El Heraldo
Álvaro Teherán junto a su pareja Claribel Agresott. Cortesía
Deportes

“Álvaro me decía que quería ver a su hijo Jaret triunfar en los Estados Unidos”

Claribel Agresott, pareja del legendario basquetbolista fallecido el lunes a los 54 años, dialogó con EL HERALDO sobre los últimos días del pívot bolivarense que estuvo a horas de jugar en la NBA, en los años 90.  

Sus palabras salen casi que obligadas. Hace veinticuatro horas sepultó al hombre con el que compartió 14 años de su vida y con el que concibió dos hijos: Oriana, de 9 años, y Álvaro, de 6. Claribel Agresott, cartagenera de 37 calendarios y pareja de Álvaro Teherán, leyenda del baloncesto que falleció el lunes tras batallar con un cáncer, dialogó con EL HERALDO.
 
Jugando para los Arrieros de Medellín, en el año 2006, Claribel conoció a Álvaro, el que sería el amor de su vida. Su encuentro se dio en Cartagena, en uno de los tantos partidos que ‘El Gigante de María La Baja’ (2,16 metros) disputó en su tierra. “No sabía nada, no sabía quién era. Cuando lo conocí yo solo decía que por qué no quitaban a ese hombre que no dejaba que encestara el otro equipo. La posición de él era poste y uno desde las gradas ve a los jugadores pequeños. Cuando él sale, lo veo y me dicen que me quería conocer. Yo dije, ¡Ay Dios mío! Es que él era gigante y yo solo medía 1.58”, rememora Claribel dejando escapar una risa.

Claribel junto a su pareja Álvaro Teherán, en el homenaje que se le realizó el 29 de febrero en el coliseo Bernardo Caraballo de Cartagena. Cortesía

El pasado sábado, a las 10 de la mañana, Álvaro ingresó de urgencias a la clínica Blas de Lezo, en Cartagena, donde falleció dos días después. “Recibimos una llamada a las 2 de la tarde de ayer (lunes) preguntando por los familiares de Álvaro. Cuando llegamos al hospital ya él había fallecido. Antes de morir recuerdo que nos decía que nos amaba mucho, que aún tenía cosas por hacer, que quería ver a su hijo Jaret, que está en los Estados Unidos. Quería verlo triunfar, quería verlo en sus partidos y quería ver crecer a sus hijos pequeños. Nunca habló de que se iba a morir, él estaba confiado que de que iba a superar todo esto”.  

Claribel no se dejó llevar por la fama y el reconocimiento que Álvaro despertaba en los amantes de la pelota naranja. Ella destaca las virtudes espirituales de su pareja, características que la terminaron enamorando. “De Álvaro destaco su humildad, su sencillez, su dedicación y su amor por la familia.  Una persona que se desvivía mucho por su familia, por sus hijos. Adora a sus cuatro hijos”.  

Vivían en unión libre en el barrio San José de los Campanos. Claribel recuerda que hace un tiempo viendo una película de Michael Jordan, Álvaro le habló sobre el por qué no había podido jugar en la NBA. “Él me comentó algo, pero como yo casi de deportes y esas cosas no sé, pues no recuerdo muy bien. Sé que Álvaro me dijo que, por un muchacho blanco, alto, que sale en una película de Jordan no pudo entrar.  No sé, la verdad, si fue por eso o por otra razón. Un día viendo la película, me dijo eso. Igualmente, Álvaro era desinteresado, la fama o el triunfo no era su interés”. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.