Judicial | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Judicial

Aferrados a la esperanza, familias esperan recuperación de heridos

Parientes aseguraron que heridos de Tasajera se mantienen estables en centros médicos de la Costa y Bogotá.

Las entradas a la Clínica Adelita de Char para ver el estado de su hijo, Junior Álvarez Orozco, han aliviado un poco la espera de Ignacio Álvarez. Según contó este jueves a EL HERALDO, desde que el quinto de sus 10 hijos resultó herido por la explosión del camión de gasolina en Tasajera, lo único que ha hecho es orar por su recuperación.

En su rostro de pescador, quemado por el sol tasajerense se ha marcado una arruga profunda entre las cejas a causa del tiempo y la preocupación. Sus ojos, bordeados de carmesí dejan ver que ha dormido poco y, quizá, llorado unas cuantas lágrimas. Sin embargo, en la voz se le siente el tesón de padre y sus palabras reafirman su fortaleza.

“Ahorita me toca entrar otra vez a ver qué información me dan del niño –dijo refiriéndose a Junior, de 16 años–. Esto es cruel. Ver a otros compañeros del pueblo y saber que algunos han muerto es lo que más preocupa. Pero yo sé que hay un Dios en el cielo que nos ampara y le pedimos que nos colabore para mantener a nuestros hijos con vida”, afirmó Álvarez.

Sentado bajo un árbol en la entrada del centro médico barranquillero recordó el momento en que su hijo menor, de cinco años le contó a Junior sobre el volcamiento del camión en el kilómetro 47 de la vía entre Barranquila y Ciénaga. Le pareció irónico que él nunca se haya interesado por ese tipo de sucesos, pero sus hijos sí.

“El niño estaba durmiendo y yo estaba tomando el café. La gente corría, pero a mí nunca se me ha dado por decirle ‘mijo, pasó esto’, pero al pequeñito sí. Entonces, fue y le dijo a Junior que se volteó el camión y él salió para allá. Ahí fue cuando pasó todo”, relató Ignacio Álvarez. 

Para ese momento esperaba un nuevo reporte sobre el estado de salud de su hijo. Antes, los intensivistas de pediatría le habían dicho que el adolescente se mantenía estable, pero que lo habían tenido que intubar para controlar su respiración y tenía una sonda urinaria. Esperaba noticias alentadoras. 

A su lado, en la Clínica Adelita de Char, esperaban también reportes los familiares de Elkin Cahuana Rodríguez (27), Juan Carlos Guerrero Viloria (33) y Adalberto Díaz Ortiz (23). 

Para ellos, el poder conocer el estado de los heridos no ha sido igual que para Ignacio Álvarez, pues aseguraron que los reportes se los dan una vez al día, en la noche y sin permitirles verlos. Las condiciones que ha puesto la clínica les parecen desesperantes, pues temen otras pérdidas, ya que cuentan como propio el dolor de todas las madres, padres, hermanos, hijos y primos de Tasajera. 

“De mis familiares casi todos cayeron en la explosión, porque en el pueblo todos somos una familia, pero de mi círculo cercano fueron cinco. Ya uno de mis hijos murió”, explicó Norberto Cahuana Gutiérrez, papá de Elkin Cahuana. 

Entre lágrimas, aseguró que en estos momentos lo único a lo que se aferra es a Dios, pues aunque Elkin sigue con pronóstico reservado e intubado, “al menos él lo mantiene con vida”.

Siguen luchando

Tras el fallecimiento de cinco de los 19 heridos de Tasajera que fueron trasladados a Barranquilla para recibir atención médica, 14 jóvenes y adultos siguen luchando por sus vidas en unidades de cuidados intensivos.   

En la Clínica Reina Catalina, donde permanecen siete víctimas, Geisel Castillo, hermana del herido Ánderson González, aseguró que este jueves el ambiente estuvo más tranquilo, pues han empezado a recibir noticias más alentadoras sobre sus seres queridos.

“Algunos están mejores que otros, pero hasta el momento todos han evolucionado bien. Las noticias que hemos recibido de los médicos han sido buenas, nos dicen que responden bien a los medicamentos y eso nos tiene más tranquilos que ayer (miércoles)”, expresó en nombre de los más de 10 parientes de víctimas que permanecen a las afueras de la clínica. 

En este centro asistencial la enfermera Maira Romaña aseguró que se necesita de manera “urgente” sangre O +, O-, B + y B-, para continuar haciendo transfusiones a los heridos que allí son atendidos. Invitó a los ciudadanos a donar acercándose al cuarto piso de la clínica entre las 8:00 a. m. y las 6:00 p. m.

Por otro lado, la preocupación de Tania por su hijo Joiner Maldonado Franco, el único herido que continúa con vida en la Clínica General del Norte, ha aumentado. Sin embargo, a su lado hay más personas acompañándola en oración y fortaleza, entre ellos su hermano José Franco, quien contó que en la noche del miércoles Joiner tuvo una crisis de la que salió con vida, pero en delicadas condiciones. Continúa con pronóstico reservado. 

La Clínica Atenas emitió un comunicado de prensa en el que aseguraron que una de las dos víctimas atendidas en ese centro médico se encuentra estable, pero en condiciones delicadas, pues tiene quemaduras en el 45% de la superficie corporal y está intubado. 

Se trata de Keivis Samper Ayala, de 23 años, cuyo padre, Eliécer Samper Miranda, dice estar agradecido de que el joven se encontraba mejor que el día anterior. 

Por otro lado, Luis Manuel Marín Díaz, de 17 años, entró en estado crítico, según la clínica, pues llegó con quemaduras en el 65% de la superficie corporal y ha empezado a presentar cuadros de fiebre alta. Su madre, Clara Inés Díaz Ortíz, dijo que permanece confiada en que el único varón de sus tres hijos superará esta etapa y volverá a abrazarla. 

Vendados

Ocho de las nueve víctimas del accidente de Tasajera que fueron trasladadas a Bogotá permanecen completamente vendadas, en estado crítico y con pronóstico reservado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Simón Bolívar. 

Uno había fallecido este jueves y otros cuatro se encuentran con soporte ventilatorio, pues durante el accidente resultaron con quemaduras internas en las vías respiratorias.

Esas heridas internas, según la médico jefe de la Unidad de Quemados del hospital, Patricia Gutiérrez, “agregan un valor negativo para la recuperación de los pacientes”.

El hospital informó que los heridos son atendidos por especialistas con la indumentaria de protección para el COVID -19, pues todos son sospechosos y están a la espera de las pruebas que confirmarán o descartarán contagios. 
 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • familias
  • heridos
  • puebloviejo
  • quemados
  • Tasajera
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web