El Heraldo
Este grupo de estudiantes observa el monumento a los niños ubicado en la Institución Educativa Fundación.
Magdalena

Fundación recuerda a sus 33 niños a un año de la tragedia

Con tres actos litúrgicos se les rendirá hoy tributo a las víctimas del incendio de un bus en una vía del municipio del Magdalena. Familiares claman por justicia y llevan procesos para exigir responsabilidades a entidades.Dueño del vehículo sigue prófugo.

Hoy Fundación vuelve a vestirse de luto y en una sola plegaria honrará la memoria de los 33 niños y un adulto muertos hace un año, en el incendio del bus que los transportaba a sus casas. Regresaban de una jornada lúdica y de alabanzas en una iglesia cristiana evangélica.

Con tres actos litúrgicos en diferentes horarios su pobladores les rendirán tributo a los menores que con su muerte les desgarraron el alma de millares de colombianos. Con esta tragedia pagaron el precio de la irresponsabilidad de los mayores y la falta de eficiencia  y eficacia de  autoridades de distinto orden.

Doce meses después de aquel doloroso episodio es más fuerte el clamor de justicia y no impunidad por parte de  padres y familiares.

“Solo hay dos personas presas, el chofer y el líder espiritual, pero…  ¿y las demás?”, dice Ornela Torregrosa Pérez, quien perdió a sus hijos Breiner, de 8 años, y Lucas, de 4.

La mujer se refería a las autoridades administrativas y de policía que con su omisión permitieron que este hecho sucediera. Para las familias es inexplicable que por las calles de Fundación anduviese rodando un vehículo del servicio público sin el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat), sin revisión técnico mecánica y con un conductor sin licencia.

Además, según los registro en el Runt, el vehículo Dodge, modelo 1993, tenía capacidad para 20 personas, pero en el momento del siniestro llevaba a bordo 50, la mayoría niños.

“No era lógico que un bus en esas condiciones estuviese en la calle”, agrega Edinson Quintero, cuyos hijas Michelle, de 8, y Andrea Carolina, de 6, fallecieron.

Situación jurídica

Mientras las familias piden justicia, Sebastián Gómez, abogado de las víctimas, explica, en diálogo con EL HERALDO, que los procesos llevan su curso y que tienen plena confianza en que al final la tragedia no quedará en la impunidad.

Manifiesta que en lo que atañe al conductor del bus,  Jaime Gutiérrez, y al líder espiritual, Manuel Salvador Ibarra, la Fiscalía y la defensa de los procesados suscribieron un preacuerdo mediante el cual pretenden “variar la conducta penal de dolo a culposo”, lo cual les generaría “una rebaja sustancial de la pena”.

Revela que pronto tendrán un encuentro con las familias para discutir, nuevamente, las consecuencias de este preacuerdo y determinar la posición que asumirán el próximo 4 de junio en audiencia ante un Juez de Ciénaga, Magdalena.

El dueno del bus

En relación con Alfredo Cruz Esquea, dueño del bus del siniestro, el Tribunal Administrativo de Magdalena ordenó revocar la decisión del Juez Penal de Fundación, Alfonso Saade, en la que decidió precluir la investigación penal de oficio y lo dejó libre luego de haber sido capturado en Venezuela y deportado a Colombia.

Sin embargo, pese a haberse ordenado su captura por el Juzgado de Control de Garantías de Aracataca, “al día de hoy  se encuentra prófugo de la justicia”. De producirse su aprehensión  se dará inicio al juicio oral o, en su defecto, se presentará un preacuerdo ante un juez competente.

Con respecto a la decisión del juez Saade, la Fiscalía lo investiga penalmente por el presunto delito de prevaricato. “Que este juez haya ordenado la libertad del dueño del bus fue un afrenta y un latigazo más a nuestro dolor”, comenta Carlos Hernández, familiar de una de las víctimas.

Por otro lado, anota el abogado Sebastián Gómez, la Fiscalía compulsó copias con el fin de que investiguen a varios funcionarios públicos, entre ellos a la alcaldesa de Fundación, Luz Estela Durán, por posible omisión en sus funciones.

De igual manera, en julio próximo los representantes de las víctimas presentarán demanda con el fin de que declaren la responsabilidad administrativa de varias entidades del orden nacional, departamental y municipal y ordenen la indemnización de las familias, dada la “omisión en la vigilancia y control en que se incurrieron”, señalan los abogados.

Entre otras, se refieren al Ministerio de Transporte, la Policía Nacional, la Superintendencia de Puertos y Transporte, la Secretaría de Tránsito y la  Alcaldía de Fundación.

Algunas ayudas

En medio del reclamo de justicia y no impunidad, los padres de los niños han recibido algunas ayudas materiales y de apoyo psicológico.

En julio del año pasado, el Ministerio de Salud y Protección Social pagó a las 26 familias víctimas afectadas por la tragedia 406 millones 560 mil pesos en indemnización, equivalente a 12 millones 320 mil pesos por niños.

El pago fue ordenado porque quedó comprobado que el bus no tenía los seguros que establece las normas legales. El desembolso se realizó por una subcuenta de riesgo catastrófico y accidentes de tránsito.

Igualmente, a través del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio les fueron adjudicadas casas a las 26 familias en la Urbanización Los Rosales, al suroeste de Fundación. Pese a ello, muchos han preferido quedarse en los sectores donde nacieron sus hijos (Altamira y Faustino Mojíca) porque “allí están vivos los recuerdos de ellos”, como lo afirmó Rosa Cantillo, la mamá de Michelle y Andrea Carolina.

El gobierno de Taiwán donó a las familias 70 tabletas en un convenio con el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y la Gobernación del Magdalena hizo entrega de algunos recursos económicos y de atención psicológica y social.

Paralelamente a la ayuda material, a través de la regional del Magdalena, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar abrió 89 procesos administrativos de restablecimiento de derechos a los niños y adolescentes, familiares o allegados a las víctimas.

Les brindaron capacitación y asesoría para la implementación de mejores prácticas de trabajo en bisutería, joyería, panadería y repostería; soldadura y ebanistería, entre otros oficios.

La Cruz Roja, la Defensa Civil, el Ejército y la Policía Nacional contribuyeron con donaciones de alimentos, medicinas y ayuda psicológica.

La iglesia Pentecostal Unida de Colombia abanderó un proceso de reparación de viviendas de las familias.

Las bóvedas donde reposan los cuerpos de los niños en el Cementerio Ángeles de Luz.

Listado de víctimas

Yireth Paola Molano Manjarrez 7 años
Yerinson Rafael Terraza Quintero 6 años
Yelena Patricia Otero Hernández 13 años
Thailyn Michel Hernández Castro 9 años
Sherli Dayana Terraza Quintero 4 años
Selena Patricia Urbina Díaz 5 años
Michel Quintero Cantillo 8 años
Mauricio José Valle Rodríguez 4 años
Marina Yireth Toncel de la Hoz 5 años
Manuel Johan Hernández Castro 5 años
Luz Nais de la Cruz Fontalvo 12 años
Luisa Fernanda Tapias García 7 años
Lucelia Ibarra Ortíz 7 años
Lucas José Rocha Torregoza 5 años
Keisi Yohana Martínez Escobar 2 años
Kenner Enrique Fernández Fontalvo 7 años
Kendry Janeth Bonett Meza 8 años
Keiver Erazo Durango 8 años
Keilin Clareth Bonett Meza 5 años
Juan Diego Martínez Escobar 4 años
Jonny Fred Barón Rúa 5 años
Jesús Manuel Bolaños Solís 8 años
Eilin Fernanda García 6 años
Dianis Lorena Tapias 9 años
Desireth Johana de la Hoz Monsalve 10 años
Danna Paola Daza Sierra 11 años
Claudia Melisa Meza Molina 8 años
Charit Durley Barrios Rodas 7 años
Breiner José Rocha Torregroza 8 años
Bladimir José Otero Movilla 4 años
Belkis Jhoana Paut Gómez  10 años
Antonio Pabón Meza 7 años
Andrea Carolina Quintero Cantillo 6 años
Rosiris Hernández Ávila 42 años

Programación
• 8:00 a.m. Misa solemne en el cementerio Ángeles de Luz, organizada por los padres de los niños fallecidos.

• 10.00 a.m. Ceremonia religiosa en la Institución Educativa Departamental Fundación, promovida por el centro de enseñanza. En el acto será bautizada Mary Paz Martínez Escobar, considerada el símbolo de la vida en medio de la tragedia. Su padrino será el gobernador del Magdalena, Luis Cotes Habeych. Acto seguido, la alcaldesa Luz Stella Durán hará entrega de las escrituras de las bóvedas.

• 4:00 p.m. Homenaje a los niños en la carpa del barrio Altamira, ubicada en el sitio donde ocurrió la tragedia. La iglesia Pentecostal Unida de Colombia, liderará una jornada de oración y de alabanzas. Seguidamente, la Fundación Clínica para el Alma, a través de los padres, hermanos y demás familiares de los niños, soltarán palomas y globos blancas al aire.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.