El Heraldo
Estos son algunos de los fusiles que llegan al Atlántico de manera ilegal para ser distribuidos al resto del país.
Judicial

Armas de largo y corto alcance: ¿cómo llegan a manos de grupos ilegales?

Según la Policía, estas armas circulan en Barranquilla y su área metropolitana y han sido detectadas a través de distintos operativos.

En el tiroteo que se registró en la mañana del pasado lunes en la carrera 74 con calle 91, sector de Villa Carolina, en el norte de Barranquilla, donde delincuentes que iban en tres vehículos dispararon por lo menos 24 proyectiles contra una camioneta de color blanco y blindada, las autoridades encontraron, entre otros elementos, una pistola semiautomática marca Glock, calibre 9 mm, personalizada con un camuflado color verde.

El hallazgo alertó a la Policía con relación a este tipo de armamento que circula en la ciudad. 

El atentado criminal iba dirigido contra una ficha del Clan del Golfo que se estaría dedicando a la coordinación  para el tráfico de droga desde la capital del Atlántico, y también con el negocio armamentista ilegal.

Según las autoridades, el arma de fuego encontrada en la escena donde se registró el atentado sicarial es “de alta calidad” y normalmente ha sido relacionada con grupos delincuenciales que operan en Venezuela, por lo que se presume que su proliferación en Barranquilla derive del efecto migratorio. 

Toda esa información surge de los distintos controles y operativos que se han realizado para frenar la comercialización de armas en el mercado negro. 

Este tipo de armamento de corto alcance no ha sido el único que la Policía ha detectado en esta capital y su área metropolitana, pues en operativos que han ocurridos meses y hasta años anteriores se han decomisado fusiles AR-15, visores nocturnos, chalecos antibalas, pistolas Prieto Beretta y Glock. 

 

Este fue el material de guerra incautado en la vía Barranquilla - Santa Marta.
“Los precios de las armas van desde $150 mil hasta $10 millones”: general Diego Rosero, comandante Policía Mebar. 

Frente al tema de cómo ingresan estos arsenales a la capital del Atlántico, el general Diego Hernán Rosero, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, sostuvo que la ciudad “estaría siendo utilizada como corredor para el transporte ilegal de armas”, pero que bajo los controles policiales estas han sido incautadas “oportunamente”. 

“En lo corrido del presente año, la Metropolitana de Barranquilla ha incautado 453 armas de fuego ilegales, de las cuales 360 corresponden a armas de fabricación artesanal y 93 son armas industriales, la marca más incautada es la Smith and Wesson, con un total de 27 armas que representan el 30% del total de armas industriales. Seguido está Indumil Llama con 19 armas que representan el 20%, que son revólveres”, detalló el oficial. 

Asimismo, dijo que “el 62% del calibre de las armas ilegales corresponde a 9 milímetros, mientras que el calibre 38 tiene el 15%. Cabe mencionar que en el total del decomiso se encuentran cinco armas con el calibre 45 auto milímetros, armas que son de gran poder de afectación”, precisó Rosero. 

El comandante se refería a las armas que incautaron en marzo de 2020 en la vía que de Barranquilla conduce a Santa Marta, Magdalena. 

En medio de la incautación hallaron 26 fusiles de asalto sin marca ni serie, calibre 5.56, fabricación americana, AR-15, MOE, además de 36 culatines para fusiles. 

Este material de guerra, según los investigadores judiciales, tenía como destino final La Guajira para luego ser llevado a un grupo subversivo en el vecino país de Venezuela.  

“Hemos capturado a 451 personas por tráfico ilegal de armas en Barranquilla y su área metropolitana”.
Algunas municiones decomisadas por la Polfa.

¿Cómo llegan estas armas a Barranquilla?

Las labores de inteligencia realizadas por la Policía Judicial dejaron en evidencia no solo en esta capital, sino en todas las regiones del país cómo el Eln, Clan del Golfo, Epl y otras estructuras al margen de la ley están utilizando los puertos marítimos y aéreos para esta actividad ilícita. 

“Las armas de fuego llegan camufladas en mercancía y artículos que están enviando mediante el servicio de encomiendas, toda vez que su envío se hace por partes. Los precios de las armas varían según el tipo de estas y pueden ir desde los 150.000 hasta los 10 millones de pesos”, afirmó el oficial.

El ingenio de estas organizaciones no tiene límite, pero sostuvieron las autoridades que tampoco han cesado los operativos de inteligencia para contener esta situación que afecta la seguridad ciudadana. 

“Empezamos a detectar más pistolas Glock que ingresan de manera ilegal por trochas en las que de cierta forma no hay un control para el ingreso al país, son ilegales. Barranquilla no tiene la presencia de grupos estructurados que tengan asentamientos fuertes del control territorial; sin embargo, los corredores viales de la capital del Atlántico pueden tener esa afectación bajo diferentes modalidades que estas personas están utilizando”, agregó Rosero.

Al momento de referirse al tema marítimo, sostuvo que “por medio de las embarcaciones están traficando partes de armas de largo y corto alcance”. 

“Por ejemplo, la cercanía con la Troncal del Caribe, que tiene que ver con lo que ocurra en la Sierra Nevada de Santa Marta, donde históricamente ha tenido la presencia de varios grupos armados organizados como las Farc, luego Los Pachenca, las Autodefensas y sus dos bloques, hace que este corredor vial sirva para el tráfico ilegal de sus armas que deben pasar por Barranquilla de alguna u otra manera. La capital del Atlántico es atractiva ante estos grupos organizados por todo el avance que hay en temas marítimos y aéreos”, detalló. 

Entre las armas de fuego cortas que tienen mayor relevancia están la Prieto Beretta, Glock, Smith And Wesson, entre otras. 

Aunque no hay exactitud del número de armas de largo y corto alcance que entran ilegalmente a la ciudad, las autoridades creen que son mínimas las que se quedan en esta capital, pues a través de labores de inteligencia han logrado decomisarlas y “no son números exagerados”. 

En esta última semana, EL HERALDO conoció que hasta Barranquilla llegó personal de la Dirección de Investigación Judicial de la Policía desde la ciudad de Bogotá y realizaron varios allanamientos en los que decomisaron partes de armas de largo alcance que estaban almacenadas en sitios estratégicos. 

Estas piezas como visores, cañones, entre otros elementos de guerra, llegaron desde Estados Unidos e iban a ser enviadas hasta Norte de Santander a un grupo al margen de la ley.

Las labores de inteligencia continúan, pues aún no es claro si este armamento era para cometer un atentado específicamente.  

Oficialmente las autoridades aún no se han pronunciado frente a este duro golpe que les dieron a estos grupos ilegales. 

Según las estadísticas de la Policía Metropolitana de Barranquilla, en lo que va de 2021 han logrado capturar a 451 personas por porte ilegal de armas de fuego o municiones. Mientras que durante todo el 2020 fueron en total 1.478 los capturados por este delito. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.