Barranquilla | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Un grupo de personas departen en el medio de una calle en una zona del barrio Carrizal.
Josefina Villareal
Barranquilla

Ron, baile y dominó: así fue el Día de la Madre en el sur en plena pandemia

EL HERALDO pudo comprobar que en barrios de varias localidades de Barranquilla, la ciudadanía no respetó la Ley Seca ni el distanciamiento social durante la celebración. 

Fue un domingo de ron, baile y dominó. En el corazón del barrio El Bosque el gentío sobresalió por la actitud festiva y poco responsable. Se respiró una indiferencia pasmosa frente a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y en medio de un panorama que va en contra de casi todos los lineamientos impuestos por la Alcaldía de Barranquilla para mitigar la propagación del COVID-19.

Ayer, un día atípico de la madre por la pandemia, se esperaba que las calles de la ciudad lucieran vacías, solitarias y con nula actividad, pero solo bastó un vistazo más profundo, especialmente en la localidad Suroccidente, para darse cuenta de que no solo los perros callejeros recorrían a sus anchas las diferentes calles de Barranquilla. 

Brillaron las ventas ambulantes de cerveza, las reuniones amenas de varios compinches, la actuación de niños jugando trompo y la larga y tendida conversación, con bebés recién nacidos en brazos, entre las vecinas de siempre. Todo en medio de los estruendosos y pegajosos sonidos que  ‘escupió’ el picó más cercano.

A pesar del aumento de casos de COVID-19 en el Atlántico, la Ley Seca decretada por la administración distrital y las distintas recomendaciones sanitarias, varios sectores de Barranquilla registraron escenas de todo tipo. Y es que no solo hubo tiempo para visitar amigos o familiares o bailar algún vallenato en medio del inclemente sol, sino que el día fue aprovechado para vender sopa en alguna esquina y, en el peor de los casos, para sacar a la luz algún violento conflicto con algún vecino, una situación que EL HERALDO pudo observar en el barrio Santa María.

Precisamente este último hecho desnudó el lado más curioso del barrio. Apenas los gritos subieron de tono y la contraparte empezó a responder con una cargada ráfaga de insultos, la mayoría del sector, que de por sí ya se encontraba en sus terrazas, no dudaron en dar el paso al frente e intentar saber sobre la situación con más precisión.

Nadie sabía muy bien qué pasaba. “Tiene que ser por plata”, habrá dicho alguno. “Yo creo que le pegó”, dijo otro, pero lo cierto es que “el chisme” voló rápido y la fila de ‘investigadores’ no tardó en crecer.

Policías realizan un procedimiento en la terraza de una casa en el barrio Santa María. Josefina Villareal

Sin medidas básicas

 En La Sierrita, San Luis, La Ceiba, entre otros, el tapabocas, una pieza de uso obligatorio por estos días, brillaba por su ausencia. El cuerpo de reporteros de esta casa editorial pudo comprobar que una parte de la población sigue sin usarlo,  siendo los menores de edad un grueso del grupo en mención que lo ignora.

“Aquí la gente no respeta, compa. Todo es un relajo. En Soledad es lo mismo. A mí me toca salir porque tengo que llevar el pan, pero hay personas que solo están es mamando gallo”, manifestó un vendedor de rosas que prefirió omitir su nombre.

Un vallenato

 Guillermina Escalante, una madre que se dedica al comercio en el centro de la ciudad, se encontraba reunida en la puerta de su casa, en el barrio Las Nieves, en compañía de sus hijos y primos, quienes la rodeaban para hablar de la situación que están pasando mientras escuchaban el acordeón de un vallenato.

Este año, el Día de las Madres lo he pasado con mucha tristeza por no tener a mi madre al lado”, dijo Guillermina, quien explicó que su mamá vive en Santa Marta y que en condiciones normales se hubieran reunido.

Contó que durante la conversación que tuvo con su madre en las primeras horas de la mañana, le dijo que este año iba a ser una celebración diferente, pero que había que “guerrear para salir adelante con la situación para luego poder vernos y abrazarnos”.

Una particular escena se vivió en el barrio El Santuario, cuando al pasar por una de sus calles se logró escuchar las notas musicales de una salsa del Joe Arroyo; sin embargo, a simple vista no se veía movimiento en las calles y mucho menos de dónde provenía el sonido.

La música provenía del interior de una de las casas, donde tenían encendida la planta de sonido de un carro. Allí, Nancy Mercado Pérez explicó que su yerno se levantó temprano a celebrar con canciones dedicadas a las madres.

Aseguró que, pese a que no se puede encontrar con sus otros dos hijos, agradece tener salud y la compañía de la familia de su hija, quienes le ayudan a sobrellevar los días de encierro.

“Normalmente para esta fecha nos reunimos y celebramos con una comida especial, música y baile”, dijo Mercado Pérez, quien recibió las felicitaciones de sus hijos y nietos lejanos a través de llamadas telefónicas.

Otra situación que EL HERALDO pudo comprobar fue la venta de licor en las distintas localidades del sur de la ciudad. El comercio fue a plena luz del sol y sin la más mínima intención de visibilizarlo, pese a la Ley Seca que rigió el fin de semana.

Un grupo de personas, por su parte, dedicó las horas del domingo a reunirse y jugar dominó, mientras que menores de 18 años corrían a toda velocidad por las distintas calles de los sectores anteriormente mencionados.

En otros barrios como El Valle, San Felipe, La Ceiba y Buena Esperanza, el comercio trabajó a medias. Muchas tiendas permanecieron cerradas durante el fin de semana y otras solo atendían a domicilio. 

En la puerta de su casa, Nancy Mercado Pérez oye música en un equipo instalado en un vehículo. Hansel Vásquez

El norte estuvo vacío

Las principales calles del norte de la capital del Atlántico estuvieron desoladas y no se registró actividad comercial en floristerías, restaurantes o zonas conocidas por la presencia de mariachis, lo que sí se vio fue gran cantidad de domiciliarios repartiendo detalles, flores  y alimentos. 

Por otro lado, los distintos centros carcelarios de Barranquilla y sus cementerios permanecieron con las puertas cerradas y con desérticos alrededores. 

Reportes en el Atlántico

Varios lectores reportaron a EL HERALDO que en varias zonas de la geografía del Atlántico el panorama fue similar al registrado en Barranquilla. 

Según los informantes, decenas de personas se reunieron en las calles y en las terrazas de las casas. Otras se juntaron para jugar dominó bajo la sombra de los árboles, haciendo trabajos de mecánica e incluso picando las verduras para preparar un sancocho con motivo de la festividad.

En Malambo, según un vecino del barrio El Concord, “nadie” respetó las medidas. 

“Todos salieron de sus casas a festejar como si nada pasara. Cómo no quieren que haya más contagios si las personas siguen sin hacer caso?” , se preguntó el vecino. 

Situación similar se reportó desde Soledad, Baranoa, Galapa y Puerto Colombia.  

Ayer los cementerios lucieron vacíos, lo que da cuenta de que sí se acató la medida en estos lugares. Josefiena Villareal

Policía apagó fiesta en el norte e impuso 433 comparendos en varios operativos

Durante la festividad fue habitual observar agentes de la Policía Metropolitana de Barranquilla patrullando la ciudad en compañía de funcionarios de la ‘Patulla COVID’. En uno de los operativos  llegaron hasta un conjunto residencial en el norte de la ciudad para poner fin a un episodio en el que varios integrantes de una familia tenían música a todo volumen y haciendo uso de los espacios comunes.

De acuerdo con las autoridades, la situación se registró en un edificio de la carrera 59 con calle 96. 

“Atendimos una denuncia donde una familia estaba sosteniendo una fiesta en áreas comunes de un edificio, además de estar consumiendo alcohol. Los adultos deberán comparecer ante un inspector de policía”, dijo uno de los agentes que estuvo en el operativo. 

La Policía informó que en los diferentes operativos realizados desde las 12 de la medianoche del sábado se habían realizado las capturas en flagrancia de dos personas, además de la incautación de dos armas de fuego industriales. 

En actividades preventivas, los agentes realizaron 486 consultas de antecedentes, 73 personas fueron conducidas a la Unidad de Servicios Especializados en Convivencia Ciudadana y Justicia (UCJ). Reportan que 17 motocicletas fueron inmovilizadas por movilizar parrilleros en zonas no autorizadas y otras 6 por otras infracciones. 

Además se aplicaron 433 comparendos por violación del Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana.

Hasta el cierre de esta edición se desconocían los hechos de intolerancia ocurridos en la ciudad en medio de la celebración del Día de la Madre.

Policías y agentes del Esmad realizaron caravanas por varias zonas de la ciudad. Hansel Vásquez
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • coronavirus
  • COVID-19
  • Día de las Madres
  • Esmad
COVID-19 🔴 3.721 nuevos contagios y 122 fallecidos 🔴 Los nuevos casos se dieron en Bogotá (1286) 🔺 Barranquilla (533) 🔺 Cartagena (328) 🔺 Antioquia (315) 🔺 Atlántico (312) 🔺 Nariño (189) 🔺 Valle (183) 🔺 Sucre (142) 🔺 Cundinamarca (56) 🔺 Santander (48) 🔺 Chocó (35) 🔺 Córdoba (33) 🔺 Cesar (32) 🔺 Bolívar (31) 🔺 Amazonas (29) 🔺 Tolima (28) 🔺 Cauca (23) 🔺 Guajira (22) 🔺 Magdalena (20) 🔺 Santa Marta (19) 🔺 Meta (16) 🔺 Norte de Santander (16) 🔺 Boyacá (13) 🔺 Huila (6) 🔺 Risaralda (3) 🔺 Casanare (2) 🔺 Caquetá (1) 🔺 Putumayo (2) 🔴 X
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web