El Heraldo
Cortesía
Sucre

Una coronel lidera la formación de los policías de la transformación

Por la Escuela de Carabineros Rafael Núñez han pasado, en 30 años de creada, 20 directores, y la más reciente es la primera mujer.

En la Escuela de Carabineros Rafael Núñez, situada en la ciudad de Corozal, en el departamento de Sucre, se forma el personal del nivel ejecutivo o suboficiales, masculino.

Desde hace 30 años la institución inició ese proceso que no se ha detenido ni siquiera en medio de esta pandemia por la covid-19, y justamente en esta vigencia hay tres compañías en formación que suman 540 patrulleros.

Esos nuevos policías, que hacen parte ya del proceso de transformación institucional, están bajo la dirección de la teniente coronel  Yeimi Liliana Moreno Medina que es la primera mujer en ocupar ese cargo en esta escuela.

Llegó hace más de dos meses a dirigir la Rafael Núñez donde es la mujer con más alto rango dentro del grupo de los 9 oficiales con que cuentan en este centro de formación policial que tiene además 23 del nivel ejecutivo, 11 patrulleros y 15 no uniformados. Tanto este personal como los 540 que están en formación se rigen por las órdenes de la teniente coronel Yeimi Liliana Moreno Medina que a su vez las recibe de otra mujer que es la directora nacional de escuelas de la Policía Nacional, la brigadier general Yackeline Navarro Ordóñez.

Dirigir la formación de los policías que requiere y reclaman las nuevas dinámicas de la sociedad es el gran reto de esta oficial que ha dedicado más de 20 años de su vida al servicio de la Patria y que por primera vez llega a un cargo de estos, los otros han sido de presencia en las calles, como una tropera más.

“La Policía Nacional le está brindando gran importancia a la formación de hombres y mujeres en sus escuelas, y es por ello que se está estableciendo a través del pensamiento crítico, del conocimiento y de la autorregulación tener los policías que requiere la sociedad actual. Es un gran reto para nuestra institución y estamos actualmente adelantando todos esos procesos de referencia, trabajando de la mano con la ciudadanía y universidades para que nos brinden las herramientas que nos permitan día a día ser mejores profesionales al servicio de la comunidad”, anota la oficial que desde el año 1.999 empezó su proceso de formación en la Escuela General Santander, en Bogotá.

La directora de la Rafael Núñez considera que los policías de hoy, los que reclama la sociedad, “deben tener la capacidad de desempeñarse en los diferentes entornos de acuerdo con las problemáticas sociales, que a través de su pensamiento crítico puedan actuar de manera adecuada sin importar las diferentes situaciones que se nos presentan día a día. Debe ser un policía que logre de alguna manera impactar y acercarse a la comunidad, que logre generar esos vínculos de confianza para que el ciudadano se acerque a nosotros y confíe en nosotros para generar esa nueva credibilidad institucional y trabajar de la mano porque la seguridad no es solo responsabilidad de la Policía sino de todos, de los padres de familia, de los ciudadanos, de los entes territoriales. Juntos debemos estar comprometidos para garantizar la convivencia y seguridad ciudadana”.

Cuando la teniente coronel Moreno Medina conoció de la nueva designación de trabajo lo primero que se le vino a la mente fue el reto, la importancia y el dejar huella en los hombres que van a ser formados en la Escuela Rafael Núñez durante el tiempo en el que ella esté en la misma.

Afirma que la responsabilidad en la formación de los hombres policías es diaria y en estos momentos la tiene con los 540 que conforman las compañías Rafael Reyes, que la integran 146; la Francisco José de Caldas, que tiene 172 y la Simón Bolívar con 222. La graduación más próxima será la primera semana del mes de diciembre cuando salgan 146 nuevos patrulleros.

¿Quién es la directora?

La teniente coronel Yeimy Liliana Moreno Medina es hija de Luz Estella Medina Fandiño y Jaime Moreno Flórez. Está  casada con Paulo Alexánder Guzmán Ramírez, oficial de la Policía Nacional de la reserva activa, y es madre de Juan Pablo, que tiene 12 años.

En sus 23 años de servicio en la institución ha liderado procesos y procedimientos de seguridad ciudadana en la Policía Metropolitana de Bogotá y el Departamento de Policía Quindío, Dirección de Antinarcóticos, Dirección de Bienestar Social y Departamento de Policía Cundinamarca.

Ha logrado 19 condecoraciones y 63 felicitaciones en reconocimiento a su trayectoria y experiencia policial.

Se hizo policía con la ilusión de aportar y construir sociedad, y eso ha hecho. Es además administradora de empresas, tiene una especialización en seguridad y una maestría en comunicación organizacional.

“En todos los cargos que he desempeñado me he sentido orgullosa porque he trabajado para la Policía Nacional y para la sociedad cumpliendo el mandato constitucional”.

Esta bogotana que es la mayor de tres hijos invita a los policías a “hacer día a día las cosas bien. Que no nos cansemos de trabajar, de ser personas ejemplares y de ser mejores porque los retos socialmente son grandes. La institución en 130 años ha tenido muchísimos cambios de acuerdo con las necesidades culturales, nacionales e internacionales, pero eso hace parte de la misma dinámica mundial. Estamos preparados para ello, somos una institución conformada por hombres y mujeres que realmente estamos comprometidos y vamos a lograrlo”.

Un día en la Escuela

La directora y el resto del personal de la Escuela Rafael Núñez está en pie antes de las 5:00 de la mañana desarrollando actividades que hacen parte de la disciplina policial como el aseo.

Por la pandemia las compañías no desarrollan juntas sus actividades. Luego van a clases y por las noches desarrollan otras.

Hay actividades extracurriculares que buscan el fortalecimiento de las habilidades de los uniformados y también refuerzan el servicio de policía en los municipios de Sucre, actividad esta que se denomina aulas prácticas “y se busca con ello que conozcan el escenario al que se van a enfrentar cuando salgan y que empiecen a poner en práctica el conocimiento que han adquirido en la formación en la Escuela”.

Lo más duro de ser madre y policía es el tiempo. “Esta es una institución de mucho sacrificio, pero ese sacrificio hay que verlo a largo plazo y la familia es un motor importante a nivel general. Nuestras familias son las que nos deben motivar a hacer grandes cosas y no las que nos generen dificultades porque todo lo que hacemos es por ellos”, puntualiza la oficial

La teniente coronel reemplazó en la Rafael Núñez al también teniente coronel John Fredy Carrillo Briñez que estaba en esta unidad desde el año 2019.

El primer director que tuvo esta escuela asentada en territorio sucreño y que le ha entregado a la Patria cerca de 12 mil policías, fue el mayor Edilberto Mejía entre los años 1.990 y 1.991.

De los 19 directores que han estado en la Escuela Rafael Núñez uno de ellos logró llegar al grado de general y es Dagoberto García Cáceres, en los años 2002-2003.

Cortesía
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.