El Heraldo
Aspecto general del velorio de Johnny Pacheco. Agencia EFE
Famosos

Johnny Pacheco fue sepultado “en contra de su voluntad”

El motor del género salsero dejó directrices sobre su epitafio. Este miércoles se llevó a cabo su sepelio en el cementerio Woodlawn en El Bronx.

Aquí se encuentra Johnny Pacheco en contra de su voluntad”. Ese fue el epitafio que fue colocado este miércoles en la tumba del legendario flautista y director de orquesta dominicano Johnny Pacheco, quien murió el pasado 15 de febrero de neumonía. ‘El Padre de la Salsa’ dejó instrucciones a sus familiares sobre la frase con la que quería ser recordado, la cual para los amantes de este género musical no es desconocida, debido a que el quisqueyano la utilizó en una de sus grandes composiciones El rey de la puntualidad, canción inmortalizada por Héctor Lavoe: “Yo seguiré mi vaivén/ cantando con sabrosura/ siempre estaré con ustedes, mi gente/ hasta que a mí me lleven en contra de mi voluntad/ que me lleven a mi sepultura...”

Siguiendo las directrices del músico y director de orquesta que en el campo personal fue recordado por su buen sentido del humor, sus familiares le cumplieron su último deseo en la tumba ubicada en el cementerio Woodlawn en El Bronx (Nueva York- EE. UU.), donde también descansan Celia Cruz y su marido, el trompetista Pedro Knight.

A las 11:30 a. m. comenzaron los actos de despedida a este hombre que en compañía de Jerry Masucci creó el sello disquero Fania Records y la orquesta Las Estrellas de Fania. En la Iglesia Santa Cecilia, en Spanish Harlem, se llevó a cabo la eucaristía a la que solo asistieron familiares y amigos.

En el centro del templo permaneció el féretro cubierto con una funda blanca mientras el sacerdote trataba de darles consuelo a sus familiares.

Su esposa Cuqui Pacheco expresó unas palabras muy sentidas y agradeció a Dios porque le permitió despedirse en paz. “Tuve la dicha de poder estar con él, y hablarle, y besarle; pedirle que no se fuera de mi lado, que me cuidara, que me guiara en todo esto y me dejara saber qué era lo que él quería, y creo que todo ha quedado muy lindo”, dijo.

Aseguró que lo recordará “riéndose porque siempre hacía chistes, siempre era alegre con música”.

Aspecto general de la velación del músico dominicano Johnny Pacheco. Tomada de Twitter

“Era humilde”

Por su parte Elis Pacheco, uno de los cuatro hijos del maestro, narró que su deceso ocurrió mientras observaban el partido de los playoffs de fútbol americano. “Él no podía respirar bien, tenía mucho fluido en la garganta”.

Afirmó que se siente muy orgulloso de su padre que era una leyenda. “Siempre ponía las cosas en perspectivas, humilde y reservado con su vida privada y vivió con sus logros”.

Añadió que desafortunadamente después de su muerte es cuando algunos se han dado cuenta de todos sus logros como músico.

El ataúd fue escoltado por ocho personas, entre las que se encontraba Andrés van det Horst, productor del documental sobre la historia de la salsa titulado Yo soy la salsa, quien en sus redes compartió videos y fotografías de los actos fúnebres. Andrés lo recordó en diálogo con EFE como “una persona sin egos, que lo que quería hacer era música, trascender con su arte y convertirse en un ser humano extraordinario.

“No tengo cómo pagar el gesto de su familia de permitirme ser parte de los escoltas”.

De manera paralela, en El Barrio Latino de Harlem, donde nació la salsa, y la figura de Pacheco se paseaba de esquina a esquina, también hubo una eucaristía convocada por los amantes de la salsa.

El popular flautista y director de orquesta fue recordado en este sector donde residen personas de distintas nacionalidades latinas por su legado musical como cofundador de las famosas y legendarias Estrellas de Fania y también por su humildad.

En este sector, pese al fuerte frío que azota a Nueva York, a lo largo de la última semana se han dado cita varios fans para bailar la música que este genio salsero llevó por el mundo.

Recuerdos de un barranquillero

En la despedida a Pacheco también estuvo presente el barranquillero José Mejía, que con orgullo señaló que los curramberos como él “son salserísimos”.

“A mí siempre me ha gustado la salsa, desde que tengo uso de razón, y Johnny Pacheco era uno de mis ídolos. Dejó un legado muy importante, un gran ejemplo para los jóvenes salseros. Por él pasaron muchos cantantes como Celia Cruz y Héctor Lavoe, Bobby Cruz; infinidad de cantantes que son un legado muy importante para la salsa”, señaló.

El también músico Raúl Acosta, voz insignia del grupo merenguero Oro Sólido, destacó por su parte que muchos artistas le deben su carrera a Pacheco, que fue un ejemplo tanto en la tarima y fuera de ella, como en su familia y hombre de negocios. “Deja un gran legado que perdurará. Esperamos que muchos jóvenes sigan ese gran ejemplo”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.