El Heraldo
Córdoba

A la espera de un cupo para ingresar a la universidad

Los dos bachilleres con los puntajes más altos en las pruebas Saber 11 en Córdoba buscan dónde estudiar.

El avance que presentan algunos de los programas de pregrado complica con el pasar de los días las aspiraciones de Loraine González Galeano, una de las jóvenes que resultaron con el mayor puntaje en las pruebas Saber 11 en Córdoba.

Algunas de las universidades cerraron sus matrículas desde inicios de enero y otras ya dieron la bienvenida a los nuevos estudiantes.

La Gobernación de Córdoba felicitó a Loraine González, la bachiller que resultó con el puntaje más alto de las pruebas Saber 11 en Córdoba.

La joven tuvo la oportunidad de reunirse con la secretaria de Educación departamental, Ana Margarita Caldera, quien la felicitó por el puntaje obtenido en la prueba.

“Felicitamos a Loraine González, una joven de 17 años, estudiante de la Institución Educativa Marceliano Polo del Municipio de Cereté, quien obtuvo un puntaje de 441 en las pruebas Saber 11 del año pasado”, indicó la funcionaria departamental.

Caldera continuó diciendo que “nos enorgullece saber que en nuestro departamento son muchos los estudiantes que a pensar de situaciones y condiciones adversas, dan lo mejor para continuar con sus estudios”.

Si bien Loraine, recibió honores por los resultados de su prueba, se encuentra a la espera de que desde la Universidad del Sinú, le permitan acceder a un cupo en la facultad de Medicina, pues las matrículas se cerraron a inicios de este mes.

“Yo inicialmente no me había inscrito porque no habían llegado los resultados y porque tampoco mi familia tiene los recursos para pagar los 14 millones de pesos que cuesta el semestre, pero la semana pasada recibí los resultados y me gustaría poder aprovechar esta oportunidad para hacer mis sueños realidad”, señala la joven.

Loraine reside en la zona rural del municipio de Cereté, por lo que la universidad acreditada con facultad de Medicina más cercana a su hogar, es la Universidad del Sinú, instalada en la margen izquierda de Montería.

“Escogí la Universidad del Sinú porque es la que me queda más cerca conforme mi ubicación geográfica, por lo que irme más lejos, a otra ciudad, sería asumir más gastos que la beca no me cubre, porque yo vivo en la vereda El Quemao, en zona rural de Cereté”, dice.

Lorraine González Almanza manifestó que “he tenido dificultades con relación a la admisión a las universidades debido a que la mayoría ya han cerrado los cupos, lo que me obligaría a posponer la beca de Generación E”.

Aplazar los estudios para Lorraine es poner en riesgo el preciado beneficio pues podría perder para el segundo semestre de este año 2021.

“Tengo entendido que la beca tiene un periodo de un semestre pero más adelante puedo correr el riesgo de que el Gobierno no financie mi beca debido a que en este periodo se ofrece el 75 por ciento de los cupos; y en el segundo semestre el 25 por ciento restante. Eso implica que me quede sin cupos”, explica la joven bachiller.

Para acceder a la educación superior Lorraine necesita puntualmente que la Universidad del Sinú, el alma mater de su predilección, le conceda un plazo para poder realizar el papeleo de rigor para acceder un cupo en la facultad de Medicina.

“He sabido que Medicina, para este semestre ya está bastante avanzada, digamos, y quedaría imposible acceder a un cupo ahora mismo. Sin embargo, estoy esperando ofertas, porque hasta ahora no han salido listados oficiales de becados Andrés Bello o Ecopetrol en Córdoba y dependiendo de lo que suceda, tomaré la decisión que considere más acertada”, puntualiza la destacada bachiller.

Cabe indicar que el colegio Marceliano Polo de Cereté logró que 41 de sus estudiantes obtuvieran un resultado por encima de los 300 puntos.

En una situación similar se encuentra Carlos Chica, con una puntuación de 433, quien requiere que la Universidad Javeriana en Bogotá, le conceda un cupo para estudiar ingeniería electrónica.

El joven bachiller y múltiple campeón departamental de ajedrez  en las pruebas Supérate, manifestó que “estoy eligiendo la universidad pero tengo que cumplir con muchas condiciones por eso no he encontrado cupo. Me gustaría estudiar en la Universidad Javeriana, ingeniería electrónica”.

Carlos reside en el casco urbano de Cereté junto a sus padres Alix Almanza Argel y Donel Chica Montesino. Es el segundo de tres hermanos, único varón.

“Mi rutina diaria inicia desde las 4:00 de la mañana, hago  un poco de ejercicio, luego practico piano y después estudio las materia que me corresponden, también practico mi ajedrez”, señala el brillante bachiller.

Desde el Ministerio de Educación manifestaron que estudiarían la situación, de igual manera se espera la gestión por parte de las autoridades locales y regionales.

En caso de que los jóvenes no puedan acceder este semestre a las carreras de su predilección, la beca de Generación E, les permitirían esperar un semestre para retomar sus estudios.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • estudiantes
  • Pruebas Saber 11
  • Icfes
  • Córdoba
  • universidades
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.