El Heraldo
Caballito, enyucado y otras tantas delicias que se ofrecen en el tradicional portal de Cartagena. Suministrada
Bolívar

Comienza proceso para que vendedoras de dulces sean patrimonio de Cartagena

Instituto de Cultura y Patrimonio lidera para que esta cultura culinaria ingrese a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de Cartagena.

El Portal de los Dulces de Cartagena, el escenario que utilizó Gabo en su novela El Amor en los Tiempos del Cólera, donde se enamoraron Florentino y Fermina, cumple el primer centenario, razón más que suficiente para que el Instituto de Patrimonio y Cultura haya comenzado el proceso para que esta tradición culinaria ingrese a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de Cartagena, LRPCI.

El anuncio lo hizo este miércoles la directora del IPCC, Saia Vergara Jaime, al destacar el oficio que las matronas cartageneras han heredado a lo largo de cinco generaciones desde cuando se instaló en este emblemático zaguán la primera vendedora de dulces.

Es así como abuelas a nietas, madres a hijas e hijas a sobrinas y hermanas han pasado sus saberes y mantenido y perfeccionado las técnicas de elaboración de dulces que por tradición han ofrecido en el Portal de los Dulces por donde han pasado desde el más humilde de los habitantes de la ciudad hasta integrantes de la realeza, duques y presidentes venidos de tierras lejanas.

El primer centenario de la tradición culinaria es el punto de partida para que estas mujeres lideren, con el acompañamiento del Instituto de Patrimonio y Cultura, IPCC, el proceso de inclusión, lo que para la funcionaria, representa un significativo reconocimiento a estas portadoras del conocimiento ancestral gastronómico.

En el proceso tienen el apoyo de la Corporación Turismo Cartagena de Indias; la Oficina de Espacio Público del Distrito; y Finita de Benedetti de la Comisión Turismo Cultural Sostenible, Desarrollo Integral.

En el primer encuentro asistieron cerca de 20 portadoras de esta tradición, con lo que se da inicio a la definición del cronograma, que arranca con el establecimiento de mesas de trabajo para desarrollar un proceso formativo que se divide en cuatro jornadas.

 

La inclusión es un proceso que incluye cinco pasos, que van desde la postulación oficial; la presentación de la solicitud al alcalde de la ciudad; la evaluación de la petición por parte del Consejo Distrital de Patrimonio; la elaboración del Plan Especial de Salvaguardia, PES; y, finalmente, la aprobación de la inclusión en la LRPCI.

El proceso podría tardar de un año y medio a dos, dependiendo del tiempo de cumplimiento de cada paso. El más demorado tiene que ver con la elaboración del PES.

Para Saia Vergara, con este importante paso se busca dignificar y reconocer una tradición legada de generación en generación y que ha preservado las técnicas de elaboración de los dulces, hoy consideradas parte del patrimonio inmaterial de Cartagena.

 

 

En el primer encuentro asistieron 20 hacedoras de dulces.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.