El Heraldo
Este es una de las zonas del Laboratorio de Informática Forense de la Dijín de la Policía Nacional que funciona en la ciudad de Bogotá. Cortesía
Judicial

Informática forense: clave para capturar a ‘el Profe’

Expertos en sistemas de la Policía Nacional analizan a diario millones de archivos que hacen parte de las investigaciones que llevan a cabo.

Decenas de miles de videos y fotografías de menores de edad desnudos almacenados en varios dispositivos tecnológicos fueron analizados por el equipo de Informática Forense adscrito a la unidad de Criminalística de la Dirección de Investigación Judicial de la Policía Nacional (Dijín) para poder lograr la captura de alias el Profe, el hombre que fue detenido a inicios de esta semana señalado de consumir y distribuir pornografía infantil.

El material obtenido por los investigadores judiciales pertenecía al docente que laboraba en una institución del municipio de Soledad, donde, al parecer, se valía de su condición de educador para poder acercarse a sus estudiantes.

Fueron varios meses de investigación que tuvieron que realizar los agentes de inteligencia que fue acompañado de la experiencia de los peritos de Informática Forense. Este grupo tuvo la misión de analizar estos archivos para realizar un proceso exhaustivo que les permitió determinar códigos IP de varios equipos tecnológicos.

Alias el Profe, capturado por pornografía infantil en el barrio Las Moras de Soledad.

Elementos como memorias USB, celulares, tabletas, CPU, entre otros, fueron los que incautaron las autoridades en medio de un operativo que fue ordenado por un juez de la República.

Al momento de su captura, ‘el Profe’ fue sorprendido utilizando un computador de dotación para los alumnos el cual tenía una carpeta con fotografías y videos de pornografía infantil.

Pero, ¿cómo hicieron estos expertos para desentrañar la información que este hombre poseía en todos esos  dispositivos?

EL HERALDO dialogó con uno de los integrantes de este equipo, quien entregó detalles de la forma en la que funciona esta unidad de inteligencia.

El uniformado —del que no podemos revelar su identidad por seguridad— sostuvo que este tipo de grupos están conformados por profesionales con carreras afines a sistemas, telemática e informática.

“Todas las regionales de Policía en el país cuentan con un laboratorio de Informática Forense y en Barranquilla funciona uno de ellos que pertenece a la Regional 8, y cuentan con equipos de igual capacidad de los que tenemos en el nivel central”, dijo el perito.

Uno de los peritos realizando un análisis.

Asimismo, dijo que la diferencia que existe con el laboratorio de Bogotá con los del resto del país es la rapidez con la que procesan las informaciones y análisis que se necesitan para apoyar las indagaciones que llevan a cabo los investigadores judiciales en terreno.

“Las máquinas que se tiene en el nivel central son más robustas por lo que tienen la capacidad de procesar los archivos en menor tiempo; es decir, si acá se procesa la información en tres días en las regionales puede tardar hasta una semana, pero igual se cumple con nuestra misionalidad y es apoyar toda la tarea de inteligencia. También, tiene que ver el tipo de investigaciones que se llevan”, detalló el uniformado.

Descubrimientos de archivos ocultos, recolección, procesamiento, análisis y preservación de la evidencia física, son algunas de las tareas asignadas a este equipo que está integrado con por lo menos 15 personas altamente capacitadas.

Precisamente, estas técnicas fueron utilizadas por los expertos para poder obtener los más de 5.000 archivos de pornografía infantil que guardaba ‘el Profe’ en sus dispositivos tecnológicos personales.

“Nosotros realizamos dos tipos de trabajo: uno en campo y otro en los laboratorios con los que contamos. Los análisis que realizamos en nuestras instalaciones son de las evidencias que han logrado recolectar los investigadores líderes de los procesos que llevan en curso o que ya han finalizado”, detalló el policial.

De igual manera, sostuvo que existen casos en los que deben trabajar en terreno y en tiempo real y de manera simultánea cuando se dan los operativos.

“En esos momentos es cuando realizamos las extracciones de información para luego hacer los respectivos análisis profundos que damos a conocer en un informe que se le entrega a quien corresponda”, agregó.

Los software que utilizan estos funcionarios deben tener una licencia vigente y con los más altos estándares de seguridad, pues aseguran que la defensa de los acusados intenta dilatar los procesos por la procedencia de los sistemas con los que se hicieron los análisis.

“Por lo general, cuando se realizan estos análisis se hacen sobre una copia y no sobre la evidencia original. Si es un equipo de cómputo estos tienen disco duro, almacenamiento, es necesario extraerlo y guardar la escritura para que no haya cambios en el disco duro”, detalló el experto.

El investigador añadió que por motivos de seguridad a cada archivo que extraen el sistema les asigna un código único al que solo los investigadores del caso tienen acceso, al igual existe una biblioteca digital para conservar las evidencias mientras avanzan los casos y llegan a juicio.

Esta casa editorial conoció que el 90 % de los equipos que son analizados por este equipo especializado son computadores, celulares y tabletas, mientras que el otro 10 % son drones y cámaras de última tecnología.

Esta inteligencia también fue aplicada al caso de alias Lobo Feroz

Este grupo especializado de la Dijín de la Policía Nacional también ayudó con la investigación en contra de Juan Carlos Sánchez Latorre, conocido con el alias del Lobo Feroz, señalado de abusar de por lo menos 500 menores de edad.

En su momento, los investigadores del caso le informaron a este medio de comunicación que en la capital del Atlántico se lograron encontrar seis víctimas y entre esos casos hay uno perpetrado en 2005.

“Actuaba en centros comerciales, locales de juegos de video y parques. Les hacía fotos a los menores como un casting y el mexicano (Héctor Faria, alias Anthony) escogía, los llamaban por el número del niño, no por nombres…”, señaló la fuente.

De acuerdo con la Dijín, Faria fue detenido en julio de 2011 en un café internet de la capital de México. En ese momento le descubrieron centenares de correos, chats, videos y fotografías provenientes de Colombia, de una cuenta de correo cuyo usuario era ‘Sádico13’ y que se presume era de Sánchez Latorre.

En total había videos de abusos contra 276 menores en hechos que se registraron entre 2008 y 2011.

Toda la información recolectada se encuentra almacenada en uno de los archivos digitales del nivel central de la Policía.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.