El Heraldo
Andrés Gómez Martínez, alcalde de Sincelejo.
Región Caribe

Así se enfrenta la pandemia en las zonas más críticas de la Costa

Alcaldes y gobernadores le cuentan a EL HERALDO qué están haciendo para reducir sus tasas de contagio, hospitalizaciones y letalidad.

EL HERALDO habló con las autoridades de las ciudades y departamentos de la Región Caribe más afectadas por la expansión de la Covid-19 para conocer qué estrategias tienen en marcha para hacerle frente a la crisis sanitaria, que entró en una fase de ascenso en estos territorios presionando sus sistemas de salud, y sumando más personas infectadas y fallecimientos cada día.

En Sincelejo, la pandemia deja 3.683 casos positivos y 227 muertos, mientras que La Guajira acumula 1.696 contagios con 98 fallecidos, 99 personas hospitalizadas, de las cuales 17 están en unidades de cuidados intensivos y 82 están en centros asistenciales. Además de 658 recuperados.

Alcaldes y gobernadores están en las calles tomando decisiones y ejecutando medidas en una lucha contrarreloj para ganarle la carrera a la pandemia.

 

“Creemos que el pico podría estar entre la tercera y cuarta semana de agosto”: Andrés Gómez Martínez, alcalde de Sincelejo  
P.

¿En qué momento está hoy la pandemia en Sincelejo?

R.

 Es un momento en el que debemos ser vehementes con el cumplimiento de protocolos como el distanciamiento, el aislamiento estratégico, el uso del tapabocas y lavado constante de manos y rostro. Aún no llegamos al pico local de contagio y ya está claro que, con lo atípica de esta pandemia, resulta difícil predecir certeramente la fecha en que se ubica dicho máximo de contagio, pero creemos que podría estar entre la tercera y cuarta semana de agosto, si la ciudadanía coopera.

 

P.

¿Por qué cree que se aceleró el contagio en la ciudad?

R.

A pesar de que hemos hecho grandes esfuerzos, acatando las medidas decretadas por el Gobierno nacional como el aislamiento preventivo obligatorio e implementando estrategias como pico y cédula, toque de queda y prohibición del parrillero en moto, entre otros, hay factores que han incidido en el incremento de los contagios. Uno de ellos es la frágil economía de la ciudad, donde la informalidad está en el 67,5 por ciento, o sea que la gente vive del día a día y eso los obliga a salir a la calle a buscar el sustento.

Desafortunadamente, muchos no lo hacen acatando las medidas de autocuidado como el uso de tapaboca, el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos, y de esa manera adquieren el virus y lo llevan a sus hogares, donde por las condiciones de hacinamiento se propaga fácilmente al resto de la familia.

 

P.

¿Está teniendo Sincelejo la capacidad suficiente para atender el creciente número de casos?

R.

En cuanto a la capacidad instalada en el servicio de baja complejidad, que es nuestra competencia, no se ha desbordado porque la mayoría de los casos positivos están cumpliendo el aislamiento en casa y son atendidos por medio de teleconsultas o atención domiciliaria de las EPS. Hacemos un llamado a las personas que si presentan síntomas asociados con Covid-19 que se comuniquen primero con las líneas de atención, en donde les darán la orientación médica.

En caso de no tener respuesta, la Secretaría de Salud Municipal cuenta con unas líneas de atención donde unos auditores recepcionan y tramitan las quejas sobre las deficiencias del servicio de las EPS e IPS. Es importante seguir la ruta de atención de su EPS y no automedicarse, con eso evitamos complicaciones de las personas que podrían colapsar los servicios de salud.

 

P.

¿Qué medidas está adoptando para hacerle frente a esta crisis sanitaria, económica y social?

R.

Para hacerle frente a la crisis sanitaria, con la Secretaría de Salud Municipal y Secretaría de Salud Departamental, logramos una articulación con las 10 EPS presentes en el territorio, a través de la estrategia denominada Unidos por Sucre, en donde vamos a los barrios con mayor índice de contagio, y se aplica unas encuestas para evidenciar factores de riesgo, búsqueda activa de sintomáticos respiratorios, practicamos toma de muestras, educamos a la comunidad con las medidas de autocuidado y se hace entrega de tapabocas. Hemos entregado elementos de seguridad al personal de salud y se logró financiar la estadía de personal médico en hoteles, garantizando rutas de transporte básicas para el cuerpo médico en la ciudad.

En la parte económica, hemos tomado medidas inmediatas y proyectado otras hacia el mediano plazo, reactivando proyectos de infraestructura para generar empleo y reapertura gradual de establecimientos de comercio bajo el estricto cumplimiento de protocolos de bioseguridad, entre otras. También en el sector agropecuario y de asistencia humanitaria se ha venido actuando con la entrega de ayudas alimentarias. 

 

“Como sociedad, debemos tener el valor de afrontar esta tragedia de la mejor manera”: Héctor Olimpo, gobernador de Sucre
Héctor Olimpo, gobernador de Sucre.
P.

¿Qué está pasando con la expansión de la COVID-19 en Sucre, especialmente en los municipios de Corozal, Sampués, Buenavista y Ovejas?

R.

Hemos hecho esfuerzos para que la COVID-19 no llegue con tanta intensidad a nuestro departamento, a la capital y a todos los municipios. Ha sido un gran proceso de contención, pero resulta inevitable que surjan casos. La ciudad capital se nos desordenó y hemos tomado algunas medidas para poder controlar. Aspiro que en las próximas semanas podamos ver ya un descenso de contagios y fallecimientos en la ciudad. Nos viene una etapa para los municipios, en la que los alcaldes nos deben ayudar en un esfuerzo enorme para preservar la disciplina y el aislamiento social. Podremos evitar muchos fallecimientos siempre y cuando se tomen las debidas decisiones de orden público, se hagan  respetar y haya un nivel de conciencia ciudadana que nos permita mantener la distancia social y la disciplina, es el único remedio que hay.

 

P.

¿Qué se está haciendo para frenar la proliferación del contagio en los municipios y qué otras medidas se están evaluando?

R.

Estamos haciendo lo que nos corresponde, que es ampliar la capacidad hospitalaria. El departamento no ha colapsado en camas de hospitalización ni camas de UCI. Tenemos un plan de expansión que será suficiente para atender el pico de la pandemia, estamos duplicando nuestras camas de cuidados intensivos en agosto. Compramos 30 ambulancias, tenemos unas alianzas con los privados para poder sostener la oferta de servicios y que no colapse nuestra red de salud, pero requerimos mucha colaboración de la ciudadanía. Estamos adelantando un modelo de atención, donde en el municipio de Corozal atenderemos a todos los municipios de la subregión de Sabanas, San Marcos, La Mojana y el San Jorge; y en Sincelejo toda la ciudad, los Montes de María y el Golfo de Morrosquillo. En el hospital regional de Sincelejo, en el hospital de Corozal y el hospital de San Marcos hicimos una estrategia novedosa que se llama Unidos por Sucre, con todas las EPS, que es ejemplo a nivel regional y nacional, donde todas las entidades promotoras de salud tienen una acción conjunta. Estamos haciendo un testeo masivo atendiendo de manera especial a los pacientes crónicos, haciendo aislamiento y siguiendo ruta de contactos. Tenemos un diálogo permanente con la comunidad científica. Esta tragedia de Colombia y el mundo nos llegó a nosotros también y debemos tener como sociedad el valor para poder afrontarla de la mejor manera. Nosotros venimos haciendo un  enorme esfuerzo, pero el trabajo conjunto es lo que nos va a dar buenos resultados dentro de esta emergencia que a veces toma visos de tragedia.

 

P.

¿Cómo está trabajando con el Gobierno nacional?

R.

El Gobierno nacional ha venido colaborando, tenemos una articulación con el Ministerio de Salud y con la Superintendencia de Salud. Hemos recibido 40 ventiladores, lo cual es una suma importante. Esperamos recibir otros más, cargamentos de tapabocas y elementos de protección. Recibimos $5 mil millones de pesos para entregar ayudas humanitarias, de los cuales ya estamos entregando los primeros 2.500 millones de pesos esta semana a las comunidades étnicas y la semana entrante a las comunidades vulnerables, principalmente en Sincelejo y otros municipios que tienen mayores dificultades. Para poder garantizar el aislamiento, hay que llevarle comida a la gente a la casa. No ha sido una tarea fácil, yo a veces también siento un poco de frustración porque a veces queremos hacer más de lo que podemos hacer, pero estamos esperanzados a fondo en que nuestro servicio de salud no colapse, le preste el mejor servicio a la gente y que tengamos el menor número de fallecimientos en nuestro departamento.

 

“La población indígena está en un alto riesgo de contagio”: Nemesio Roys, gobernador de La Guajira
Nemesio Roys, gobernador de La Guajira.
P.

¿Qué tan crítica es la situación por COVID-19 en La Guajira?

R.

La Gobernación de La Guajira, a través de la Secretaría de Salud, decretó la alerta roja hospitalaria en el departamento, ante el considerable aumento de casos de COVID-19 y la disminución de la capacidad instalada en el número de camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales de Riohacha, Maicao y San Juan del Cesar, las cuales registran el 78% de ocupación. Se busca así coordinar las acciones pertinentes con todas las entidades, a través del CRUE de la Secretaría Departamental de Salud, para que tengamos disponibilidad y evitar complicaciones en la remisión de pacientes a distintas instituciones de salud. 

 

P.

¿Está el departamento preparado para afrontar el momento más complejo de la pandemia?

R.

Hace poco recibimos con total responsabilidad las competencias de la salud en La Guajira, sabemos que es un reto, pero nuestro compromiso por el bienestar de los guajiros sobrepasará cualquier dificultad. Este hecho se da en medio de la crisis de la COVID-19, especialmente cuando las cifras de contagio aumentan día a día en La Guajira, por esta razón coordinaremos y articularemos, sin descanso, las acciones necesarias para enfrentar dicha situación.

 

P.

¿Qué tan afectada se encuentra la población wayuu y otras comunidades indígenas de La Guajira?

R.

De los 1.696 casos en La Guajira, 190 se han registrado en población indígena, de los cuales 117 están en Maicao, 40 en Uribia y 17 en Riohacha. El resto está distribuido en otros municipios. En nuestro departamento, según el DANE, hay 361.473 indígenas, el 41,7% del total de la población. Esta población está en un alto riesgo de contagio por varios factores considerando un conjunto de condiciones desfavorables previas a esta pandemia, relacionados con enfermedades prevalentes de la infancia. Esta situación aunada a las prácticas culturales, que pueden ocasionar dificultades para mantener el distanciamiento social debido a su manera de vivir, combinadas con el acceso limitado a servicios de salud de calidad y a la aceptabilidad cultural, le dan un contexto más alto de vulnerabilidad. Desde la Gobernación de La Guajira, a través de la Secretaría de Asuntos Indígenas, abordamos la emergencia por el COVID-19 en los pueblos indígenas y elevamos la voz en su nombre ante la Organización Mundial de la Salud – OMS, ministerios de Salud e Interior, para adaptar los lineamientos nacionales al sistema propio de sus usos y costumbres. 

 

P.

¿Qué otras medidas está contemplando para hacerle frente a la crisis sanitaria, económica y social desatada por la pandemia?

R.

 A diez días de haber recuperado las competencias del sector salud, el departamento cuenta con un proyecto en el Ministerio de Salud para invertir más de $11.000 millones en adecuación de hospitales, compra de equipos y la expansión en camas UCI. También se aprobó un proyecto que permitirá  el funcionamiento y mejoramiento de las actividades del Laboratorio de Salud Pública de La Guajira. También el departamento ganó la convocatoria del Fondo de Ciencia y Tecnología - Sistema General de Regalías, con el que se pondrá en marcha un proyecto por $6.900 millones para fortalecer la investigación en el laboratorio en relación con COVID-19. 

 

P.

¿El Gobierno nacional le está respondiendo al departamento?

R.

A través del Ministerio del Interior, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y la Consejería para las Regiones se han entregado más de 90.000 ayudas alimentarias. Minsalud hizo el anuncio de enviar a La Guajira 83 respiradores mecánicos, de los cuales ya hemos recibido 24, que han sido destinados a los hospitales departamentales. También se está suministrando agua a comunidades indígenas de la Alta Guajira, por medio de carros cisterna contratados por la UNGRD, que entraron a fortalecer la flota que desde el inicio de la pandemia dispuso la Gobernación.

“La ocupación de UCI está en un 90% y no ha sido suficiente el aumento de camas”: Mohamad Dasuki, alcalde de Maicao  
Mohamad Dasuki, alcalde de Maicao
P.

¿Qué se está haciendo en Maicao para frenar la propagación de la COVID-19?

R.

La administración municipal se ha centrado en tres acciones puntuales para evitar la circulación de la enfermedad, el control y asistencia social, la vigilancia epidemiológica y la educación y participación social. Hemos expedido varios decretos para restringir la movilidad con medidas como toque de queda y ley seca. También se ha hecho un gran esfuerzo para poder dar ayudas humanitarias a la población más vulnerable. La Secretaría de Salud tiene un control de los casos positivos con visitas e investigación para poder verificar los contactos estrechos y a la vez hacer educación en esas viviendas sobre el aislamiento preventivo y las demás recomendaciones para evitar el contagio. Junto a las EPS implementaremos otra estrategia adicional buscando grupos de riesgo para incrementar la toma de muestras, sobre todo en mayores de 60 años y sus núcleos familiares. La próxima semana se concertará con las EPS estas actividades También se está convocando a los líderes de las comunas y barrios, para integrarlos y que se vuelvan sensores de lo que está pasando en sus sectores y multiplicadores de las actividades de la administración.

 

P.

¿Tiene Maicao la suficiente capacidad hospitalaria para afrontar la crisis?

R.

En Maicao tenemos cuatro IPS de mediana complejidad, incluyendo al Hospital San José, dos de ellas con UCI de adulto, que es el indicador más presente para conocer la capacidad instalada. Cuando inició la pandemia entre el hospital y la Clínica Maicao había 20 camas de UCI y en estos momentos hay 29, lo que significa un incremento de casi el 50%. A pesar de esto, fuimos el primer municipio de La Guajira en decretar la alerta roja, porque la ocupación está en un 90%, y no ha sido suficiente este aumento de camas. La Clínica Maicao nos anunció que iba a aumentar su  capacidad y el Ministerio de Salud anunció que antes de que acabe el mes de agosto enviaría otras diez unidades de cuidados intensivos que serán instaladas en el Hospital San José.

 

P.

¿Cuál es el impacto de la pandemia en la población migrante que hoy está en Maicao?

R.

A marzo de este año Migración Colombia informó que en Maicao había 54.800 migrantes venezolanos, de los cuales 34 han sido contagiados con el virus. Sin embargo, entendemos que hay mucha población que va y viene de Venezuela a través de los pasos ilegales o trochas que son unas 200 en la frontera, por lo que mientras exista esta posibilidad es muy difícil el control. Además en el estado Zulia conocemos que hay unos 2 mil casos de COVID-19, lo que aumenta el riesgo para Maicao.

 

“Muchas personas aún no creen que el COVID es real y salen sin ningún tipo de protección”: Carlos Ordosgoitia, alcalde de Montería
Carlos Ordosgoitia, alcalde de Montería
P.

¿Cuál es la situación por COVID-19 que hoy afronta Montería?

R.

Montería está en una fase de ascenso. Hemos tenido porcentaje de ocupación en UCI fluctuante, entre el 80 y 85%. El 20 de julio llegamos a una ocupación del 91% y convocamos un Puesto de Mando Unificado, desde donde logramos la repuesta inmediata del Gobierno nacional, logrando adelantar la entrega de 30 ventiladores que fueron enviados al día siguiente. Adecuamos en 25 días un hospital de campaña en el coliseo Miguel ‘Happy’ Lora con 68 camas de hospitalización, que está en servicio desde el 19 de junio, y duplicamos la capacidad instalada en los 3 hospitales de nuestra ESE Vidasinú. El tercer nivel, es decir, las UCI, son competencia del departamento; sin embargo, estamos apoyando y poniendo a disposición nuestra red para que si se requiere se habilite el tercer nivel para  ampliar la capacidad en UCI. Montería, por ser capital región, es el principal centro de referencia y nos llegan pacientes de otros municipios de Córdoba, Bajo Cauca Antioqueño, Urabá, incluso de Sucre  y Bolívar.

 

P.

¿Qué es lo que más le preocupa?

R.

 Tenemos un poco más de 2.000 casos positivos, 243 recuperados, 227 muertes, 14.457 muestras tomadas, y una cifra que nos genera preocupación es las muestras que están en espera de resultados, 1.685 personas están esperando resultados y 1.846 muestras más que se han realizado en los cercos inteligentes que delimitamos en barrios como parte de la estrategias de búsqueda masiva de casos de COVID-19. Llevamos a las EPS a los barrios para que realicen pruebas PCR y estamos teniendo un mayor volumen de muestras diarias. Hemos pedido a las EPS que suscriban convenios con otros laboratorios para mejorar la oportunidad en la entrega de resultados.

 

P.

¿Qué medidas se están adoptando para frenar la expansión del virus?

R.

Pasamos de 4 a 2 el número de dígitos que salen diario para que las personas se abastezcan. Ley seca los fines de semana con toque de queda. Cerramos por 5 días el Mercado del Sur, se hizo desinfección y se firmó un acuerdo con comerciantes para trabajar unidos por mantener allí los protocolos de bioseguridad. Se abrió con nuevas medidas de bioseguridad. La semana pasada estuvo restringida la circulación de parrillero. Y el cierre en los barrios que se extendió hasta el 3 de agosto y se amplió a 9 barrios más. Estas medidas se complementan con la estrategia nacional PRASS, Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo y Sostenible con cercos inteligentes en barrios donde hacemos pruebas. Montería será la primera ciudad en Colombia en activarlo con el apoyo del Ministerio de Salud y la Gerencia Nacional COVID.

 

P.

¿Por qué cree que se aceleró el contagio en la ciudad?

R.

Empezaron a circular más personas cuando se fueron autorizando apertura de sectores; el virus está en el territorio, debemos aprender a convivir con él guardando las medidas de prevención que hemos replicado y difundido desde el día uno de la emergencia. Muchas personas aún no creen que el COVID es real y salen sin ningún tipo de protección. Algunos establecimientos comerciales no están cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y allí hemos insistido en la sanción social, que la misma comunidad evite comprarles y que denuncie a través de Curba, una aplicación en la que la ciudadanía puede reportar incumplimientos. Nosotros en Montería no autorizaremos apertura de nuevos sectores, hasta que logremos bajar la curva de contagios.

 

P.

¿Cómo hacerle entender a los ciudadanos que el virus es una amenaza real?

R.

Insistiendo, siendo persistentes en la pedagogía y la educación. Los medios allí cumplen un rol muy importante en la difusión de estas medidas de prevención, lo han venido haciendo y es necesario que ese mensaje se siga reforzando. Nosotros estamos llegando a los barrios no solo con pruebas y atención médica, sino con pedagogía; en eso vamos a seguir trabajando, con la comunidad.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.