Economía | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Transeúntes se movilizan en el centro de Barranquilla.
Johnny Olivares
Economía

Pandemia dispara el desempleo a máximo histórico de 21,4%

En mayo, 4,9 millones de personas dejaron de trabajar en el territorio nacional. Expertos proponen dar mayores incentivos para la generación de empleo.

Los efectos económicos de la pandemia de la COVID-19 siguen profundizando aún más la crisis en materia laboral que enfrenta el país. El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) reveló que la tasa de desempleo fue las más alta que históricamente se ha registrado en un mes de mayo y llegó a 21,4%. El indicador aumentó en 10,9 puntos porcentuales frente al mismo mes de 2019 cuando fue de 10,5%. 

Expertos recomiendan medidas estructurales por parte del Gobierno que en el marco de la reactivación económica para el segundo semestre impulsen a los sectores intensivos en generación de empleo.

En abril de ese año la tasa de desempleo también tuvo un registro histórico para ese mes de 19,8%.

La población ocupada en el país en mayo de este año fue de 17,2 millones de personas, cifra que frente a los 22,1 millones que se contabilizaron durante el año pasado arroja que 4,9 millones de personas  perdieron sus puestos de trabajo. 

“Esta reducción corresponde al 22% de la población ocupada, pero recordemos que en abril estábamos hablando de una reducción de 5,3 millones de ocupados que era el 25% del total aproximadamente. Lo cual refleja una nueva dinámica del mercado laboral que responde a las decisiones de reapertura de algunos sectores no esenciales de la economía a lo largo del mes de mayo”, explicó Juan Daniel Oviedo, director del DANE.

De esa cifra de colombianos que perdieron su empleo durante mayo, 2,3 millones están concentrados en la rama económica del comercio y reparación de vehículos, la industria manufacturera y la administración pública y defensa, educación y atención de la salud humana.

“Sobre el último sector, en cuanto a la administración pública, se debe aclarar que se trata de una paralización de proyectos que no se pudieron realizar por la pandemia. Además, no ha habido nuevas contrataciones frente al mismo periodo del 2019”, precisó Oviedo.

De estas tres ramas de actividad económica, comercio y reparación de vehículos fue la categoría que presentó la más alta reducción de población ocupada con  910 mil personas. En las industrias manufactureras quedaron desempleados 716 mil colombianos. 

Por otro lado, la población desocupada en mayo fue de 4,7 millones de personas, lo que refleja un incremento de 2,1 millones en comparación con el mismo mes del año anterior que fue de 2,6 millones de individuos.

En cuanto a la población inactiva, aquella que estando en edad de trabajar, no está trabajando y no busca como emplearse, en mayo de 2020 se contabilizaron 17,8 millones de personas en todo el país, mientras que en 2019 fue de 14,5 millones, lo que muestra un incremento de 3,3 millones de personas.

Oviedo añadió que “mayo al igual que abril siguen mostrando un cambio importante en la composición del mercado laboral y una menor reducción de la población ocupada, pero un incremento menos significativo de la población inactiva porque la inactividad de muchas personas ya se está resolviendo en la situación de desocupación cosa que se ve reflejada en los 2,1 millones de personas en esta situación”. 

Efectos de la pandemia
EL HERALDO

Con el fin de tener un análisis más detallado de los efectos de la pandemia en la población ocupada, el DANE indagó sobre las dificultades que se la han presentado en el último mes.

Se encontró que de los 17,2 millones de ocupados que había en el país, 7,6 millones tuvieron reducción de la actividad económica y de los ingresos; 4,8 millones no han pido pagar deudas o facturas; 4,1 millones han tenido problemas para adquirir alimentos y productos de limpieza; 3,9 millones se sienten solos o deprimidos; 1,4 millones no han podido ejercer; 1,2 millones perdieron su trabajo o la fuente de ingreso y 799 mil fueron suspendidos del trabajo sin remuneración. Unos 4,5 millones dicen que no han tenido dificultades.

Mujeres y jóvenes

Los segmentos de la población que evidenciaron mayor deterioro en sus condiciones laborales fueron las mujeres y los jóvenes.

Se encuentra que en mayo 2,56 millones de mujeres dejaron de estar ocupadas, frente a 2,33 millones de hombres. La tasa de desempleo de la mujer fue de 25,4% y la de los hombres fue 18,6%.

En cuanto a los jóvenes, la tasa de desempleo en el trimestre marzo-mayo fue de 26,6%. En Barranquilla fue de 25,9%.

Reacciones

Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, indicó que si bien la tasa de desempleo es una de las  más altas que se ha visto en la historia “mostró que abril fue el momento más crítico de la pandemia y la reapertura gradual está haciendo que este desempleo se estabilice en niveles muy altos, pero que deje de subir de manera tan importante como lo hizo en abril”.

Para Olarte el reto está en bajar esa tasa de desempleo y para ello se tienen que hacer políticas públicas muy importantes en términos de estimular los sectores más intensivos en manos de obra.

Por otro lado, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, dijo que las cifras demuestran que no “debemos realizar políticas de encerramiento y que hay que hacer un sano balance entre la salud, el cuidado personal, respetar los protocolos y hacer vida productiva”. Cabal agregó que se requiere de una política de fondo para recuperar el tejido empresarial y el empleo que se ha perdido.

Desempleo sube a 14% en Barranquilla, pero es el más bajo del país

En mayo, 143 mil personas perdieron su empleo en Barranquilla y su área metropolitana por efecto de la pandemia. Así lo indican los datos del DANE, que por primera vez presentó un análisis mensual del mercado laboral en las 5 principales ciudades del país.

El DANE reportó que la población ocupada pasó de 909 mil en mayo de 2019 a 767 mil en mayo de este año, mientras que los desocupados presentaron un incremento de 49 mil personas al pasar de 82 mil en mayo de 2019 a 131 mil en este año.

La población inactiva creció en 116 mil personas. Esta cifra resulta de comparar las 551 mil personas inactivas que se registraron para 2019 frente a las 667 mil que se contabilizaron en mayo de 2020.

Al analizar el trimestre móvil marzo - mayo del presente año, Barranquilla y su área metropolitana fue la zona del país con menor tasa de desempleo con un total de 14%. Cartagena fue la segunda ciudad en todo el país con el menor registro durante el período analizado, 16,1%.

La directora de Fundesarrollo, Kelina Puche, explica que si bien Barranquilla tuvo la menor tasa de desempleo del país, sigue siendo una cifra alta. “Incluso un cálculo inadecuado, considerando que el total de nuevos inactivos pasarán a ser parte de la población desocupada y por ende de la económicamente activa, lo que dejaría ver que la tasa de desempleo sería de hasta 22%”, dijo la experta.
Indicó que la industria y el comercio siguen siendo los sectores que mayor número de empleos destruyen mes a mes. “A pesar de la reactivación de actividades para varios sectores económicos, desde el mercado laboral, no se alcanza a percibir ningún síntoma de recuperación, ni siquiera en la población económicamente activa que siguió cayendo”, explicó.

Destacó que Barranquilla pasó de ser una ciudad de cerca de 900 mil ocupados a ser una ciudad de menos de 800 mil puestos de trabajo.

Así mismo, sostuvo que las cifras revelan que la intensidad horaria de las jornadas se ha invertido, y ahora hay una mayor proporción de ocupados que trabajan hasta 20 horas a la semana, cuando antes esta participación era conformada por una minoría, vinculado a una menor actividad de los sectores productivos.

Para Javier Bermúdez, presidente de la seccional Atlántico de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), las cifras del DANE “no corresponden con la realidad de Colombia y mucho menos con las de Barranquilla y Cartagena”. 

Bermúdez añadió que “la COVID-19 ha impacto de manera negativa en la masa trabajadora en el departamento del Atlántico y más en Barranquilla porque la ciudad pasó de una economía productiva a una economía flotante, simplemente de venta”.

Tras cinco años de servicio, un “adiós” definitivo por recorte masivo

Luisa Campos*, de 37 años de edad, no se podía creer lo que estaba pasando. 
La empresa minera en la que estaba trabajando por cerca de siete años decidió hacer recorte masivo de 230 personas y Campos estaba incluída en la lista. “Todos estábamos en teletrabajo o trabajo en casa y algunos con contrato de salario sin prestación de servicios. Estábamos por comenzar la jornada porque apenas eran las 8:00 a.m.”, dijo Campos.

Su sorpresa fue cuando un número desconocido, perteneciente a un bufete externo de abogados, le comunica las dos opciones que la empresa le ofrecía para desvincularla. “Ofrecían firmar un acuerdo donde no puedes tener represalias legales en el futuro o tener un despido sin justa causa”.

Los abogados comentaron que “la empresa se encontraba haciendo una reducción de puestos laborales a raíz de la pandemia de la COVID-19”. Si bien le preocupa haberse quedado sin empleo, Campos señala que la mayor preocupación son esas personas mayores de 55 años. “Su mercado está cerrado”.

De vacaciones colectivas y reducción de sueldo a un despido colectivo

“El despido era algo que estaba por ocurrir tarde o temprano”, dijo Paloma Pérez*, de 24 años de edad. La difícil situación laboral en la tienda de gran superficie en la que laboraba se hizo evidente y más cuando a finales de abril y comienzos de mayo les hicieron firmar un pacto colectivo para una reducción del 40% del salario.

“Eso fue una clara señal de lo que estaba por pasar”, refirió Pérez. La joven estaba bajo el régimen de vacaciones colectivas, al igual que gran parte de sus compañeros y se encontraba a la espera de que la empresa proporcionara los elementos para poder reinsertarse laboralmente a modo virtual. Sin embargo, tal como lo presentía, Pérez fue despedida en la mañana del 14 de mayo pasado bajo el argumento de que “la empresa decía que no podía pagar los arriendos, los servicios y a tantos colaboradores”. Sobre la mesa la tienda le colocó dos opciones para el cese de actividades: firmar un documento de terminación de contrato por mutuo acuerdo o no. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Cifras de pobreza
  • Colombia
  • Dane
  • desempleo colombia
  • Población
  • Resultados
  • Trabajos
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web