El Heraldo
Cortesía
Córdoba

En Tierralta marcharon para rechazar el asesinato de la enfermera Karina

El cadáver de la víctima fue introducido en un costal y abandonado en un paraje solitario por sus asesinos. 

Decenas de personas marcharon en Tierralta, Córdoba, para rechazar el asesinato de Karina Paola Cuesta Ortega, la joven beneficiaria del Programa Nacional de Cultivos Ilícitos, Pnis, y miembro del cabildo indígena Zenú Vende Agujas; cuyo cadáver baleado fue hallado en el interior de un costal.

La protesta se desarrolló en horas de la mañana de este sábado, en la que participaron representantes de la Corporación Red de Mujeres, voceros de la Asociación Campesina para el Desarrollo del Alto Sinú, Asodecas y población en general.

La lideresa de la Red de Mujer, Yulieth Guzmán Cabría, manifestó su voz de rechazo y exigió celeridad en las investigaciones.

"Señores autoridades de Policía, Ejército, Fiscalía; señor Alcalde Daniel Montero, gobernador de Córdoba, Orlando Benítez Mora; que esta muerte, como otras no se quede solo en una marcha con globos blancos, queremos investigación y resultados para que no haya una víctima más" aseveró la vocera.

Lea aquí: Identifican a mujer hallada muerta dentro de un costal en Tierralta

Las personas que asistieron a la marcha portaban en su mayoría camisetas blancas, globos, pañuelos y pancartas alusivas al cese de la violencia contra la mujer.

La Corporación Red Mujeres Por La Paz De Córdoba, aseguró que “Karina Cuesta Ortega pertenecía al cabildo indígena Zenú Vende Agujas desde el año 2019. Asistía a las asambleas como comunera afiliada a esta organización realizando actividades comunitarias y de defensa de derechos de esta comunidad. Para inicios del 2020 ingresó a la Corporación Red Mujeres por La Paz de Córdoba, para sumarse a la lucha de la defensa de los derechos de la mujer y la prevención de la violencia de género, participó de muchas actividades con entusiasmo motivación, era una joven alegre entusiasta, soñadora que amaba familia, por lo que se esforzaba para buscarles un futuro alentador, estaba a punto de terminar su carrera como profesional de la educación, era la mayor de tres hermanas y vivía en la urbanización Villa Penjamo”.

El hallazgo del cuerpo se produjo este jueves, a la altura del cerro El Guillo, entrada de la vereda Venezuela, zona rural de Tierralta, subregión del Alto Sinú, donde un grupo de campesinos se topó con el abultado costal que contenía el cuerpo retorcido de la mujer.

“Como ella y muchas más son las mujeres que han sido asesinadas en este municipio por nuestra condición de ser mujer, hechos que han quedado en la impunidad abrazados del silencio y sin que hasta el momento existan resultados contundentes de capturas y justicias de los mismos. Cada día en Colombia las mujeres sufrimos hechos victimizantes que lastiman nuestra integridad física, psicológica, sexual y moral, que nos hacen vulnerables y en Tierralta no es la excepción, ya no nos sentimos ni estamos seguras en nuestras viviendas, ni en la calle, ni en el parque, pero tampoco cuando salimos a caminar o hacer ejercicios o a divertirnos, nos están violando, maltratando, asesinando y nadie hace o dice nada”, indicó la representante de la Corporación.

Hasta el momento las autoridades no han establecido los motivos de este suceso. El cadáver, que presenta heridas de bala, también es sometido a pruebas toxicología, para verificar si la víctima también fue víctima de intoxicación y abuso sexual.

El hecho                            

El comandante de la Policía de Córdoba, coronel Gabriel Bonilla González manifestó que “siendo aproximadamente las 09:00 de la mañana, se tuvo conocimiento del hallazgo de un cuerpo sin vida de una persona de sexo femenino al interior de una bolsa, en el cerro El Guillo, entrada de la vereda Venezuela, zona rural de Tierralta, subregión del Alto Sinú”.

El alto oficial continuó diciendo “los uniformados adscritos a las Seccionales de Investigación Criminal e Inteligencia Policial llegaron hasta el lugar con el fin de adelantar en el lugar de los hechos la recolección de información y elementos materiales probatorios que permitan establecer los móviles y autores del delito”.

La víctima fue hallada sin documentos, lo que inicialmente dificultó su plena identificación.

“De igual forma para ejercer control en la zona rural y contrarrestar el accionar de los grupos delincuenciales se activaron patrullajes mixtos con Ejército y Policía. En el sector delinque la subestructura Javier Yepes Cantero del Clan del Golfo”, dijo el coronel Bonilla.

Las autoridades hicieron un llamado a la ciudadanía a suministrar información que permita esclarecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrió el lamentable hecho a la línea 320 297 78 48.

En lo que va corrido de este año un total de siete mujeres han sido asesinadas en Córdoba, dos de ellas, en el municipio de Tierralta.

Voces de rechazo

Entre tanto, la Asociación Campesina para el Desarrollo del Alto Sinú, Asodecas, que rechazó el hecho que calificó como un feminicidio.

“Repudiamos el feminicidio cometido hacia nuestra integrante Karina Cuesta, beneficiaria del Plan Nacional de Sustitución de Cultivos de uso Ilícito, Pnis. Recordamos a Karina como una mujer altosinuana, trabajadora, cargada de conocimiento y, sobre todo, digna. Es precisamente el despojo de dignidad lo que queremos denunciar de este atroz hecho. Ninguna mujer, mucho menos, Karina Cuesta, debe ser despojada violentamente de su vida”, indicó la organización defensora de derechos humanos.

 La ONG explicó que no se trata de incrementar el pie de fuerza con militarización, sino que se incrementen las herramientas que faciliten la denuncia de los hechos de violencia, acompañamiento psicológico y jurídico con enfoque de género y gratuito.

 “Es necesaria la creación y fortalecimiento de un protocolo para la prevención y atención de casos de violencias basadas en género y violencias sexuales que permita garantías ante las denuncias de dichos casos. Asimismo, fortalecimiento de rutas comunicativas con enfoque de género para la denuncia de dichos casos las 24 horas del día, gestión de actividades de defensa personal gratuitas no mixtas y dirigidas hacia mujeres únicamente, esto con todos los protocolos de bioseguridad, jornadas de prevención”, detalló Asodecas.

Madre soltera y no tenía amenazas

El cuerpo fue trasladado hasta las instalaciones de Medicina Legal en Montería para realizar los exámenes de rigor, y establecer la causa de muerte de la mujer de 25 de años.

Los familiares de la víctima aseguraron que desconocen las razones por las cuales su ser querido fue asesinado, pues no se le conocían amenazadas ni ningún tipo de problema.

Se supo que Karina Cuesta Ortega era madre soltera, criaba a un menor de 8 años de edad, y recientemente se había graduado como auxiliar de enfermería. Sin embargo, mientras conseguía un empleo estable, se ganaba la vida vendiendo mercancías y realizando trabajos de estética.

Lea también: Marcha por crimen de enfermera en el sur de Córdoba

“Ella se dedicaba a hacer peinados, arreglos de uñas, vendía camisetas, pantalonetas, era una mujer muy luchadora”, dijo William Cuesta, padre de la mujer asesinada, quien se encargaba de realizar las labores de reclamación de los restos mortales.

El día de los hechos Karina había salido de su casa a realizar unas vueltas personales y desde entonces no regresó.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • tierralta
  • marchas
  • rechazo
  • homicidio
  • enfermera
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.