El Heraldo
En la sala de su casa, Díaz aseguró que desde Afusodo luchará por las demás víctimas. Orlando Amador
Judicial

Douglas, entre 48 víctimas de la “maquinaria criminal”

Hijo de Martha Díaz es uno de los falsos positivos que confesó el exmayor Julio Parga. El oficial había sido extraditado por narcotráfico a EE.UU.

Ya son nueve los militares condenados por el homicidio de Douglas Tavera Díaz, hijo Martha Díaz Ospina, la líder de víctimas de ejecuciones extrajudiciales que el miércoles rechazó las disculpas públicas del Ejército.

Pero de todos, uno tiene un capítulo aparte: el mayor Julio César Parga Rivas, a quien un juez condenó a 30 años de prisión tras haber confesado su participación en 48 asesinatos cometidos a través de ‘falsos positivos’.

“Él dio la orden, pero por encima estaba el general Mario Montoya, a quien el gobierno de Álvaro Uribe premió nombrándolo embajador en Santo Domingo (República Dominicana)”, aseguró ayer Díaz en la sala de su casa, en el barrio Chiquinquirá.
El oficial fue destituido por su probada intervención en ejecuciones extrajudiciales. Nació el 16 de noviembre de 1970 en el municipio  Garzón (Huila) y hoy tiene 44 años. En su trayectoria conformó el esquema de seguridad del presidente Andrés Pastrana Arango (1998-2002).

Bandas y homicidios

En 2007 era jefe del Gaula del Ejército en el departamento de Córdoba. Su unidad era una de las más distinguidas del país por sus operativos contra presuntos extorsionistas y secuestradores.

En abril de 2008 fue capturado junto con seis militares por orden de la Fiscalía, debido a sospechas de que colaboraban con la banda criminal los Paisas que lideraba desde prisión el ex comandante paramilitar Diego Murillo Toro, alias don Berna. 

Luego vino en 2008 su extradición por narcotráfico a Estados Unidos, a pedido de una corte distrital. Pero demostró que era inocente de este delito y su deportación fue ordenada en 2010, justo antes de que el 20 de diciembre un juez de Montería lo declarara coautor de concierto para delinquir agravado como cómplice de los Paisas.

“De las conversaciones (interceptadas) con miembros de la organización delictiva, (se) dedujo que intervenía, ostentando poder de mando dentro de la empresa criminal y refiriéndose a temas como el homicidio de un ganadero de Córdoba, perpetrado por algunos de sus subalternos”, se lee en el fallo.

El escándalo de las ejecuciones extrajudiciales ya había estallado entonces y Parga era uno de los principales sospechosos. Las pruebas así lo confirmaron y, en julio de 2013, el mismo Juzgado Penal del Circuito Especializado de Montería lo condenó a 30 años de prisión tras acogerse a sentencia anticipada.

Parga no solo confesó su coautoría en los 48 asesinatos entre esos los de Tabera Díaz, acribillado en abril de 2006 junto con tres jóvenes más en Guamachal, corregimiento del municipio San Juan del Cesar (La Guajira).

También detalló cómo se planeó y ejecutó la “maquinaria criminal”. Así  calificó la justicia al admitir que gastó $87 millones de los gastos reservados del Gaula. “Para comprar armamento y recrear un combate armado, asegurándose previamente que las víctimas se encontraran en incapacidad de reaccionar”, indica la sentencia.

El oficial conseguía además las firmas para legalizar los pagos a falsos informantes, hasta $6 millones.

“Fui asesinado el 2 de abril de 2006 por miembros del Batallón La Popa por órdenes del mayor Parga Rivas en San Juan del Cesar (sic)”, se leía en el dummy con la imagen de Douglas exhibido en el acto de perdón hecho en el auditorio de la Plaza de la Paz.

Faltan cadáveres

Como líder de la Asociación de Familias Unidas por un Solo Dolor (Afusodo), Díaz denuncia que todavía no les han sido entregados 15 cadáveres de víctimas de ejecuciones extrajudiciales del Ejército. Y como madre comenta que tardó nueve años en aceptar la muerte de su hijo.

“Lo sentía todavía aquí (señala su cuello) y no quería que se hiciera  el evento porque tenía miedo de enfrentarme a eso”, contó. “A ellos (el Ejército) no les sirvió de nada, pero a mí sí, yo no quería aceptar que Douglas había muerto, pero ayer (miércoles) lo acepté, lo dejé ir”. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.