El Heraldo
Archivo
Economía

Índice de confianza crece de la mano de la reactivación

Expertos y autoridades explican las dinámicas que han potencializado la recuperación de este indicador en Barranquilla.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se vio afectado no solo en Barranquilla, sino en el resto del país por la pandemia de la Covid-19, para la cual nadie estaba preparado; sin embargo, la ciudad logró ser una de las primeras de las cinco principales de Colombia en salir de esa curva negativa.

La Alcaldía de Barranquilla, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, dio a conocer que durante el período de cuarentena obligatoria la confianza de los consumidores disminuyó y llegó a “niveles mínimos históricos”.

El secretario Ricardo Plata explicó que solo hasta el mes de noviembre, cuando el 97% de la economía estuvo en marcha, Barranquilla pudo ser la primera ciudad en salir del espiral negativo en el que se estancó la confianza de los consumidores en las principales ciudades del país. 

“Esta confianza positiva en Barranquilla, que se ve representada en un valor de 0,7 en el Índice de Confianza del Consumidor de noviembre, es la mayor registrada desde el mes de enero de 2020”, dijo el secretario Plata.

Indicó que esta es una clara muestra del proceso de reactivación económica que se ha venido evidenciando en parte con la recuperación de los 131.000 empleos que se alcanzaron a perder durante la pandemia y, por otra, en el regreso a la población económicamente activa de buena parte de los barranquilleros que ya ven con buenos ojos el corto y mediano plazo.

Las autoridades distritales aseguraron que para este cierre de año tienen todas las expectativas para que el Índice de Confianza del Consumidor se mantenga positivo. 

Señalaron que la expectativa es buena por la recuperación del empleo que, a corte de octubre, era de  más de 131.000 ocupados. 

“En la medida en que la recuperación del empleo avance, muchos hogares regresarán a las condiciones económicas antes de la pandemia”, añadió Ricardo Plata.

Además, se le suma la buena dinámica del comercio en el mes de diciembre y el inicio de la vacunación contra la Covid-19, que si bien en Colombia se dará en febrero de 2021 llena de buenas expectativas el futuro de la economía del país, en especial de la capital del Atlántico.

Indicaron que según la más reciente encuesta de la Cámara de Comercio de Barranquilla, que recibe el nombre de ‘Dinámica de la reactivación económica en el Atlántico’, confirma el optimismo en el crecimiento del PIB y del sector al cual pertenecen: el 48% de los empresarios del Atlántico tiene expectativas positivas para el 2021.

Otras opiniones

Yilda Castro, directora ejecutiva de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) seccional Atlántico, confirmó que el índice de confianza en Barranquilla se ha ido recuperando desde hace varios meses con las reaperturas económicas.

Castro dio a conocer que en septiembre el ICC aumentó en tres de las cinco ciudades encuestadas (Medellín, Barranquilla y Bogotá) con respecto a agosto de 2019. Y que en Cali y Bucaramanga disminuyó dicho indicador.

“La gente tiene un poco de tranquilidad porque se sabe que con el estudio de serología, más del 50% de la ciudad ya se contagió y eso también puede dar una mayor confianza para salir y frecuentar los sitios de comercio”, dijo.

La directora ejecutiva de Fenalco Atlántico también aseguró que continúan haciéndoles un llamado a los comerciantes para mantener la adopción de los protocolos de bioseguridad en los establecimientos.

Además, Castro les aconsejó mantener las campañas de concientización de autocuidado, ya que “de nada sirve trabajar en un entorno bioseguro, pero descuidarse al estar en espacios familiares o con amistades”.

“Nosotros queremos mantener esta reapertura, eso es algo fundamental para poder seguir teniendo estos indicadores de confianza, pero para eso requerimos de la colaboración de la ciudadanía”, añadió Yilda Castro.

¿Qué es el ICC?

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) es una medición mensual realizada por Fedesarrollo, que condensa en su estimación 2 aspectos importantes de los consumidores.

Sus expectativas sobre el futuro de la economía, tanto en el país como en su hogar y las condiciones económicas en las que se encuentra su hogar son otras de las variables que se tienen en cuenta en esta medición.

Algunos esperan que la economía mejore

Pese a que el Índice de Confianza del Consumidor ha mejorado los últimos meses, aún hay personas que se abstienen de gastar dinero en compras no esenciales y prefieren comprar cosas de uso cotidiano.

Tal es el caso de Grisela Mujica, quien aseguró que aún no ha comprado nada para este fin de año, pero si ha continuado comprando alimentos y suplementos vitamínicos.

Para Omar Herrera, la situación está “bastante pesada” porque la actividad económica está afectada con la pandemia.

Explicó que aunque se ha reactivado el comercio, todavía hay empresas que no han abierto y hay personas desempleadas.

“Lo que está saliendo por ahí es lo que llamamos nosotros ‘marañas’. Yo pienso que aquellos que tienen la cultura y pueden lo harán, pero una persona que realmente sea consciente tiene que mirar y priorizar cuáles son los gastos que debe hacer en esta época”, dijo Herrera.

Por su parte, Gabriel Mendoza reconoce que la economía de este año ha cambiado y hay menos recursos; sin embargo, espera que el próximo año la situación mejore.

Baja desempleo

Mauricio Hernández, economista de BBVA Research, dice que en Barranquilla se implementaron medidas fuertes para reducir la velocidad de transmisión del virus y se disminuyeron notablemente los nuevos casos, ayudando a la progresiva reactivación sectorial.

Además, afirma que el empleo en la ciudad está por debajo del promedio nacional y la tasa de ocupación ha venido aumentando. “El factor principal es el comportamiento del mercado laboral.

En Colombia se recuperaron, a octubre, 4,3 millones de los 6 millones de empleos que se perdieron en el peor momento de la pandemia y de las medidas para contenerla (en abril). La tasa de desempleo se redujo desde niveles mayores al 20% en abril, a cerca del 15% en octubre.

Con estos datos, los hogares redujeron el temor a perder el empleo, variable clave para ayudar al incremento de la confianza y las decisiones de gasto. Además, la disposición a comprar vivienda se recuperó con los subsidios que ofreció el Gobierno. Los hogares también están más propensos a comprar bienes durables”.

La vacuna

Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, asegura que el Índice de Confianza del Consumidor se recuperó en noviembre de manera importante.

Explica que la recuperación se da principalmente por una mejora en las expectativas del consumidor, pues se espera que con la vacuna y la reactivación de la economía el próximo año nos va a ir mejor. “Esto genera optimismo frente al comportamiento de la economía y de los consumidores para el próximo año”, señala.

Destaca otros factores como la realización del Día sin IVA y la mayor apertura, al igual que la reducción de estrés del sistema de salud con una ocupación de las UCI por debajo del 40%, lo que ayuda a pensar que está controlado el coronavirus.

“Creemos que los consumidores están viendo de manera positiva la vacuna y la reapertura de la economía, lo que hace pensar que a tres meses vamos a estar mejor que ahora. También las mejores ocupaciones de UCI y el Día sin IVA hacen que se sientan mejores condiciones económicas”.

Barranquilla es especial

Rafael España, director económico de Fenalco, explica que la confianza del consumidor tiene que ver también con el estado de ánimo. “Lo de Barranquilla es algo muy especial, pues la alianza del sector público privado funciona mejor que en cualquiera de las otras grandes ciudades de Colombia. En la ciudad se vive un ambiente más interesante que ayuda a la recuperación”, asevera. Otros  elementos que favorecen a la recuperación de la confianza del consumidor son la baja tasa de desempleo y el control de la pandemia.

“En cuanto a la dinámica del comercio, se puede observar que a los centros comerciales ya retorna la buena normalidad, con el cumplimiento del aforo, y las ventas de las tiendas físicas se están recuperando a un 90% de los niveles de antes de la pandemia”.

Sectores como vestuario, calzado y accesorios también muestran recuperación. “La desconfianza destruye la actividad económica y frena el consumo, por eso es importante que haya una recuperación”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Comercio
  • compras
  • Consumidores
  • consumo
  • Pandemia
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.