El Heraldo
Un cliente paga a uno de los cobradores y este sostiene en su mano un cartón de registro de la ruta.
Luis Felipe De la Hoz.
Judicial

Cobradiarios: de ‘gira’ internacional

El crédito ilegal que afecta sectores populares de Barranquilla y Colombia fue exportado a México y a 10 países de Latinoamérica. Allí también denuncian amenazas, muertes y abusos.

Autoridades judiciales a nivel internacional le siguen la pista a bandas criminales colombianas que, al parecer, buscan por medio del modelo de préstamos ‘gota a gota’ lavar dineros producto del narcotráfico y tomar control de economías informales de Latinoamérica.

En abril de este año fue la primera vez en Colombia que la Policía Nacional, en este caso la Metropolitana de Barranquilla, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, realizó una ofensiva contra empresas dedicadas a los ilegales ‘prestamos exprés’ o de ‘cobradiarios’.

En este operativo la Fiscalía 23 de Estructura de Apoyo materializó la captura de 11 personas, presuntos integrantes de la banda ‘Los Cascones’, quienes, de acuerdo con las investigaciones, amenazaban y torturaban a clientes que se atrasaban en pagos por préstamos bajo la modalidad de ‘gota a gota’.

Luego, el 27 de junio fue capturado por delitos sexuales sobre menores de edad Juan Ricardo Carvajal Vargas, alias el Diablo, quien es dueño de 17 rutas de cobro en Barranquilla, Cartagena, Santa Marta y Valledupar. En audiencias de imputación de cargos contra alias el Diablo, celebradas en el Palacio de Justicia de Soledad, el fiscal del caso señaló que el capturado aprovechó su poderío económico producto del negocio del ‘gota a gota’ para causar terror sobre sus familiares y trabajadores de líneas de cobro, pero además evidenció otro delito más grave: acceder carnalmente a los menores hijos de empleados y de sus clientes.

Así pues, las autoridades colombianas no ven con buenos ojos esta vía de préstamos de particulares hacia clientes que no tienen acceso a la banca formal. En 2016 en un consejo de seguridad de autoridades civiles y policiales se reveló que debido al aumento de personas dedicadas al gota a gota “se contribuye exponencialmente con el aumento de la delincuencia y homicidios en el área metropolitana de las principales capitales del país”.

A nivel internacional el panorama respecto a este sistema de préstamos es más complejo, ya que informes de inteligencia  atribuyen a mafias colombianas la proliferación de prestamistas en mercados de Bolivia, México, Chile, Argentina, Perú, Brasil y Guatemala. Estos prestamistas estarían apoyados por bandas criminales locales para amenazar, torturar, y tomar por embargo electrodomésticos de miles de clientes que se atrasan con pagos con alto interés por mora.

 

Un hombre llama a la puerta de un cliente. Luis Felipe De La Hoz

El negocio

“Detrás de los préstamos hay una modalidad de lavado de activos y el dinero proviene del narcotráfico colombiano que luego junto a los intereses regresa a ese país”, explicaron en 2016 voceros de la Policía de Iquitos, en Perú, cuando empezaron a realizar indagaciones luego de recibir denuncias de clientes que recibieron amenazas y torturas debido al atraso en pagos con intereses altos.

En cuanto al modus operandi de las personas que se dedican al préstamo de dinero por esta vía informal, investigadores judiciales establecieron que la red de prestamistas tiene una estructura jerárquica, con una cabeza ocupada por sus organizadores principales o inversores, seguida de supervisores de confianza, prestamistas y empleados que visitan a los clientes para entregar y cobrar el dinero, y finalmente quienes se encargan de promocionar los préstamos en la base.

El primer contacto con el cliente se da en los mercados públicos y en zonas de abundante comercio. Allí, según las denuncias, al igual que en Colombia, se pueden observan a personas de nacionalidad colombiana, movilizadas en motocicletas y repartiendo tarjetas de presentación con las que se ofrecen prestamos fáciles sin fiadores, sin ningún tipo de contrato. Si otorgan un préstamo de $5.000 pesos mexicanos ($750.000 pesos colombianos), el deudor tiene que pagar $300 pesos diarios durante 20 días; al final del pago de la deuda el cobradiario recibe $6.000 pesos ($908.000 pesos colombianos).

“Lo que ellos apuestan es que tú dejes de pagar… para que te cobren intereses moratorios excesivos, para que te vayas hundiendo cada vez más de tal manera que este préstamo se convierta en más bien un derecho de piso”, puntualizó Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros de México (Condusef).

En México

Las autoridades federales mexicanas tienen bajo la lupa a 1.500 colombianos que, según el Instituto Nacional de Migración de México, han llegado desde 2015 con visas de turismo y se han quedado para administrar rutas de cobro a comerciantes y sectores deprimidos de 22 estados del centro y sur de este país. De acuerdo con las investigaciones estas rutas operan con el auspicio de bandas criminales y con dineros producto del narcotráfico.

La autoridad mexicana detectó además que el negocio del ‘gota a gota’, administrado por colombianos, tuvo su génesis hace 2 años, cuando narcotraficantes colombianos con el beneplácito de bandas criminales locales iniciaron su aporte de dineros. A partir de esta fecha se triplicó el número de sospechosos considerados de alto riesgo por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Procuraduría de México (UIF).

Según el informe del portal InsighCrime, desde 2015, las autoridades han deportado presuntamente 135 prestamistas relacionados con estas actividades en Ciudad de México y en el Estado de México.

Este negocio de préstamos exprés no solo ha dejado victimas por parte de los deudores, el 17 de noviembre de 2015 las autoridades mexicanas encontraron los cuerpos de 5 hombres cerca de una finca llamada El Lagostillo, ubicada cerca a Veracruz. Los cuerpos de estas personas fueron hallados semidesnudos con signos de tortura, sus rostros vendados, sus manos amarradas, y según médicos forenses murieron por tiros de gracia.

Días después del hallazgo autoridades mexicanas, en colaboración con las colombianas, pudieron establecer que los cuerpos correspondían a los colombianos Carlos Andrés Mejía y Yolmer Osorio Cano, Carlos Arturo Marulanda Orozco, Jorge Armando Muñoz Hincapié y Francisco Javier Agudelo Gómez.

De acuerdo con familiares de los fallecidos, estas personas habían viajado a México con el objetivo de mejorar su situación económica; las autoridades descubrieron que los fallecidos eran cobradores de una ruta. Sobre el móvil del crimen, en su momento, investigadores judiciales manejaban dos hipótesis: la primera, un posible ajuste de cuentas por perdidas de dineros entre los dueños de las rutas de cobros y sus cobradores; la segunda es la venganza de un grupo de deudores que se negó a seguir pagando los intereses de deudas anteriormente adquiridas.

Luego de meses de indagaciones, la Policía Federal de México estableció que una ruta de cobro pequeña que tiene alrededor de 70 cobradores, estaría facturando anualmente $100 millones de pesos mexicanos, lo que equivale aproximadamente a 14.927 millones de pesos colombianos.

Por el delito de usura fue capturada en agosto del 2017 en Ciudad de México una banda de cobradores de ‘gota a gota’ que contaban con la protección del cartel de Tláhuac y la banda criminal La Unión de Tepito.

En los operativos contra esta organización criminal que logró corromper miembros de Policía y Fiscalía, cayó Ángela Adriana Alzate Ayala, quien fue señalada como líder de varias rutas de cobro, e investigada por torturas y varios homicidios ocurridos en la capital mexicana.

Mapa de México con las zonas de operación del gota agota.

Detenidos y expulsados del Perú

En mayo del año pasado, las autoridades peruanas en una ofensiva contra el secuestro y la extorsión aprehendieron a 42 colombianos en la capital Lima y la ciudad de Ica. Los connacionales fueron deportados por la Superintendencia Nacional de Migraciones, luego de que investigaciones policiales indicaran que estas personas hacían parte de la banda criminal ‘Los Parceros’.

Esta banda controlaba los sistemas de préstamo de ‘gota a gota’ y daba dineros con el 25% de interés a comerciantes y personas sin posibilidad de acceder a créditos bancarios. 

“Según los documentos incautados, prestaban dinero con un interés de 25%, el cual sus clientes debían devolver diariamente. Si se demoraban, subían los intereses, les quitaban sus negocios, los golpeaban o secuestraban a sus familiares”, detalló un vocero de la Policía peruana acerca del operativo.

Según organismos de inteligencia peruanos, el capital base dado a ‘Los Parceros’ para prestar dinero viene de las organizaciones criminales colombianas como ‘Los Urabeños’ o ‘Clan del Golfo’, La oficina de Envigado, y ‘La Empresa’ de Medellín. Se pudo establecer por parte de Interpol que estas estructuras criminales también utilizarían el modelo ‘gota a gota’ para lavar dineros en Bolivia.

Fiscalía investiga vínculo entre alias el Diablo con rutas de cobro en México

La Fiscalía General, en este caso la seccional Atlántico, indaga si existe relación entre el procesado Juan Ricardo Carvajal Vargas, apodado ‘El Diablo’, con rutas de cobradiarios en México. Esto basado en unos viajes del capturado hacia territorio manito años atrás. 

Carvajal Vargas fue asegurado en la Cárcel Distrital El Bosque mientras continúa su proceso por presuntos abusos sexuales de los que eran víctimas menores de edad pertenecientes a su núcleo familiar e hijos de sus trabajadores.

Investigadores judiciales continúan además tras la búsqueda de información relacionada con su estructura de cobro de préstamos de dinero bajo el modelo ‘gota a gota’ y de las personas que le ayudaban a este sujeto, de 30 años, a organizar supuestas orgías con altas dosis de alucinógenos y mucha música electrónica, en moteles de Barranquilla y casas del municipio de Soledad. 

En Barranquilla el ente acusador ha encontrado posible material probatorio contra investigados por el delito de usura, concierto para delinquir, torturas, secuestro y relaciones con bandas criminales locales. Sin embargo, ahora tratan de demostrar si los investigados tendrían nexos con delitos cometidos por ‘gota a gota’ que operan en el exterior.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.