Tribunal ratifica omisión del Estado en masacre de El Salado

Tras casi 20 años de haber ocurrido la masacre de El Salado, en Bolívar, los estrados judiciales ratificaron la responsabilidad del Estado en lo referente a la falta de acciones que hubiesen evitado la incursión paramilitar que acabó con la vida de más de 100 campesinos estigmatizados como guerrilleros.

Archivo EL HERALDO
El Salado, Bolívar. Archivo EL HERALDO
Bolívar

Tras casi 20 años de haber ocurrido la masacre de El Salado, en Bolívar, los estrados judiciales ratificaron la responsabilidad del Estado en lo referente a la falta de acciones que hubiesen evitado la incursión paramilitar que acabó con la vida de más de 100 campesinos estigmatizados como guerrilleros.

El Tribunal Administrativo de Bolívar ratificó el fallo en primera instancia proferido en contra de la Nación, por una aparente omisión del Ministerio de Defensa, la Armada Nacional y la Policía Nacional, frente a una reacción oportuna a lo que fue la masacre de El Salado, Bolívar, perpetrada por las Autodefensas Unidas de Colombia, en febrero del año 2000.

El magistrado Roberto Chavarro, le comentó a EL HERALDO que “este es un fallo en segunda instancia que está confirmando una decisión del Juzgado N° 13 Administrativo del Circuito de Cartagena, que profirió sentencia en primera instancia”.

El primer fallo habría dejado por sentada lo que sería la configuración de una omisión en el deber de protección que tiene el Estado para con los ciudadanos. “Y en segunda instancia también se encuentra que está probada la falla en el servicio”, agrega el magistrado Chavarro.

Con relación al fallo condenatorio inicial, en la decisión de segunda instancia se hicieron algunas modificaciones como la depuración del grupo de accionantes y el monto de indemnización, que pasó de estar en un pago de 150 salarios mínimos legales vigentes a 120 smlv, para cada uno de los integrantes del grupo de demandantes”.

En este caso fue revocada la condena en ‘costa’ que había sido proferida en primera instancia, en la que se le obligaba al Estado a resarcir los gastos en defensa en lo que habría incurrido la parte ganadora para asumir el debate jurídico.

Tras la depuración, solo unas 30 personas quedaron siendo beneficiarios directos de la indemnización fallada, sin embargo, las autoridades habilitarán tiempos en los que los ciudadanos que se consideren con derechos, podrían presentarse con los documentos de rigor a sustentar su derecho a integrar el grupo.

“Esta es una acción de grupo, por lo que se ordena que se realice una publicación de la sentencia en un diario de circulación nacional para efecto de quien se considera con derecho de integrar el grupo, lo haga dentro del plazo que se señale en la parte resolutiva”, indicó el togado.

Esta sentencia cobija a las personas que fueron desplazadas de la violencia luego de sobrevivir a la masacre de El Salado.

Consideraciones del fallo

El magistrado Chavarro explicó que “en este fallo ya no cabe recurso de apelación porque los recursos ordinarios se encuentran agotados en segunda instancia. Excepcionalmente y por vía extraordinaria, cabría que se pida la revisión eventual de la sentencia por parte del Consejo de Estado”.

La sentencia N° 01/2019 de la Sala de Decisión N° 001 explica su decisión que “al considerar que las fuerzas militares, conforme el artículo 217 de la carta política, están instituidas para velar por la defensa del territorio, de la soberanía, de la independencia, el mantenimiento del orden y las condiciones necesarias para el libre ejercicio del derecho y las libertades púbicas al asegurar a los individuos una convivencia pacífica dentro del territorio nacional”.

 El fallo indica además que “si la fuerza pública no despliega las acciones necesarias oportunas y pertinentes conociendo de las acciones delictivas que pueden ejecutarse o que se están adelantando para atentar contra la vida, dignidad y honra de las personas residentes en el país. A pesar de contar con los medios técnicos, logísticos y humanos no solo estaría comprometiendo la responsabilidad estatal por omisión sino que podría considerar cómplice de las conductas al no hacer nada para evitar su realización”.

Para el despacho llama la atención que “ni la Policía ni el Ejército se percató de la movilización de alrededor de 100 hombres armados que se movilizaron previamente a la masacre por esa región, que se supone era de control de las autoridades estatales”.

El Salado años después de la tragedia.
El Salado años después de la tragedia.

Pruebas y testimonios

Durante el proceso jurídico las partes acusatorias presentaron pruebas que evidenciarían que el Ejército le había entregado información a los paramilitares sobre la presencia de presuntos guerrilleros en la zona de la masacre.

Entre las pruebas entregadas por los accionantes se hace referencia a los testimonios de algunos jefes paramilitares que coinciden con señalamientos de las víctimas que indican que supuestamente los militares del Batallón de Infantería de Marina, Bafim5, con sede en Corozal elaboraban el listado de personas a matar con base en los datos obtenidos por parte de Inteligencia Militar.

“Hay pruebas que evidencian que el Ministerio de Defensa, la Armada Nacional, el Ejército, y la Policía contaban con la información y los medios suficientes para contener la acción paramilitar”, indica el documento.

Autoridades presentaron sus alegatos

En su defensa, las autoridades estatales aseguran que no están establecidas las pruebas que relacionen al Estado como responsable de una acción perpetrada a la ciudadanía por un tercero.

En la sentencia se indica que en su defensa la Policía Nacional respondió que: “no está debidamente establecida la relación de causalidad entre el daño alegado por los accionantes y los hechos materia de investigación, pues no sabemos si los actores de la presente acción de grupo (demandantes), fueron efectivamente las personas afectadas por la acción paramilitar ocurrida entre el 18 y 28 de febrero del año 2000 en la región de los Montes de María, municipio del Carmen de Bolívar, corregimiento de El Salado, Flor del Monte, Canutal y Canutalito”.

La defensa continúa diciendo que “no están debidamente probados ni cuantificados los daños que se dicen que sufrió el extenso grupo de accionantes, que se presentan como demandantes, tampoco existe prueba alguna de la preexistencia de sus bienes, ni títulos de propiedad de sus parcelas, ni de sus animales, ni de sus cultivos ni de sus enseres”.

Las autoridades sostienen además que “una prueba de que no tenían alianzas con las AUC es que en varias ocasiones sostuvieron enfrentamientos con este grupo al margen de la ley lo que permitió la captura de 11 de sus miembros”.

Casa del pueblo en El Salado.
Casa del pueblo en El Salado.

Ministerio Público pide que los excluidos conserven su derecho

Entre las partes que están presentes en los estrados judiciales, se encuentra el Ministerio Público, que ante las pruebas presentadas por las partes y se enfocó con especial interés en la reparación de los perjuicios causados a las víctimas de desplazamiento por la masacre de El Salado.

“En ese orden de ideas, aquellas personas que pertenezcan al grupo que demanda y carezcan de poder otorgado a un abogado para actuar, deben ser excluidos del pago de la indemnización colectiva, sin embargo, conservan el derecho a ser beneficiarios de la indemnización como ausentes del proceso y de acuerdo a los requisitos que establezca el juez”, sostuvo el Ministerio Público.

Una de las aclaraciones realizadas por la Procuraduría radica en que al tasar el monto de la indemnización para las víctimas, solo se contemplaron los daños causados por desplazamiento forzado y no por torturas, y otras violaciones a los derechos humanos que no fueron solicitadas dentro de la reparación.

Crimen

La Masacre de El Salado fue una masacre cometida en la población colombiana de Villa del Rosario-El Salado entre el 16 y el 22 de febrero del 2000, aunque otras fuentes hablan de que la masacre se alargó durante dos semanas. El asesinato masivo fue cometido por el Bloque Norte y Bloque Héroes de los Montes de María de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que comandaba Rodrigo Tovar Pupo (alias 'Jorge 40'), y Rodrigo Mercado Pelufo (alias 'Cadena').

La acción criminal consistió en torturas, degollamientos, decapitaciones y violaciones de un número aún sin determinar de campesinos indefensos, entre ellos una niña de seis años y una mujer de 65; en un principio se habló de entre 30 y 60 personas asesinadas, pero en junio de 2008 la Fiscalía determinó que fueron más de 100, asegurando que podía haber sido la matanza más grande de los paramilitares en toda su historia.

La matanza fue perpetrada por al menos 450 hombres pertenecientes al grupo paramilitar que además destrozaron las casas y el comercio de la población. Es considerada una de las acciones conocidas más sanguinarias de las AUC.

Al menos 14 de los cadáveres fueron hallados en cuatro fosas comunes en un lote del corregimiento El Salado, jurisdicción del municipio Carmen de Bolívar, después de ser torturados y degollados en la iglesia del pueblo, otros fueron masacrados en una mesa ubicada en la cancha de fútbol del lugar.

Según testigos, los paramilitares desmembraban y torturaban a los pobladores con motosierras, destornilladores, piedras y maderos mientras bebían licor saqueado de las tiendas, violaban mujeres, ahorcaban jóvenes, apaleaban ancianos y mujeres embarazadas mientras escuchaban música a alto volumen. La masacre provocó el desplazamiento de al menos 280 personas entre hombres, mujeres y niños.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Bolívar
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web