Judicial | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Foto aérea de la finca Osaka, objeto de disputa por una aparente invasión. Al fondo se ve Pinar del Río.
Cortesía
Judicial

Una familia le disputa 14 hectáreas al ‘Negrito Rubí’

Existe un proceso judicial con el cual se busca recuperar un predio en Pinar Del Río que habría sido revendido de manera ilegal.

La invasión de tierras, como lo ha revelado EL HERALDO en anteriores publicaciones, es la especialidad de un sujeto apodado ‘el Negrito Rubí’, y uno de los lugares en los que supuestamente se ha levantado una de sus invasiones es un predio localizado en Pinar del Río, en el corregimiento de Juan Mina.

Se trata de la finca Osaka, un terreno de unas 35 hectáreas que tiene entrada por la carrera 38 con calle 134, en la vía hacia Juan Mina. Según documentos notariales, ese predio está dividido en cuatro lotes de la siguiente manera: Lote B, el cual es de propiedad de los hermanos Ronald, Anthony y Michael Velasco Tatekawa; el Lote 2, a nombre de Walter Tanaka Tatekawa; el lote 3, a nombre de Hoover y William Tanaka Tatekawa y el Lote 4, cuyos propietarios son los 10 herederos de Margot Tatekawa Kimuro.

La disputa

En papeles, todo estaría en regla. El problema es que, en la realidad, en los Lotes 3 y 4, aparecieron construcciones que los supuestos propietarios no han autorizado y, lo que es peor, amparos policivos emitidos por un excorregidor de Juan Mina, a nombre de dos sujetos que, según las denuncias, nada tienen que ver con los predios.

En unas 14 hectáreas se han construido 19 viviendas, de las cuales cuatro están habitadas y las otras están en venta. Según los representantes de los propietarios del lote, esta es otra de las invasiones del ‘Negrito Rubí’.

“Esos predios no estaban marcados interiormente, pero sí estaban cerrados perimetralmente. Demarcamos sus linderos con los árboles. El 17 de abril de 2019 metieron una máquina para limpiar el terreno, por lo que los propietarios hablaron con el corregidor para que les diera un amparo policivo, como en efecto ocurrió”, dice la denuncia.

Sin embargo, las personas que empezaron a construir también consiguieron un amparo policivo que, aparentemente, se basa en la misma información que se tenía en el otorgado a los señalados  propietarios legales del terreno.

En poco más de un año, el ‘Negrito Rubí’ y su banda no solo habrían hecho construcciones en el predio, sino que además instalaron ilegalmente redes eléctricas, respaldados por el documento que les dio la Corregiduría de Juan Mina.

“Esos amparos policivos habrían sido hechos por personas allegadas a la banda. Una de las exfuncionarias es compañera sentimental de alias Carlos Logan, un socio del ‘Negrito Rubí’ que se encarga de la logística en las invasiones, que monta las redes, hace vías, y dice que en una hectárea invadida puede levantar 70 viviendas y venderlas hasta tres veces antes de que se termine un proceso judicial y se ordene un desalojo”, explicó una fuente cercana a la investigación.

La información está en manos de las autoridades, incluso se abrió un proceso disciplinario contra un excorregidor, el cual está en curso, según dijo un funcionario de la Alcaldía de Barranquilla, de quien se omite el nombre por seguridad.

Tierra violenta

Desde abril de 2019, los propietarios del predio pusieron en conocimiento de las autoridades lo que estaba ocurriendo. Sin embargo, las demoras habituales en los procesos judiciales han dado pie para que los invasores sigan afincándose en el terreno, y lo más preocupante, estafando incautos que, con la esperanza de tener vivienda a un bajo precio, compran los lotes que han sido invadidos, como se ha demostrado anteriormente en otros lugares que ya fueron desalojados.

Pero también la injerencia de la banda delincuencial ha dejado un rastro de sangre en los alrededores de ese lugar. Primero, en septiembre de 2019 asesinaron a José Alfredo Bolívar Valencia, de 47 años, quien transitaba cerca de la entrada al predio cuando fue interceptado por hombres que le dispararon. Según la investigación, en el crimen participaron miembros de la banda.

El año pasado, por motivos que son materia de investigación, quemaron una retroexcavadora que usaba la banda para limpiar el terreno.

El 14 de mayo de este año fueron asesinados dentro del predio Henry Julián Blanco Orozco, de 49 años; Eduardo José García Cerela, de 25, y Andrison Rodríguez. El triple crimen, según testigos e investigadores, fue ordenado por el ‘Negrito Rubí’.

Pero además, los denunciantes han tenido que sortear peligrosas situaciones, pues varias personas que han contratado para la seguridad del terreno y adelantar el proceso judicial han sido víctimas de ataques.

El 19 de junio de 2019 uno de los encargados de cuidar el predio fue atacado a bala en su casa localizada en Villa Olímpica, en Galapa. Después una abogada renunció al caso por las constantes presiones y seguimientos que le hicieron sujetos desconocidos.

A otros trabajadores se les han acercado personas a decirles que “se pongan pilas porque están pagos”, según se precisa en una denuncia. Por todo esto, varios de los trabajadores solicitan protección por parte de las autoridades.

Negocio fallido

Por el temor de lo que pudiera pasar y evitar un problema mayor, los propietarios intentaron negociar con los presuntos invasores. Uno de sus empleados fue enviado a dialogar con el ‘Negrito Rubí’ para ofrecerle una solución al problema.

Sin embargo, la negociación no sirvió para nada, pues el jefe de la banda rechazó la oferta de dos hectáreas de terreno que le hicieron los afectados y puso su precio: cinco hectáreas y dos mil millones de pesos.

Desde entonces, los dueños del predio decidieron que todo sea manejado a través de abogados. El proceso lo llevan los Juzgados Siete y Ocho Civiles del Circuito de Barranquilla.

Un triple crimen registrado en el predio hizo que las autoridades pusieran la lupa en la banda. Cortesía
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web