El Heraldo
La Policía realizó hace cinco meses una inspección, en la que encontró licor artesanal dentro del penal.
Cortesía
Córdoba

Las Mercedes, presa en sus necesidades

Ante el hacinamiento y la falta de personal, el Inpec decidió no aceptar la llegada masiva de reclusos a la cárcel de Montería.

La cárcel Las Mercedes cerró sus puertas para el traslado masivo de reclusos provenientes de otros centros del país. La decisión fue tomada por el Inpec, apoyado por la Alcaldía de Montería, como una medida para contrarrestar la sobrepoblación al interior del penal, que fue construido con una capacidad para 800 internos y en la actualidad alberga a más de 1.700,  es decir,  más del 100% de sobrecupo.

Arturo Mercado Pérez, secretario de Gobierno de Montería, aseguró que “si bien la situación en el interior de Las Mercedes ha mejorado, aún hay que reducir el número de reclusos. Buscamos evitar el colapso del penal por el hacinamiento”.

La difícil situación del penal, ubicado en la calle 35 con carreras 21 y 22, en el barrio San José, en la comuna 8 de Montería,  nororiente, no solo se evidencia en el hacinamiento, pues la falta de mantenimiento a la estructura y en especial la escasez de personal tiene a los funcionarios alternando sus labores operativas con funciones de tipo administrativo.

Se trabaja como se puede

 El dragoneante Eduardo Villera Toledo, cónsul de Derechos Humanos en esta cárcel, hizo una radiografía del penal y aseguró que “trabajan a medias porque el busetón que se utiliza para trasladar a los reclusos, para que cumplan con sus compromisos judiciales, no cuenta con la revisión tecno-mecánica y siempre se queda varado”.

Según Villera Toledo, el año pasado se firmaron unos convenios con la Alcaldía de Montería por 240 millones de pesos que incluían la compra de dos vehículos, “pero hasta la fecha no se ha concretado la adquisición porque la licitación fue declarada desierta”, indicó.

La cárcel Las Mercedes alberga reclusos provenientes de todos los penales del país y, aunque la cifra no es precisa, trascendió que las ciudades  que más personal envían son Barranquilla, Valledupar, Santa Marta, entre otras ciudades del país. “Todo depende de las situaciones de crisis que presenten las otras cárceles de la región”, apuntó Villera Toledo.

Un vigilante para casi mil domiciliarias

 La preocupación para las directivas del penal no solo son los reclusos que alberga, pues en detención domiciliaria la cárcel tiene bajo su custodia a casi mil personas y solo cuenta con un dragoneante para hacer la respectiva vigilancia.

“No da abasto con tanta gente. En ese aspecto se trabaja como se puede, a la hora que puede, o cuando se tiene información sobre algún recluso que está evadiendo la detención”, manifestó el funcionario.

Para la vigilancia en el interior de la cárcel, el Instituto Nacional Penitenciario de Colombia, Inpec, cuenta con unos 110 funcionarios que se apoyan, a su vez, con auxiliares bachilleres que prestan el servicio militar con la institución. Sin embargo, aseguran que la cifra no es suficiente.  “Aún nos hacen falta unos 70 guardianes para poder contar con personal administrativo, pues muchos tienen que alternar sus funciones operativas con labores de tema administrativo”, afirmó el dragoneante.

“Algo que también afecta a la cárcel es que dentro de la población de reclusos hay 900 internos que se encuentran en detención preventiva y, según la norma jurídica, estas personas deberían estar bajo responsabilidad de la Alcaldía de Montería. Estamos usando el presupuesto nacional del Inpec para suplir algo que no nos corresponde”, puntualizó Villera Toledo.

 

Fachada del ingreso principal de Las Mercedes. Cortesía

No hay cárcel para tanta gente

 Por lo menos en el departamento de Córdoba la Policía reporta en lo que va corrido de este año la captura de 1.570 personas, de las cuales un alto porcentaje ha ido a parar a Las Mercedes. Es decir, en menos de un año la cifra de retenidos en las calles casi duplica la capacidad total del centro penitenciario.

La decisión de cerrar el penal coincide con la estrategia presidencial de seguridad “El que la hace la paga”, en el que las unidades de la Policía han desatado una serie de operativos en contra de delitos contra el microtráfico, la extorsión y el abuso de menores, entre otros delitos, por lo que las URI del país están atiborradas de potenciales reclusos que requieren una celda para esperar a solucionar su situación judicial.

De nacional a municipal

Las Mercedes nació a la par con el departamento, pues en 1952, año en que surgió Córdoba, fueron donados los terrenos con una extensión de 82.167 metros cuadrados, en el barrio San José, y el 18 de marzo de 1958 la cárcel fue inaugurada, bajo la dirección de Manuel Buelvas González.

La reseña histórica señala que José María Cabrales, dueño inicial del terreno, lo había cedido para “la construcción de una cárcel amplia que albergara a los presos nacionales”, indica literalmente el informe.

En la actualidad, la dirección del establecimiento está a cargo de Luis José Vergara Farak, subdirector; Libardo de Jesús Castellanos Correa, comandante de vigilancia; teniente Francisco Chacón Gómez y el comandante operativo, teniente Óscar Vargas Alfonso.

En cuanto al apoyo educativo, Las Mercedes cuenta con la ayuda de cinco universidades que desarrollan apoyo en atención y tratamiento a los reclusos, y cuenta con siete aulas destinadas para tal fin, un taller para la transformación de la madera, un área de panadería y de zonas de reciclajes. Está conformado por nueve puestos de vigilancia, seis de control, diez pabellones, incluyendo uno que en la actualidad alberga unas 130 mujeres.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Cárcel
  • cárcel Las Mercedes
  • Montería
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.