El Heraldo
Cortesía
Judicial

Drones: una mirada térmica desde las alturas

Estos equipos han sido pieza fundamental para garantizarle la seguridad  a los conductores de buses  en Barranquilla  y el área metropolitana.

Con el pasar de los tiempos diversos análisis han demostrado que la delincuencia en Barranquilla y el Atlántico ha sido dinámica. Lo anterior ha llevado a las autoridades a adquirir tecnología de punta con la que logran ser la sombra de los antisociales en cada rincón de la ciudad.

En la última entrega que hizo la alcaldía de Barranquilla, la Policía recibió cinco nuevos drones que tienen la capacidad de volar bajo la lluvia, pero también tienen incorporadas cámaras térmicas y reconocimiento facial que le ha permitido a las autoridades asestar duros golpes contra las bandas criminales.

Las cámaras térmicas con las que cuenta la metropolitana de Barranquilla asegura la institución que son “una de las mejores” a nivel país con el propósito de combatir la delincuencia en cualquiera de sus modalidades.

Estas cámaras térmicas permiten a las autoridades ubicar a los delincuentes en las zonas de difícil acceso, pues estas detectan el calor humano en zonas enmontadas o incluso bajo el agua.

El coronel Jhon Sepúlveda, comandante operativo de la Policía de Barranquilla, en diálogo con EL HERALDO sostuvo que todo el personal uniformado a cargo de estos equipos está “capacitado” en el manejo de los drones. 

“Barranquilla ya cuenta con 15 drones con sus respectivos operarios que han sido capacitados por nuestra institución en Bogotá para combatir la delincuencia con esta alta tecnología”, explicó Sepúlveda.

Sepúlveda además detalló algunas especificaciones técnicas de este sistema remotamente tripulado.

“Los drones nuevos cuentan con un tiempo de vuelo de hasta 55 minutos, tienen un alcance de hasta 15 kilómetros, cámaras de 960 pixeles que permiten la transmisión a pantallas de alta resolución en hasta tres módulos. Estos lentes permiten mirar la temperatura de las personas y de los sitios que se está sobrevolando”, reveló el oficial.

La información que se obtiene de las grabaciones de las operaciones ayudan a las autoridades a obtener mayores elementos materiales probatorios al momento que la Fiscalía comience los procesos de judicialización, en caso de que haya una captura.

Apoyo a las estrategias de seguridad.

El coronel Sepúlveda también sostuvo que con este equipamiento, la capital del Atlántico se convierte en una de las ciudades más capacitadas del país para combatir la delincuencia y “devolverle la tranquilidad a la comunidad en general”.

“Todo el componente de la drónica se encuentra apoyando la intervención contra el delito ‘Contigo Barranquilla’ que se viene realizando en diferentes sectores de la ciudad, con el fin de disminuir los hechos que afectan la seguridad ciudadana”, sostuvo.

Son 3.254 horas de vuelo que se llevan en la ciudad de Barranquilla y toda su área metropolitana en medio de los patrullajes de control y también en los operativos que son adelantados por un oficial y once patrulleros altamente especializados en esta tecnología.

Estos sistemas remotamente tripulados han sido necesarios para el personal de inteligencia de la Policía de Barranquilla para poder garantizar la seguridad a los conductores de buses que se han visto afectados por el flagelo de la extorsión.

En los diferentes puntos neurálgicos de Soledad y Barranquilla los drones realizan la vigilancia de las rutas de buses que han sido identificadas por las autoridades con mayor riesgo en temas de seguridad.

Los equipos drónicos llevan 387 días sobrevolando la ciudad, han estado presentes en 34 compromisos futbolísticos apoyando la seguridad, 26 acompañamientos a manifestaciones y han realizado 35 acompañamientos en la revisión de instalaciones policiales de Barranquilla y su área metropolitana.

En lo que va de 2021, los drones han ayudado a capturar a 32 personas por diferentes delitos, han apoyado 43 allanamientos en los que han caído delincuentes de alta peligrosidad. También, han logrado apoyar la incautación de ocho armas de fuego y reconocer a 415 personas que estaban realizando actividades contrarias al código nacional de Policía por lo que fueron trasladadas hasta la UCJ.

“Más de 10.000 millones de pesos que se invierten en esta implementación con una ayuda fundamental del Distrito y también de la Dirección Nacional de nuestra Policía que nos permite capacitar a todos nuestros operarios con profesores altamente calificados”, informó Sepúlveda.

Robustecer capacidades.

En junio pasado, cuando el Distrito anunció el fortalecimiento de la operatividad de la Policía Metropolitana de Barranquilla con el uso de tecnología, el jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón Pérez señaló que los drones cumplen la función de robustecer las capacidades de la institución armada en la ciudad.

“En la administración liderada por el alcalde Jaime Pumarejo le hemos apostado al uso de la tecnología para fortalecer el servicio policial en Barranquilla, con lo cual robustecemos las capacidades de la Policía y generamos las condiciones para que haya un mayor control, por parte de nuestras autoridades, en la ocurrencia de delitos y comportamientos contrarios a la sana convivencia”, expresó Patrón.

Rescate de 4 secuestrados 

Drones, herramientas tecnológicas e inteligencia del Gaula hicieron que los delincuentes intentaran huir, abandonando así a los tres trabajadores de la salud, quienes después fueron liberados en el sector de Juan Mina, en un caso que se registró a mediados de agosto pasado. 

“Los drones con los que cuenta la institución volaron toda la zona enmontada y las cámaras térmicas lograron ubicar de cierta manera a estas personas que estaban retenidas bajo la modalidad del ‘falso servicio’”, dijo una fuente cercana al caso. 

Asimismo, aseguró que las cámaras de reconocimiento facial fueron una pieza fundamental para esta operación. 

“La cámara de reconocimiento facial una vez ubique al objetivo lo sigue durante un largo trayecto, pero lo novedoso es que si la persona que se están siguiendo ingresa a un lugar cerrado, el dron queda pendiente y cuando el objetivo sale inmediatamente lo vuelve a reconocer y avanza con el seguimiento”, agregó uno de los hombres que participó en el rescate. 

Fueron dos mujeres y un hombre, trabajadores del sector salud de una IPS, estuvieron secuestrados durante aproximadamente tres horas, cuando estas personas fueron contactadas para supuestamente realizar unas pruebas de covid-19 en una finca. 

Cuando llegaron al lugar para cumplir con su labor, cuatro personas los intimidaron, los amordazaron y los retuvieron. 

Las autoridades indicaron que uno de los presuntos secuestradores fue detenido mientras intentaba escapar. Este portaba una arma neumática tipo revólver con la que habría intimidado a las víctimas. 

Este hombre, identificado como Pedro Manuel Ferrer Pineda, presentó anotaciones por extorsión y fue dejado a disposición de la Fiscalía General de la Nación. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.