El Heraldo
Noticias

Abelardo De La Espriella lanzó su segundo disco

Abelardo De La Espriella lanzó, con una experiencia Style, su segundo disco.

En una noche llena de Style, inspirada en los años 50, Barranquilla tuvo su primera alfombra roja el pasado 19 de mayo en el Pabellón de Cristal a orillas del río Magdalena.

Para quienes asistieron a la gala benéfica, fue una noche llena de sorpresas basadas en la experiencia Style que ofreció Navegante.

La noche barranquillera, en la que fue una semana pasada por agua, se abrió espléndida para dar paso a las luces blancas y rojas que la iluminaron e hicieron destellar el hall Style dentro del Pabellón de Cristal en el Malecón barranquillero.

La alfombra roja que se extendió a los Stylers, que engalanados, acompañaron a Abelardo De La Espriella, estaba custodiada por personal elegantemente uniformado en una pasarela adornada por autos clásicos que daban la bienvenida a los asistentes augurando lo que sería el viaje que tenía preparado el Navegante.

Una tripulación perfectamente arreglada para la ocasión, guiaba al viajero desde su embarque en las puertas del Pabellón de Cristal y lo conducía hacia el sector de fotografías que fue el primer tramo de la travesía.

En la alfombra roja posaron actores, cantantes, presentadores de televisión, las reinas de Miss Universo Colombia, políticos, empresarios, dirigentes y la sociedad Caribe que se hizo presente desde varias ciudades de la costa luciendo sus mejores galas.

Los aromas que se percibían en el Hall Style, supimos que son los que acompañarán las marcas de De La Espriella Style; las sorpresas seguían haciendo parte del recorrido: Abelardo De La Espriella presentó a los Stylers su tienda De La Espriella Style y exhibió, por primera vez en público,  su Ron Defensor, una “obra de arte hecho ron”, según lo describían.

El mundo Style era el protagonista del Hall de acceso a la experiencia: su vino Fratellone, éxito en ventas y su libro, Amores Criminales, que ya es un best seller, tenían también sitio de exhibición pero, la sorpresa fue mayúscula en el Hall Style porque, de la mano del diseñador japonés, Kenji Tanaka, pudimos observar y tocar la colección de moda para hombre que lanzará De La Espriella Style en julio.

 

 

 

Una vez terminada la primera etapa del recorrido, todo estaba listo para la cena. Y la sorpresa seguía creciendo: entrar al salón que alojaba el cabaret fue la primera sensación de viaje en el tiempo y en el espacio: años 50, mesas redondas perfectamente vestidas para la ocasión, vajilla impecable, luz tenue en un salón envuelto en una penumbra roja, candelabros y un ambiente parisino a orillas del Río Grande de La Magdalena, todo un viaje!

La puntualidad fue inglesa de parte de asistentes y organizadores. Más de 60 meseros empezaron una danza para servir a más de 500 Stylers que disfrutaron de una cena creada para la ocasión por el chef Jorge Méndez: platos perfectos, en su punto y después, una sirena anunciaba el trayecto principal, todas las mesas recogidas, silencio total para la aparición del Navegante: Abelardo De La Espriella.

Para quienes lo escucharon por primera vez, continuaba la sorpresa: el abogado, el columnista, el controvertido, el empresario, el defensor, arrancó a cantar, en vivo y en pocos minutos ya se había transformado, ya se había apoderado del escenario y de su papel, el Navegante los tenía viajando por el mundo y por el tiempo, de la mano de los grandes maestros de la música.

New York, New York, que hizo famosa Frank Sinatra, salía de la garganta de De La Espriella en un perfecto Inglés y la capital del mundo pasaba ante nosotros; de repente, O Sole Mio, en Italiano irrumpía en el escenario y bailarinas acompañaban las escenas adornando el show; más adelante, el turno era para Paris y La Vie En Rose, que Edith Piaf inmortalizó, fue la melodía que en francés interpretó el Navegante al lado de una voz y una belleza: Daniela Mass para hacernos viajar a la ciudad luz; Granada, del maestro Agustín Lara,  estallaba y el público también … el viaje ya se estaba terminando.

Al final, el público quedó con ganas de más; después de 11 canciones, 5 idiomas, un recorrido por el mundo y por el tiempo, Navegante se despidió del escenario con una ovación larga y merecida.

Para Abelardo De la Espriella fue un concierto maravilloso, “me sentí feliz, acompañado de mis stylers y plenamente realizado porque he empezado a cumplir otro de mis sueños: cantar y haberme estrenado en Barranquilla lleno del cariño de los más de 500 asistentes, fue maravilloso”.

Los que se embarcaron en este viaje del corazón, con sus donaciones, no sólo vivieron esta experiencia única sino, lo más importante, están apoyando a las fundaciones Becas ADLE y Cosecha Solidaria.

“Ya estamos proyectando los nuevos puertos de partida de Navegante y se vislumbran Medellín y México como los próximos sitios de partida”, puntualizó Abelardo De la Espriella. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.