El Heraldo
Julio González y cortesía
Magdalena

Gaireros se unieron en un solo y sensible dolor

Durante la mañana y tarde de este miércoles se llevaron a cabo los sepelios de 5 de las 6 personas que fallecieron el lunes en la Troncal del Caribe.

Gaira despidió, durante la mañana y tarde de este miércoles,  a cinco de los seis seres queridos que murieron en la madrugada del pasado lunes luego de ser arrollados por una camioneta que se desplazaba  a exceso de velocidad por la troncal del Caribe.

Luego de que el martes se llevara a cabo el sepelio de Rafaela Petit, de nacionalidad venezolana, ayer el turno fue para los primos Juan Diego Álzate y Laura De Lima Ordóñez y, en la tarde, de los hermanos Camila y Elenoir Romero Troncoso. Poco después la comunidad magdalenense enterró a María Camila Martínez. Todo en medio de nostálgico ambiente. Durante la multitudinaria y lagrimera jornada, en los cortejos fúnebres predominó la palabra  “justicia”.

Julio González y cortesía
Alma partida

Globos blancos y verdes invadieron el cielo de Gaira durante el sepelio de los hermanos Juan Diego Alzate y Laura De Lima Ordóñez

Durante el cortejo fúnebre, que partió a las 10 a.m. del barrio El Bolsillo y terminó dos horas después en el cementerio San Jacinto, las voces de lamento por el triste suceso no cesaron. 

Camisetas blancas estampadas con las fotos de los primos y pancartas con letreros de “justicia” y “fortaleza” predominaron en el recorrido, el cual estuvo acompañado por mototaxistas, quienes hicieron calle de honor al ingreso de los féretros a la iglesia, a donde fueron llevados  antes de ser depositados en sus tumbas en el camposanto.

“Se ha muerto una parte de mi vida. Tengo el alma partida”, dijo Marta Ordóñez, la madre de Juan Diego.

Por su parte, Karina Ordóñez, prima de las víctimas, comentó que la última vez que habló con Juan Diego fue una charla alegre y jocosa.

“Nos reímos y celebramos que le estaba yendo bien en el fútbol, deporte que era su pasión”, anotó.

“Él era quien llevaba la alegría del camerino. En estos momentos lo que queremos es justicia y que no se impongan un apellido y el poder”, agregó.

Julio González y cortesía
Vallenatos

A las 4:30 de la tarde fueron sepultados los cuerpos de los hermanos Camila y Elenoir Romero Troncoso.

El llanto de los concurrentes al sepelio se mezclaba con las canciones vallenatas que acompañaron el recorrido fúnebre desde el barrio La Quemada hasta el cementerio San Jacinto.

“Que pague por lo que hizo, que esto no quede en la impunidad”, dijo el abuelo materno José Troncoso.

Leonor Troncoso, la madre, solo expresó sollozante que “eran mis motores”.

Camila, de 18 años, ya  tenía una niña de 2 años y se iba a graduar de secundaria en el colegio Camilo Torres, de Gaira. Su anhelo era estudiar enfermería.

Elenoir, de 17 años,  soñaba con ser abogado y hacer un curso de criminalística.

Los ataúdes ingresaron al cementerio San Jacinto al compás de la canción ‘Sueños  y Vivencias’, interpretada por Diomedes Díaz.

Pocos minutos después, el féretro con los despojos mortales de María Camila Martínez llegó al cementerio San Jacinto.

Juan Brito, líder comunal del sector Rincón Guapo, dijo que “este hecho afecta a toda la comunidad”.

“Se pide a gritos justicia y que estos hechos no vuelvan a suceder”, anotó.

Julio González y cortesía
Audiencia contra Vives

Al cierre de esta edición se llevaba a cabo la audiencia de imputación de cargos contra Enrique Vives, que está siendo procesado por la muerte de seis jóvenes arrollados en Gaira (Magdalena).

La diligencia  judicial había iniciado en la mañana de este miércoles, pero fue suspendida porque el empresario se encontraba sedado.

Hasta ahora, el único informe médico que se conoce de la salud de Vives indica que el empresario presenta traumatismo facial leve, contusión en el labio superior, estado de ansiedad no especificado, insomnio, deshidratación moderada, gastritis, dolor abdominal y dorsalgia.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.