Deportes | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Sebastián Villa estuvo entre la lista de preconvocados por Carlos Queiroz.
Deportes

¿Qué hacer en un caso como el de Sebastián Villa?

La polémica por la aparición del extremo en la lista de preconvocados de la Selección Colombia continúa. ¿Y las instituciones?

El 28 de abril del 2020, Daniela Cortés, ex pareja de Sebastián Villa, instauró una demanda en contra del jugador por violencia de género. Cortés, días antes, había publicado unas imágenes mostrando un supuesto abuso físico del jugador de Boca Juniors.

Por su parte, el futbolista denunció a la joven ante las autoridades argentinas por extorsión económica.  

Desde ese momento, Villa y Cortés han presentado las pruebas y declaraciones a la justicia pertinente en Argentina. El caso por violencia de género está en manos de la fiscal Verónica Pérez de la UFI de Esteban Echeverría. La sentencia aún no se ha dado. 

En ese momento, Boca había decidido no contar con Villa para los partidos oficiales. El jugador podría seguir entrenando pero no sería tenido en cuenta en las convocatorias hasta que la justicia fallara en el caso.

Aunque no se ha definido nada, Villa volvió a jugar. Siete meses después, el extremo volvió con Boca a los gramados, pese a la decisión que había tomado el club. 

El cuadro argentino se venía refiriendo al tema desde el reinicio del fútbol en la pandemia de la Covid-19. Miguel Russo, director técnico del elenco Xeneize, afirmó semanas antes  del regreso de Villa que “venimos trabajando lo humano que es lo que más nos importa,  encima y cerca de él, a nivel humano, por fuera de lo legal y la Justicia. A nosotros nos interesan las personas”. 

Además de las afirmaciones del estratega, Daniela Cortés, a través de su abogado, expresó que estaba de acuerdo con que el futbolista jugara.

Así, Villa volvió a jugar un partido oficial en Argentina, contra Newell’s el pasado 8 de noviembre. 

Días antes, el entrenador Carlos Queiroz lo ‘bloqueó’ para la lista de preconvocados de la Selección Colombia en las jornadas 3 y 4 de Eliminatoria. 

El tema tuvo diferentes reacciones entre los hinchas y periodistas del seleccionado nacional. Aunque el jugador no apareció en la convocatoria final, la intención de tenerlo entre los posibles citados fue cuestionada. 

“Villa estaba en la lista de los 42 que estaban bloqueados. Si juega bien en Boca Juniors, seguro será un jugador que estará en nuestro radar. Si está listo para jugar en Boca, estará listo para jugar con la Selección. A mí me importa únicamente su rendimiento en la cancha. No soy juez para condenar lo que pasa a su alrededor”, declaró el técnico portugués. 

La frase del orientador retumbó entre quienes  critican la convocatoria de un jugador con un proceso legal en curso. Queiroz, reiterando sus palabras, aseveró que las instituciones son quienes deben resolver el tema de Villa. 

¿Y las instituciones? 

Los casos de violencia de género y de violencia doméstica han estado presentes a lo largo y ancho del deporte. En la Selección Colombia, por ejemplo,  hay varios antecedentes (ver recuadro). 

Que se conozca públicamente, ni la Federación Colombiana de Fútbol, ni la Dimayor, cuentan con un programa de políticas en contra de la Violencia Doméstica, la Violencia de Género y el Abuso Infantil. 

Vale recordar casos como el de Hanyer Mosquera, quien golpeó a su mujer en un ascensor y todo quedó grabado hasta salir a la luz pública. El jugador pidió perdón, Águilas Doradas lo dejó fuera un tiempo y luego volvió a jugar en el FPC. Incluso, en el 2020, el jugador hace parte del Cúcuta Deportivo. 

Se repite la pregunta, ¿Qué rol deben jugar las instituciones en estos casos?

Políticas en el deporte.

En las Grandes Ligas, se manejan unas políticas establecidas por la liga y la Asociación de Jugadores que cada persona con un contrato debe cumplir. En este manual, lo primero que se lee es que “las Grandes Ligas han adoptado una postura de absoluta firmeza en contra de la violencia doméstica, la agresión sexual y el abuso infantil”. La oficina del comisionado en la Gran Carpa tiene el derecho de investigar cada denuncia.

En el manual se establecen reglas, excepciones, manejos y procesos que cada implicado en uno de estos casos puede afrontar. 

Los actos de abuso de menores, la violencia doméstica y la agresión sexual son denominados ‘Actos Incluidos’ por la MLB. Según las políticas, el Comisionado tiene el poder de colocar a cualquier persona con contrato de Grandes Ligas en diferentes listas que lo priven de sus actividades después de ser denunciado por alguno de los  ‘Actos Incluidos’. 

Entre las diferentes opciones, el Comisionado de Las Mayores puede enviar al jugador a una Licencia Administrativa por un máximo de 14 días mientras las instituciones toman una decisión. Una vez cumplido ese plazo, la MLB puede suspender inmediatamente; prorrogar la Licencia; diferir las sanciones hasta concluir las investigaciones; o suspender con goce de sueldo a la espera de la justicia. 

Además, el equipo del que el implicado hace parte también puede tomar partido y suspenderlo. El acusado, como lo informa el programa, puede acudir a diferentes métodos de arbitramento para defender su caso ante la MLB. 

Doce jugadores de las Grandes Ligas han sido suspendidos por violencia doméstica desde 2015, cuando se creó sus políticas para estos hechos. 

José Torres, de los Padres de San Diego, es quien cumplió la suspensión más extensa hasta el momento: 100 juegos en 2018. Por otro lado, Felipe Vásquez, en 2019, fue suspendido indefinidamente por la liga al ser arrestado por manejo de pornografía infantil y solicitarle material privado a una niña de 13 años. El lanzador enfrenta más de 20 cargos. 

Pese a esta programa, la Major League Baseball ha enfrentado críticas por lo poco severo de sus castigos. 

La NBA, por su parte, cuenta también con un programa muy parecido al de la MLB, con el Comisionado de la liga teniendo control sobre las decisiones. Sin embargo, la liga de baloncesto es blanco de críticas por su silencio en los casos de abuso y violencia de género o doméstica. 

Solo cuatro jugadores han sido suspendidos por violencia de género o doméstica, siendo Jeffrey Taylor el que mayor sanción recibió con 24 partidos ausente. Darren Collison (8), Ron Artest (7) y Willie Reed (6) fueron los otros sancionados hasta 2017. Unas cifras disciplinarias que no han calado bien en los críticos. Fue en 2017 cuando la NBA creó el programa que, hasta la fecha, no ha sido implementado por el Comisionado Adam Silver. 

Esta es una pequeña imagen de toda esta problemática que aqueja a la sociedad y se repite: ¿Cómo entran las instituciones en un caso como el de Villa?

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Inscríbete aquí

Formulario de inscripción: paso 1 de 4

Formulario de inscripción: paso 2 de 4

Formulario de inscripción: paso 3 de 4

Formulario de inscripción: paso 4 de 4

¡Preinscripción completada!

Tus datos han sido enviados de manera exitosa, dentro de muy poco tiempo te estaremos contactando.

Descrube más en www.cuc.edu.co

Más noticias de:

  • eliminatorias
  • Eliminatorias al Mundial
  • FPC
  • MLB
  • NBA
  • Selección Colombia
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web