Entretenimiento

“Porque soy agradecido con el vallenato hay que empezar a trabajar por la cumbia”: Carlos Vives

El samario lanzó ayer, en Barranquilla, su video ‘Las cosas de la vida’. Habló con EL HERALDO sobre sus proyectos.

“Parecería, con esta hoja de vida, que ya me estoy retirando, y apenas estamos empezando”. Carlos Vives no le pone fecha de caducidad a su trabajo, porque entiende que la música es como ese Río Grande de la Magdalena que siempre realza en su discurso: se mueve constantemente, va y viene, se agita y retorna, y además, alimenta.

Se sube a una tarima dispuesta en el Malecón de la Intendencia Fluvial para presentar su más reciente video, Las cosas de la vida, con Miss Universo a bordo –Paulina Vega es la protagonista de la pieza que acompaña su canción–.

“Es imposible no cantarle a una ciudad que nos ha querido siempre”. Sabe que en Barranquilla todos lo reclaman. “Los barranquilleros lo sienten de aquí, los de Bogotá lo sienten cachaco, los paisas dicen que es de allá”, lo diría mejor la alcaldesa Elsa Noguera, sabiendo del amor que abarca el samario.

“Escogí el camino de la colombianidad en un momento en el que nadie nos abría las puertas”. Eligió el despunte de los 90, en plena lucha contra el narcotráfico, para hacer de las raíces colombianas un motivo de orgullo que amilanara la vergüenza. “Nunca pretendí ser internacional, pero lo cierto es que lo logré desde la localidad”. Y seguramente en eso consiste el éxito de Vives, y por eso se siente comprometido con su tierra. Porque, para él, no hay otra forma de ser artista.

Esa hoja de vida que pareciera que ya se está acabando, pero que apenas comienza, le da tiempo para reunirse con Andrés Castro, en Santa Marta, y seguir haciendo música…

Parece un chiste, pero es verdad. A lo mejor suena un poquito descarado. El camino que escogimos de la música es algo que no nos deja de sorprender, que todavía no conocemos y tenemos que empezar a buscar. Y esta ciudad  (Barranquilla) siempre ha sido un punto de partida para descubrir cosas que tienen que ver con nuestro país y que tienen que ver con el Río Grande.

Creo que apenas estamos descubriendo lo que tenemos musicalmente para trabajar nosotros desde la industria, no como folcloristas. Lo que tenemos todavía aquí para trabajar es muy grande. Es un trabajo que comenzó una generación antes de nosotros. Nosotros recibimos toda esa herencia, pero vendrán esas nuevas generaciones y tendrán mucho más material para trabajar, para sorprendernos.

Con Andrés siempre estamos inventando cosas. Siempre tenemos ideas, siempre estamos trabajando. Las guardamos en una grabadorcita, las dejamos en el estudio de Miami, o en el de Bogotá, o en el de aquí de Barranquilla, con Einar Escaf. Siempre tenemos un lugar donde vamos almacenando cosas, ideas, y hablamos siempre todo el tiempo, por eso siempre me ves ahí con Andrés.

Por supuesto, siempre hay un disco que hacer. Queremos hacer muy pronto el Unplugged, y requiere cuatro, cinco canciones nuevas, y siempre estamos viendo qué, de lo que tenemos, de lo tanto que tenemos, vamos a trabajar por ahí. Andrés es un personajazo, un productor muy importante y con una conciencia de colombianidad muy especial.

Paralelo a su música, está su trabajo social por Santa Marta. Este fin de semana tiene prevista una visita a Pescaíto...

Vamos a Pescaíto este fin de semana a conocer aún más todo el liderazgo de la zona. Estamos buscando unirnos a la localidad para producir cambios, para proponer ideas, para devolverle a esa zona de la ciudad todas las deudas que tenemos, muchas deudas históricas. Yo estoy trabajando en una iniciativa que se llama Tras la Perla de América. Estamos trabajando en muchos frentes, uniéndonos y descubriendo quiénes en la ciudad están trabajando sobre ciertos aspectos. Lo que la vida nos ha dado, con el cariño de la gente, queremos compartirlo con la ciudad, compartirlo con los líderes dentro de lo público, dentro de lo privado, de las diferentes comunidades.

Estamos trabajando en lo que la ciudad necesita, para que dentro de diez años, que lleguemos a los 500 años como ciudad, podamos tener una ciudad sostenible, una ciudad con lo fundamental, con lo básico solucionado; que nos permita crecer de ahí en adelante y mejorar la calidad de la vida de muchos de los samarios. Por eso estamos yendo mucho, trabajamos allá con todos. Sin distingo ni colores políticos, ni de ninguna especie.

¿Cuál es la necesidad más inmediata de Santa Marta?

¡Dios mío! Tenemos muchas necesidades, pero, por ejemplo, el tema del agua es un tema fundamental. Dejar organizada la ciudad con el problema del agua, eso como parte de la infraestructura. Queremos trabajar mucho también en la educación medioambiental. Es fundamental, porque el medio ambiente está conectado con todo lo que queremos hacer.

Es importante promover el vínculo de lo público y lo privado, como está pasando en Barranquilla. Se están uniendo todos. Nosotros tenemos que superar un poquito nuestra historia de la polarización política. Debemos superarlo todo porque Santa Marta necesita una sola política que soluciones sus problemas.

El vallenato también ha gozado de su interés. ¿Cómo ve la apuesta del Ministerio de Cultura de contar con el respaldo de la Unesco para salvaguardarlo?

He estado y estoy en una campaña en que quiero llegar a cosas muy importantes sobre la cumbia. No me gusta que, cuando uno habla de la cumbia, la gente pueda pensar que estoy desplazando al vallenato. La cumbia es la madre. Cuando yo hablo de cumbia, estoy protegiendo el vallenato. Cuando yo hablo de empezar a proteger, digamos, nuestro folclor más antiguo.

El vallenato es un folclor muy joven. La cumbia es un folclor ancestral que está conectado con el vallenato, entonces no me gusta cuando yo hablo de la cumbia, la gente pueda pensar que no me interesa el vallenato y que no soy agradecido con él, no. Porque soy agradecido con el vallenato hay que empezar a trabajar por la cumbia. Vamos de atrás pa’lante. El vallenato es un folclor que goza de toda la fama, un folclor que goza de todas las simpatías, no solamente de los colombianos, sino del mundo.

El vallenato tiene que ser protegido, tiene que ser valorado. Pero él no tiene problemas. Su ma’e tiene más problemas. Y no digo problemas de problemáticas, sino de que debemos ir solucionando las cosas.

Por supuesto que estoy de acuerdo con la cultura vallenata: es una de nuestras herramientas más poderosas que tenemos culturalmente en nuestro país. Por supuesto apoyo esa iniciativa, formo parte de esa iniciativa, tengo algo que ver en el trabajo que se ha hecho por el vallenato y llevar su imagen como una cultura muy clara, muy específica, muy reconocida, con íconos muy claros.

Para mí es fundamental que eso pase, me voy a sentir muy bien y he trabajado muy duro para que todo eso sea así. Pero con la cumbia tenemos ese compromiso todos.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.