La Guajira | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Vista del cementerio ‘Gente como Uno’, en Riohacha.
Francisco De la Hoz
La Guajira

‘Gente como uno’, un cementerio en Riohacha con ‘falsos positivos’

Sonia Bermúdez, ex auxiliar de Medicina Legal, conoció más de cien casos de cuerpos no identificados.  Ahora ayuda a otros a encontrar restos de desaparecidos.

En la ciudad de Riohacha también hay restos óseos humanos que corresponden a los cuerpos de personas que fueron entregadas en Medicina Legal como subversivos que habían sido eliminados en combates desarrollados en el territorio de la península.

Quien se atreve a hacer esta afirmación es Sonia Bermúdez Robles, una mujer ya pensionada que se mantuvo por 30 años como tanatóloga o auxiliar de Medicina Legal en Riohacha. Pero además, tiene la historia de la violencia de La Guajira en su memoria y es fundadora del cementerio ‘Gente Como Uno’, un camposanto, donde están sepultadas buena parte de las víctimas de este doloroso episodio de la historia reciente del país, a quienes llamaron ‘falsos positivos’

Son muchos cuerpos sin identidad

Sonia Sostiene que los cuerpos no identificados que fueron llevados a Medicina Legal cuando ella laboraba podrían ser más de cien, pero recuerda un especial episodio que le marcó su vida hace cerca de diez años, cuando una madre que llegó de Tierralta, Córdoba, buscando a su hijo habló con ella para contarle la historia de cómo había desaparecido su joven hijo y pedirle que le informara si podía recordar haberlo visto entre los muertos a los que le hizo necropsia e inhumó en el cementerio municipal.

La mujer dijo que su hijo era un muchacho bueno, noble y trabajador, era  estudiante y trabajaba.

Sonia recuerda que la mujer le narró que su hijo el día que desapareció en Tierralta había salido a jugar un partido con unos zapatos rojos que ella le compró y antes de partir hicieron bromas con el calzado.

Sonia recordó que ella había atendido un caso de tres presuntos guerrilleros que habían sido llevados a la morgue desde las inmediaciones El Ebanal, un paraje en la orilla de la Troncal del Caribe, entre Riohacha y Santa Marta y uno de los muertos tenía un par de zapatos tenis como los había descrito la mujer.

Con los detalles coincidentes que se revelaron las dos mujeres vieron que era necesaria la exhumación y con todos los permisos en regla se hizo el procedimiento.

La mujer, que no reveló su identidad, no aguantó la impresión cuando tuvo frente a sus ojos los restos humanos y a un lado el par de zapatos rojos que habían sido enterrados con su dueño en el ataúd.

Sonia Bermúdez se pensionó y ahora desde su camposanto ‘Gente como Uno’, sepulta a persona de bajos recursos y a no identificados.

La mujer cayó desmayada

Cuando se repuso del asombro, sufrió una hemorragia vaginal, aún cuando ella, según recuerda Sonia, ya no tenía menstruación.  Así que la llevó de urgencia a un centro asistencial de la ciudad.

Después, sigue contando, llegaron los familiares de los otros dos muchachos, cuyos restos estaban junto a los del joven de los zapatos rojos.

Los restos también fueron entregados a sus respectivas familias, previo cumplimiento de los protocolos de rigor.

 “Ese episodio me marcó la vida, esos muchachos no tenían por qué ser asesinados. Desde el principio,  cuando empecé a trabajar,  noté que sus manos eran finas, suaves, su piel era tersa, en nada se parecía a la de un guerrillero, pero yo solo tenía que obedecer”, manifiesta Sonia Bermúdez.

En el cementerio ‘Gente como Uno’ hay varios pabellones. En el número uno están los Cuerpos no Identificados (CNI), muchos de ellos permanecen en osarios en los que hay restos de tres y cinco personas, cuerpos a los que aún no se les ha practicado las pruebas de ADN para determinar quiénes eran y a qué familiares les pertenecen.

Visita de Fiscalía

Sonia dice que el pasado mes recibió la visita de varios funcionarios de la Fiscalía que la querían conocer y le estuvieron haciendo muchas preguntas sobre el trabajo que había hecho en medio del periodo en el que llegaban supuestos guerrilleros abatidos por las tropas o que eran recogidos los cuerpos por presuntos enfrentamientos de paramilitares y guerrilleros.

“Yo  clamo al Gobierno Nacional y a sus instituciones para que agilice estos procesos, para que cada madre pueda saber dónde quedó su hijo y dónde están los hermanos y padres de quienes fueron eliminados en este periodo de la historia tan repugnante, ojalá esto sea pronto”, expresa.

Sonia Bermúdez dice tener en su mente mucha información que puede ser útil para los familiares de desaparecidos y al no haber en el departamento de La Guajira ninguna historia escrita de lo que pasó con los cuerpos y a dónde fueron a parar, explica que le gustaría contribuir para darle ‘luces’ de esperanza a los familiares que aún lloran a sus desaparecidos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • cementerio
  • falsos positivos
  • Riohacha
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web