El Heraldo
La menor permaneció 5 días recibiendo atención médica en el Hospital de B/quilla.
Archivo
Judicial

Investigan perfiles falsos en redes sociales de joven que fue torturada

Por lo menos dos cuentas fueron abiertas en Facebook a nombre de la joven. Policía investiga para determinar con qué fin crearon los usuarios.

Fue tal el impacto que generó la noticia del secuestro, tortura y agresión con arma blanca unas 80 veces a una adolescente de 16 años, que muchas personas se volcaron a los medios de comunicación y las redes sociales en busca de más información, de detalles específicos del crimen ocurrido en Soledad, Atlántico, y esto, al parecer, también llamó la atención de inescrupulosos.

La Policía inició una indagación para determinar quiénes y con qué intenciones crearon unos perfiles falsos en Facebook a nombre de la menor agredida, quien se encuentra en un hogar de paso bajo custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y, de acuerdo con un oficial de la Policía consultado por este medio, aislada de las redes sociales.

Incluso, una tía de la adolescente, afirmó que es tal la protección que el ICBF brinda a la menor que hasta a sus familiares más cercanos se les ha dificultado ponerse en contacto con ella.

 “Nosotros hablamos por teléfono cuando la llevaron al hogar de paso (el jueves en la tarde) pero después no hemos podido. La tienen protegida”, afirmó la pariente la mañana de este lunes.

 

Los perfiles

Uno de los perfiles fue creado recientemente en Facebook y tiene una foto de la joven cuando estaba en el hospital. Además, en él se han hecho desde el 24 de marzo por lo menos 10 publicaciones con fotos y mensajes, supuestamente, escritos por la menor.

Lo que les parece extraño a los investigadores es que ese perfil “pertenecía a otra persona, solo le cambiaron el nombre y la foto. Debemos indagar de dónde procede y ver qué está pasando y por qué están colocando mensajes”, dijo uno de los policías.

Aunque la primera publicación realizada en esa cuenta tiene características similares a las que la joven hacía en su cuenta original, según los encargados del caso, no se puede confirmar que haya sido ella quien las hizo.

“Me tiraron la primera puñalada en el cuello y me desmayé”: menor agredida

 “Nosotros tenemos entendido que ella no tiene acceso a sus cuentas de redes sociales porque primero que todo hace parte de la cadena de custodia y segundo, por protección de ella. Por eso primero tenemos que determinar la dirección IP y otros rastros digitales para saber desde dónde están manipulando esos perfiles”, aseveró la fuente.

Algunas de las publicaciones alcanzan hasta ocho mil reacciones por parte de seguidores y han sido compartidas hasta tres mil veces.

“Algo que llama la atención es la cantidad de personas que siguen esa cuenta en Facebook porque son muchas para ser un perfil creado recientemente, por muy popular que este sea. Son por lo menos 21 mil seguidores en menos de dos días. Eso es otro indicio de que era una cuenta ya usada por alguien”, dijo el investigador.

¿Marketing o captación?

Un experto en delitos informáticos de la Policía afirmó que en el caso de comprobarse que sea un caso de suplantación, es necesario ver cuáles son los motivos que tuvo el creador del perfil.

“A veces lo que pasa es que la gente los hace solo para molestar, para pasar el tiempo, aprovechándose de alguna coyuntura, por ejemplo este caso de la niña que es bastante sonado. Pero también hay casos más delicados, por ejemplo, para la captación de personas, en especial de menores que puedan tener una afinidad con el perfil falso, y esta captación es para diferentes motivos como fines de explotación sexual, por ejemplo”, explicó el técnico en criminalística y encargado de investigar delitos informáticos.

Otra posible razón para suplantar, en este caso a la joven víctima, sería acumular seguidores, pero como una “estrategia de mercadeo”, de acuerdo con lo explicado por el investigador.

“Es que es muy sencillo, por ejemplo, si un cantante famoso tiene un problema, alguien puede crear un perfil falso de ese artista para captar incautos que empiezan a seguirlos. Pero cuando ya pasa el boom de la noticia, lo que hacen es vender el perfil por la cantidad de seguidores que tienen. Eso es más que todo mercadeo”, dijo el investigador.

Familiares y vecinos de la menor que fue torturada exigen justicia

Este medio también consultó a la abogada Sara Ibáñez, experta en seguridad informática, quien explicó que esta última hipótesis se podría descartar toda vez que Facebook cambió sus políticas y términos, haciendo públicos los cambios en los perfiles. Empero, la jurista, planteó otra posible teoría.

“Lo que podría haber es una recaudación ilegal de fondos. Hay mucha gente que se está solidarizando con casos como este. Abren cuentas para recaudar fondos teniendo en cuenta que estos casos generan solidaridad”, explicó la experta.

Esta hipótesis, en este caso, podría cobrar fuerza ya que en una de las historias publicadas en la cuenta que supuestamente es falsa, escribieron: “para hablar conmigo desliza hacia arriba o dale clic en más información”, llevando a quien haga el proceso a una página web en la que solicitan ciertos datos personales.

En su descripción, la página afirma ser un portal de noticias enfocada en un equipo de fútbol, lo que nada tendría que ver con la menor víctima.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Menor secuestrado
  • ataque a puñal
  • Soledad
  • Facebook
  • investigacion
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.