitar posibles investigaciones. 

María Mónica era una persona sin escrúpulos que no escatimaba en vender  ilusiones a incautos

Kimberly Hutchinson

Hija de Pablo Hutchinson y sobrina de Eduardo y Gloria Vargas. Desde el 2 de julio de 2013 hasta el 29 de diciembre de 2014 fue socia y representante legal de Constructores Aliados S.A.S.,una de las empresas del holding de su tío. No solo trabajaba como representante de la compañía, sino también como vendedora externa de la sociedad Global Brokers. Firmaba los contratos que le llegaban a sus manos, no sin antes hacer una exigencia económica a su tío, quien a manos llenas complacía sus caprichos así fueran desmedidos.

Gloria Hutchinson Garrido

Tía de Kimberly, cuñada de Janeth Vargas y hermana de Pablo. En remplazo de su sobrina gerenció el Grupo Constructores Aliados desde el 29 de diciembre de 2014 hasta el crash financiero del grupo. Según la Fiscalía, celebró contratos con clientes de la compañía y firmó chequeras en blanco, las cuales entregó en custodia de la tesorería para que Eduardo Vargas dispusiera de ellas a su arbitrio, muy a pesar de conocer la mala fama de que gozaba Global Brokers. 

Así lo hizo con el único objetivo de obtener beneficios económicos al mejorar sus ingresos, aceptando pertenecer a la empresa criminal asumiendo las responsabilidades que conllevara ello, importándole únicamente recibir la asignación y las comisiones que generaran por el cargo desempeñado.

María Mónica Montero Castilla

Abogada y gerente comercial de Global Brokers en Barranquilla. En octubre de 2012 ingresó a laborar con la compañía y a los dos meses fue nombrada gerente comercial, cargo que desempeñó hasta el momento del descalabro financiero. 

Persona de confianza de Eduardo Vargas, cabeza del departamento comercial y ejecutora de las órdenes que le daban Vargas, José Pérez Arteaga y Carlos Leal sobre cómo timar o engañar a las víctimas con los ofrecimientos de negocios jurídicos hipotecarios especiales (negocios inexistentes) o asociados (que se vende el mismo negocio a más de dos personas). Vendió más de 270 negocios jurídicos con garantías inmobiliarias, muchos de ellos en más de una ocasión. Como gerente comercial de Global Brokers Asociados intervino en la política sistemática de timar y embaucar a 273 familias, a través de una estrategia de estafa y captación ilegal, siendo no solo la cabeza visible sino de las líderes de la empresa criminal. 

La Fiscalía posee indicios de que intervino en la defraudación de 17 mil 300 millones 038 mil 375 pesos en Barranquilla, labor que dirigió con un equipo de asesoras comerciales o ejecutivas de ventas de confianza. “Era una persona sin escrúpulos que no escatimaba en vender ilusiones a pobres incautos que, en su deseo de obtener una vivienda, caían maravillados no solo por la fluidez verbal de ella, sino por su agraciada figura y su trato cariñoso, que la hacía una excelente vendedora de ilusiones”, señala en la acusación.

Gina María Martínez Maestre

Empezó laborando en la sucursal de Global Brokers en Valledupar, de donde fue trasladada el 8 de marzo de 2014 a Barranquilla para que encabezara la oficina de Constructores Aliados S.A.S., cargo que desempeñó hasta el 8 de noviembre de 2014. Al igual que Montero, era la cabeza del departamento comercial y primer eslabón de la estructura organizada de captación de clientes para aprovecharse de los recursos que entregaban de manera voluntaria y confiada. 

Como gerente comercial de Aliados S.A.S. intervino en la política sistemática de timar y embaucar a las familias, siendo no solo la cabeza visible sino una de las líderes de la empresa criminal. La defraudación en la que habría participado se calcula en $2 mil 389 millones. “Persuadía con palabras engañosas a las incautas víctimas para que depositaran”. 

Martínez fue desvinculada en octubre de 2014 de la compañía, a raíz de la perdida de dinero en efectivo que se sustraía de esa oficina, “siendo esto al parecer un comportamiento repetitivo”.
Ostap Rafael Tapias Artuz. Amigo personal de Eduardo Vargas Gómez. Ingresó en julio de 2014 a laborar con el holding, siendo nombrado como miembro de la junta directiva y representante legal suplente de Global Brokers Asociados S.A., cargo que desempeñó hasta diciembre de 2015 cuando fue reemplazado por Adonis Antonio Brujes. 

Es una persona de confianza de Eduardo Vargas, quien solo le rendía cuentas. Se encargaba de manejarle su seguridad, el transporte del dinero que era cedido por los clientes en efectivo para ser entregado a los directivos del holding; así como el pago del personal relacionado con la construcción. 

“Conocedor de los proyectos de construcción a nivel personal de señor Vargas Gómez, como de la constructora Aliados S.A.S., así como la intervención en el trámite de la obtención de licencias presuntamente fraudulentas para la construcción y/o remodelación de los proyectos ejecutados por esta compañía”, pormenoriza el escrito de acusación. 

Se le asocia con el robo que suman 17 mil 300 millones 038 mil 375 pesos en Barranquilla. 

Manuel Fernando Banquez Corvacho

Conocido como el hombre de las armas. Nombrado en marzo de 2014 director jurídico del Grupo Constructores Aliados, dado su amistad con Gina Martínez, cargo que desempeñó hasta diciembre de 2014. 

Banquez presentaba las propuestas a nivel de Barranquilla de la constructora, así como tramitaba lo relacionado al desenglobe de licencias de construcción, escrituración, licencias de cambio de fachada o englobe de los proyectos que tuviera.

Como director jurídico de Aliados S.A.S. intervino en la política sistemática de timar y embaucar a  44 familias, a través de una estrategia  de estafa y captación masiva y habitual de dinero por valor de $2 mil 389 millones, labor que dirigió junto a su amiga Gina Martínez Maestre, el grupo de asesoras comerciales y la asistente administrativa.

Lourdes María Torres Martínez

Empleada de Global Brokers desde mediados de 2012, cuando el holding comenzó operaciones en el centro comercial Prado Office Center, en la carrera con calle 70, hasta su crash financiero. 

Hacía parte del personal de confianza de Eduardo Vargas, al punto que escaló cargos dentro de la organización empresarial como directora de cambio de garantía en Barranquilla. Era conocedora de todas las situaciones irregulares en la compañía. 

Su participación en la cadena de responsabilidades radica en el hecho de que se encargaba de recibir a los clientes airados para surtir la etapa conocida como cambio de garantía que oscilaba en los 40 días, en este término trataba de buscarle una situación, pero su única finalidad era demostrar que iba a hacer una gestión que no se iba a efectuar por parte de la compañía, que no se tenía intención de resolverle al cliente, sino más bien de mantenerlo controlado para que al final del término solicitara la devolución del dinero.

Rudy del Carmen Rodríguez Arias

Se vinculó con Grupo Constructores Aliados a mediados de 2014, en el cargo de recepcionista. Era la encargada de recibir toda la información y hacerla llegar a la gerente, así como los dineros que en efectivo eran entregados por el mensajero para el pago de comisiones y honorarios. 

Su responsabilidad radica en el hecho de recibir montos efectivo, los cuales llegaban a manos de la gerente de ese entonces Gina Martínez Maestre, ingresos que en ocasiones no se reportaba a la gerencia general sino que se permitía que fuera sustraído del haber del cliente, sin que llegara a contabilizarse como un ingreso real producto de un negocio jurídico hipotecario. 

Participó de manera directa en la afectación del patrimonio de 22 familias, al darle continuismo a sus falsas esperanzas y perpetuarlas en la estafa y captación, muy a pesar de tener conocimiento previo de los comportamientos ilícitos que se venían desplegando, al punto de participar de ellos bajo el liderazgo de los directivos de la compañía.

Carlos Andrés Leal Chávez

Gerente en propiedad de Global Brokers, sucursal Cartagena, de octubre de 2011 a agosto de 2012. Era mano derecha de Eduardo Iván Vargas Gómez, hasta que fue desvinculado de la empresa en agosto de 2014. 

Durante su administración a nivel nacional fue el encargado de realizar comités con cada uno de los gerentes seccionales, para aprobar la cartera hipotecaria que debía colocarse en la bandeja comercial. 

Se encargaba de realizar el pago de las devoluciones a los clientes y administrar los dineros que ingresaban a las cuentas del holding, estableciendo un presupuesto y exigiéndoles a las directoras comerciales en todas las oficinas el cumplimiento de las metas. Intervino de manera directa en la afectación a 240 víctimas.

El interés que tenemos es que estas personas recuperen parcial o totalmente sus dineros

Pablo Antonio Hutchinson Garrido

Socio de la empresa, cuñado de Iván Vargas, esposo de Janeth Vargas, hermano de Gloria Hutchinson y padre de Kimberly Hutchinson. Su función dentro de la organización era ser cuota de confianza de Eduardo Vargas, ya que le permitía maniobrar a su antojo disponiendo los recursos como bien le pareciere, sin oposición alguna. 

“A pesar de que aparentemente no desarrollar actividades administrativas, se beneficiaba con los recursos que de manera más que generosa Vargas Gómez entregaba a manos llenas a él y su familia, sin embargo no rechazó su postulación como miembro de la junta directiva y socio de la compañía”, asevera la Fiscalía. “Su único deseo era disfrutar de los beneficios económicos de que estaba siendo merecedor, no importándole arrastrar a su familia al abismo ya que, al igual que Vargas Gómez, su única motivación era la codicia desmedida”.

Cuenta en Panamá

Enrique Jesús Campo Castañeda, abogado de 30 víctimas de Global Brokers, dijo que hasta el momento se desconoce el paradero de los dineros que captaron de manera ilegal los trabajadores y dueños de Global Brokers.

“El interés es que las personas recuperen parcial o totalmente sus dineros”, manifestó Campo, quien estimó que los acusados afrontan penas de entre 30 y 40 años, si el juez los encuentra culpables. “No han dicho qué se hicieron esos dineros, no lo sabemos y esa es la inquietud que tenemos abogados y víctimas”.

Según las pesquisas, parte de los recursos captados ($2 mil millones) pudieron ser dirigidos a una cuenta bancaria en Panamá a nombre de Kimberly Hutchinson.

Correo enviado por José Pérez Arteaga a María Mónica Montero Castilla.

Correos

En la audiencia de imputación de cargos realizada el año pasado, María Mónica Montero Castilla afirmó que solo era una vendedora de Global Brokers, lo cual queda desvirtuado con los correos que la Fiscalía y la Sijín hallaron en computadores incautados en un allanamiento a una sede de Global Brokers. Allí encontraron  correos que envió su jefe inmediato, Pérez Arteaga. En uno, fechado 25 de noviembre de 2014, Pérez le llamó la atención por hacer un negocio con funcionarios públicos.

“Buenas tardes doctora María Mónica, como es sabido por usted, desde el negocio que se realizó con el servidor público de un juzgado de la ciudad de Barranquilla (proceso con garantía en Edificio Orzomarzo). 

Quedamos en que no se harían este tipo de negocios con ningún servidor público, y para sorpresa tenemos negocios con dos fiscales que suman $340 millones que en este momento manifestaron que incoarán acciones ante la dirección general de Fiscalías y los medios de comunicación por haberles vendido un negocio con vicio y por haberles dado información en cuanto a entrega inferior a tres meses, y aduciendo que la cartera era de la compañía. 

Situaciones como estas son las que contribuyen al detrimento de la empresa, por tal razón, si a partir de la fecha usted y su equipo de trabajo realizan negocios con servidores públicos, se harán efectivo los títulos valores que reposan en la compañía, en contraprestación a los daños que pueda causar una mella decisión como esta. 

En ese orden de ideas se le prohíbe atender clientes que a partir de la fecha se celebren con servidores públicos tales como funcionarios de notarías, juzgados, fiscalías, altos mandos de las fuerzas militares y fuerza pública, Sijín, entre otros, inclusive medios de comunicación (sic)”.

En otro correo del 7 de noviembre de 2014, Pérez incentiva a los gerentes con dinero por negocios vendidos. “Buen día doctores, como plan de incentivo para el último bimestre del año 2014, la compañía ha establecido que a partir de la fecha hasta el 30 de diciembre de la presente anualidad, por cada negocio vendido la ejecutiva de negocio y la gerente de oficina o comercial, tendrán derecho a la suma de $5.000.000 por cada negocio que realice. Este valor se incrementará al valor del negocio como sobreprecio, queda a criterio de la gerente comercial la distribución de estos valores con cada ejecutiva (sic)”. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.