El Heraldo
Cortesía
Sucre

Esmeralda, la mujer que ha hecho del marañón un fruto bendito

En el municipio de San Benito se sitúa la empresa que está generando 30 empleos.

“En el corazón llevamos el campo todos los que hemos sido sacados de él de forma violenta”. Esta expresión de Esmeralda González Bechara explica por qué a pesar de ser instrumentadora quirúrgica y especialista en  gerencia administrativa de la salud se inclinó por el cultivo y la producción de todas las variedades del marañón, lo que la hace una próspera empresaria.

Lea también: Ordenan el uso de brazalete electrónico para excombatientes de la AUC

Este fruto dulce y cítrico, que además tiene diversos colores externos y muchas propiedades curativas, es el que le ha permitido a ella, a su familia y a 30 familias más, tener un sustento digno en medio de la pandemia por la covid-19.

Desde hace 17 años, a Esmeralda, ya siendo una profesional en el sector de la salud, se le dio por comprar una finca, La Cristalina, en el municipio de San Benito Abad, en Sucre, y no una residencia. Dice que lo hizo porque nunca ha querido desprenderse del campo debido a que en este se encuentra la salud y la vida y ella quería para sus hijos, lo mismo que sus padres le dieron a ella y a sus 11 hermanos en la vereda El Tomate, perteneciente a Canalete (Córdoba), de donde tuvo que salir por una matanza.

Cuando llegó a radicarse en Sucre había verano y por eso lo que encontró fue unos árboles de marañón florecidos. Eso le causó mucha curiosidad, por lo que decidió traerse por tres meses a un señor que trabajaba con sus padres en Córdoba y diagnosticado con diabetes.
Con él comprobó las bondades de este fruto --el único que tiene su semilla por fuera--, pues el amigo se empezó a comer tres marañones en ayunas y producto de ello el estado de salud de este cambió y los niveles de azúcar mejoraron.

De interés: Las aguas del Cauca empezaron a filtrarse en barrios de Guaranda

Ella ya conocía de las propiedades de todos los cítricos porque tuvo la oportunidad de viajar a Israel y estudiar transformaciones de negocios y entre ellos de los cítricos, de allí que ella empezó a especializarse en el marañón, en la cosecha de un fruto que es de solo tres meses.

“Me propuse tener los beneficios del marañón todo el año a pesar de que su cosecha es solo por marzo, abril y mayo, y es cuando empiezo a preparar vinagre y jarabe o extracto. Fui haciendo pruebas de cuánto tiempo se debía tener en almacenamiento y cuánto tiempo se debía usar”, explica. Esmeralda tiene hoy en su negocio, llamado Bendito Marañón, 14 productos de este fruto en el que hasta la semilla es utilizada como nuez  y fruto seco, como también jugos o chicha, jalea, semillas tostadas y semillas caramelizadas en miel y ajonjolí, leche de marañón o leche vegetal y la carne vegana de marañón, entre otros.

Cortesía

Desde hace 17 años, Esmeralda cultiva esta fruta en La Cristalina, pero fue desde 2019 cuando inició el proceso de transformación, y durante una entrega de sus dos primeros productos a clientes en el Parque Santander, en Sincelejo, un Día de la Mujer, se percató de una feria del Fondo Emprender del Sena y decidió presentarse. El resultado no podía ser otro que el apoyo de este centro de formación que la respaldó con la  entrega de recursos para que Bendito Marañón creciera mucho más como empresa, como está hoy, con una planta y punto de venta en la zona urbana de San Benito Abad, donde hay cinco empleos directos (ingeniera de alimentos, contador, asistente administrativo, vendedor y gerente), 25 más indirectos relacionados con cosecha, mantenimiento del cultivo, recolección y abono de más de 100 hectáreas del fruto en La Cristalina, situada 12 kilómetros antes de llegar a la cabecera de la tierra del Cristo Milagroso.

En Bendito Marañón, que antes se llamaba ‘Del Campo a su Puerta’, señala Esmeralda, hay movimiento los 12 meses del año porque cada producto tiene su tiempo y hay procesos de almacenamiento de hasta año y medio.

La nuez del marañón es el fruto seco que más calcio y Omega 3 posee, es el llamado fruto que beneficia la memoria, mientras que el jarabe es bueno para limpiar el sistema respiratorio, de allí que en medio de esta pandemia de la covid-19 es uno de los que más le solicitan, tanto así que en medio de esta situación abrieron dos nuevos puntos de venta, uno en Valledupar y otro en Fundación (Magdalena), que se suman a los de Sincelejo y Sampués, y en Montería abrió uno en el aeropuerto, pero también pueden hacer pedidos directos a través del contacto 3205607855.

Además: Reportan buen avance en la construcción del estadio de Béisbol de Sincelejo

Tanto en la planta de producción como en cualquier punto de venta los productos de Bendito Marañón tienen el mismo precio donde lo mínimo cuesta 25 mil pesos.

En La Cristalina hay actualmente 22 hectáreas en producción adulta y 100 más sembradas no solo por Bendito Marañón sino también por madres líderes, desplazadas y cabeza de hogar de la comunidad de San Isidro que ven en este fruto una alternativa de trabajo. A estas mujeres les garantizan la adquisición de sus cosechas a cinco años.

Adicional a ello, están en un proceso de cultivo (lote de prueba) de variedades del marañón que le llegaron del Brasil y que son más dulces.

Esmeralda, de 42 años y madre de cinco hijos, se ha convertido en una asesora de este fruto y por eso le presentó su finca a la Alcaldía de San Benito y a la Gobernación de Sucre para que apoyen a quienes lo desean.

La higiene, el principal requisito en la instrumentación quirúrgica, está presente en cada paso que se da en Bendito Marañón a la hora de transformar productos. “Mis conocimientos en salud están presentes aquí porque mis clientes son mis pacientes. Nunca me he desligado de lo que aprendí en salud, por eso hago las cosas con calidad y amor por un cliente satisfecho”, sostiene.

Hace una semana, Esmeralda González inauguró su empresa en San Benito abad, fue un evento en el que estuvieron el director del Sena en Sucre y el del Fondo Emprender, quienes se mostraron felices con los logros alcanzados por esta emprendedora que no es egoísta con lo que sabe, por el contrario, tiene abiertas sus puertas para ayudar a más personas a que se animen a transformar otros frutos como mango y corozo, que abundan en San Benito Abad, la tierra que la ha adoptado.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.