El Heraldo
Participantes del primer bicipaseo distrital recorren la calle 73 con el control de los guías de movilidad de la Alcaldía de Barranquilla. El recorrido se inició a las 8:30 p.m. Giovanny Escudero
Barranquilla

A pedalazos mojados en el primer bicipaseo

La lluvia que había caído horas antes no impidió el disfrute de los 6 kilómetros del primer recorrido nocturno promovido por el Distrito.

Frente a la fachada del coliseo Elías Chegwin decenas de ruedas comenzaron a girar desde las seis de la tarde. El ligero frío que dejó la lluvia en el ocaso refrescaba a los ciclistas del lugar, mientras una caravana de carros se amontonaba cada 30 segundos sobre la carrera 47 y la calle 72. Con ropa deportiva, casco, guantes y bicicletas de cambios los participantes del primer bicipaseo nocturno de la Alcaldía de Barranquilla se dieron cita el martes, tras una promoción en varios medios de comunicación.

“Todos los asistentes acercarse a la carpa para inscribirse y recibir su chaleco reflector”, se escuchaba anunciar una y otra vez, desde un parlante, a una funcionaria de la administración.

Ahí íbamos todos, unos más lentos que otros, haciendo una fila india que luego se transformaría en rosca árabe. Siguiendo el plan estipulado del Distrito, a través de la Secretaría de Movilidad, de impulsar la bicicleta como un medio de transporte alternativo y de brindarle a la ciudadanía espacios de recreación, generando hábitos saludables en pro de la calidad de vida. Muchos, como yo, aún guardan la esperanza  de una Barranquilla así.

Con ese objetivo y la realización del primer bicipaseo institucional, denominado ‘Biciquilla’, el Distrito celebró el Día Mundial de la Bicicleta. Al evento llegaron curiosos y un buen número de ciudadanos y colectivos que siempre apoyan las iniciativas de transporte alternativo.

Nos preparamos para iniciar el recorrido a las ocho de la noche y mirar de paso cinco de los escenarios deportivos de los próximos Juegos Centro Americanos y del Caribe 2018: el coliseo Elías Chegwin, el estadio Romelio Martínez, la Piscina Olímpica, el estadio Tomás Arrieta y el coliseo Humberto Perea.

“¡Durante el recorrido estarán los guías de movilidad. Por favor hacerles caso, respetemos la norma para disfrutar del paseo!”, vociferaba Raúl Medina, miembro fundador de Biela Quilla, uno de los colectivos de ciclistas más añejos de la ciudad y que fácilmente congrega unas 200 personas, durante cualquiera de sus paseos citadinos.

A las 8:30 de la noche arrancó la muchedumbre encima de sus ‘caballos de acero’. Según los registros de Movilidad, a la actividad asistieron cerca de 650 personas interesadas en hacer deporte, recrearse un poco luego de una amenazante lluvia.

Obreros, empresarios, colegiales, universitarios, personas de la tercera y algunos periodistas pedaleábamos con ganas. Algunos participantes llevaban instalados sistemas de audio en la bicicleta, que los convertían en ‘pseudopicos’ ambulantes. Otros, con sus audífonos puestos, conducían y cantaban, cual opera en la ducha, temas como ‘El Cepillo’ de Mr. Black . A estos nadie les decía nada, pero varios aceleraban para dejar atrás el concierto.

Las calles húmedas por la lluvia provocaron una que otra caída y varios tropezones entre ciclistas. En mi caso, la falta de práctica y un manubrio torcido me pasaron factura en más de una ocasión.

“Mijo, ese manubrio está torcido. Si lo manejas así te puedes caer y hacer caer a otros”, comentó un sujeto de manejar erguido y pedaleo casi militar, al ver mi torcido viaje. Le comenté que ya lo había comprobado y que en la próxima parada iba a enderezarlo. Me recordó, antes de dejarme atrás, que una bicicleta prestada siempre debe ser revisada antes de usarse.

El recorrido salió del Elías Chegwin, tomó la carrera 47, giró en la calle 73 y dobló luego a la izquierda en la carrera 46. Pasó por la calle 64, tomó la carrera 62 hacia la calle 49 hasta buscar la calle 47. Transitó la calle 48 y giró en la carrera 55 para pasar cerca a la Piscina Olímpica. Luego giró a la izquierda hacia la calle 58 y dobló hacia la carrera 54 para llegar al Coliseo Humberto Perea, donde finalizó a las 9:20 de la noche. Durante el camino varios se enteraron de las protestas que se comenzaban a presentar en algunos barrios de la ciudad, como Barrio Abajo y Montes, por las fallas de energía y auguraban su padecimiento.

“No joda, ahora uno sofocao’ a dormir sin abanico. ¡Nos jodimos esta noche!”, sentenció Ramiro Quiroz, habitante de la Ciudadela 20 de Julio, al quitarse el casco y verificar lo que veía en su celular frente al Humberto Perea.

La percepción general del primer bicipaseo institucional del año fue complacencia de parte de los participantes. El Distrito en su Plan de Desarrollo quiere conquistar un espacio para los proyectos de medio de transporte alternativo, por lo que aún hay mucho por hacer y mejorar. En la administración de Elsa Noguera se impulsaron las ciclorrutas dominicales, que fueron del agrado de la población.

Pero se construyeron ciclorrutas (cerca de 7.500 metros), que han sido cuestionadas por su angostura y casi nula conectividad con otros sectores, y se impulsó el plan piloto de las bicicletas públicas, cuyo contrato terminó hace más de un mes y la definición del presupuesto del nuevo aún no se concreta.

La falta de cultura vial y de mejores rutas para este medio de transporte son las piedras en el ‘pedalear’ del Distrito.

Gustavo Martínez, representante de la tienda de bicicletas Ciclomartínez, opinó que la Alcaldía empezó bien, pero que el objetivo de estos eventos es poder congregar por los menos cerca de 5 mil personas. 

“A partir del primero de enero Barranquilla se siguió transformando y esto es una de las razones. Miremos la participación de las personas que vienen a celebrar el Día de la Bicicleta. Hoy se inicia oficialmente los ciclopaseos en Barranquilla, que se celebrarán los últimos martes de cada mes”, explicó Fernando Isaza, secretario de Movilidad. El próximo bicipaseo institucional será el próximo 31 de mayo.

Con el recorrido finalizado, los policías de Tránsito tomaron el control del tráfico y los automóviles volvieron a reconquistar sus vías. Las ruedas de las bicicletas giraron una última vez para ser montadas en camiones o desviarse entre andenes y calles solitarias.

Ciclorrutas dominicales
Con el cambio de administración la Secretaría de Movilidad tramita en estos momentos algunos procesos para poder ejecutar el programa de ciclorrutas dominicales. Fernando Isaza, secretario de Movilidad, afirmó que realizan los estudios previos para definir la reestructuración del circuito, conectando todas las localidades.

“Está en proceso de contratación, al igual que el de las bicicletas públicas. Aún no hay fecha tentativa para arrancar el programa”, indicó.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.