El Heraldo
Torcoroma es una de las gatas con más edad del refugio Corralito de amor. Aún sigue buscando una familia que la quiera adoptar. Josefina Villareal
Entretenimiento

El proceso para adoptar una mascota en Barranquilla

Ser mayor de edad, contar con espacio suficiente y tener recursos para suplir las necesidades de salud son algunos de los requisitos que debe cumplir el adoptante.

Claudia Álvarez se levanta todos los días al rayar el alba para tratar de hacer rendir las horas entre todas sus ocupaciones. Antes de tener listo su desayuno, recorre metódicamente cada jaula y cama dispuesta en la extensión de su refugio Corralito de Amor. El motivo, cerciorarse del estado de los 20 animales que está cuidando actualmente.

Al dar las ocho de la mañana, ya vestida y dejando arregladas las necesidades de las mascotas, sale de su casa a recorrer las calles de la ciudad en busca de animales abandonados, maltratados o enfermos.

Los afortunados los lleva consigo y les brinda una “segunda oportunidad”.

Según Animalatón, en Barranquilla existen al menos 50 animalistas líderes de fundaciones, refugios y redes de hogares de paso que dividen su tiempo entre sus trabajos y la labor de búsqueda, rescate y resocialización de perros y gatos en condición de abandono.

“Es triste, pero la realidad es que todos los días se pueden encontrar animales nuevos en lugares que ya han visitado. Si bien es cierto que la tendencia a adoptar ha crecido últimamente, también lo es que el abandono no da señales de disminuir”, manifestó Claudia.

La realidad es que la clave en este movimiento de acción humana para la protección animal es la adopción de los ciudadanos, pues de lo contrario y tal como lo explican las fundaciones, no darían a basto para suplir las necesidades de tantos animales. 

Hasta hace un par de años las fundaciones y personas animalistas trabajaban de manera individual y su labor pasaba desapercibida. Muchas de estas iniciativas se iban perdiendo por falta de recursos o pocos procesos de adopción que ayudaran a adecuar el espacio entre los animales rescatados.

En 2016 se creó la iniciativa Animalatón que busca reunir a todas estas personas en un evento en el que los barranquilleros pudieran enterarse de la necesidad de hogar de muchos perros y gatos de la ciudad.

A partir de ahí las cosas empezaron a tener un rumbo de trabajo, las fundaciones se hicieron más visibles y las oportunidades de adopción comenzaron a llegar con mayor frecuencia.

“En la primera versión de Animalatón se realizaron 40 adopciones. En la última del mes de junio de 2019 superamos las 110, este es un gran logro en un tiempo relativamente corto. Lo bueno es que en este evento las personas pueden acercarse a las carpas de cada fundación, conocer a las mascotas y el trabajo que ellas vienen realizando, además de sus necesidades”, explicó Claudia Álvarez.

Los animalistas señalan que en la ciudad no existe una entidad que los ayude económicamente en proyectos como la compra de alimentos. Adecuación de instalaciones o tratamientos veterinarios, por ejemplo, suelen salir del bolsillo de líderes y voluntarios, además de esporádicas donaciones.

Liza Zarate lidera la Asociación de Animalistas y asegura que prácticamente les ha tocado “trabajar con las garras” para lograr la resocialización de mascotas que es uno de sus principales objetivos.

“Conocemos el caso de fundaciones que llevan años de trabajo y aún no cuentan con una sede o refugio propio (...) Actualmente nos encontramos construyendo un refugio donde podamos tener a nuestros animales que hoy están en hogares de paso, pero ha sido un proceso lento debido a la falta de recursos y materiales”, dijo Zarate.

Los cachorros son usualmente los animales que más rápido encuentran familias adoptantes.

Nueva vida

 En Barranquilla se realizan mensualmente un promedio de 30 adopciones por fundación, según los animalistas entrevistados. Aclaran que cada opción requiere un proceso especial de compromiso por parte del adoptante.

La Fundación Adopta Caribe explica que se tiene cuidado para encontrar el hogar de una mascota, pues “lo último que se desea es que puedan correr el riesgo de ser abandonados o maltratados de nuevo”.

Quien desee adoptar se puede enterar de las mascotas disponibles por medio de redes sociales, visitas a los refugios o eventos de adopción.

Lo primero que debe hacer un interesado es ponerse en contacto con la fundación y pasar la solicitud de adopción, los encargados entonces empezarán a indagar si el solicitante es mayor de edad, si tiene antecedentes con mascotas, si cuenta con el espacio necesario para el cuidado de los animales. Si cumple estos requisitos deberá diligenciar un formulario de solicitud que debe tener la fundación.

Superada esta fase se realiza una visita domiciliaria para corroborar la información y se procede a hacer la entrega de la mascota, con sus vacunas al día, desparasitada y, en la mayoría de los casos, desconectada. Este proceso puede durar entre una semana y dos meses.

Finalmente, los nuevos dueños deben firmar un compromiso legal que garantiza la tenencia responsable de la mascota, que de ser incumplido puede tener repercusiones legales.

A cada proceso de adopción se le realiza un seguimiento de visitas sorpresa y referencias de vecinos en las que las fundaciones puedan cerciorarse de el bienestar y cuidado de cada animal.

Pese a que en la calle los perros y gatos abandonados siguen siendo parte del paisaje, también hay que decir que el deseo de adopción de los barranquilleros va en aumento lo que da una luz de esperanza, una luz que promete dejar huella.

Muchos animales duran años esperando una oportunidad de adopción. Algunas veces nunca se da.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.