El Heraldo
Estudiantes de sexto grado del Itisol en Soledad reciben clases en uno de los pasillos de la sede María Auxiliadora. Jesús Rico.
Barranquilla

Aunque se caiga el techo, las clases continúan

Estudiantes del Itisol reciben clases en un laboratorios o en pasillo. 

Debido a la caída de varias láminas de fibrocemento en una de las sedes del Instituto Técnico Industrial de Soledad (Itisol), los estudiantes deben recibir sus clases en otra sede del colegio y en espacios que fueron habilitados para salones de clases, como pasillos. 

La sede afectada fue la Genaro Feliciano, ubicada en la carrera 33 con calle 22 en el barrio Hipódromo, en Soledad, situación que conllevó a un grupo aproximado de 200 estudiantes a trasladarse a la sede María Auxiliadora, ubicada calle 22 #26-15.

De acuerdo con la coordinadora académica de la sede Genaro Feliciano, Norela Arenas Padilla, el hecho ocurrió la noche del viernes 10 de febrero, debido a las fuertes brisas que se produjeron a comienzos del mes pasado.

Agregó que al día siguiente del suceso, la secretarías de Educación y Obras Públicas de Soledad, visitaron la institución para evaluar los daños registrados en tres aulas.

Arenas señaló que luego de esta visita, la Secretaría de Educación decidió suspender las clases en esa sede del colegio desde el 14 de febrero hasta que reparen los daños en el techo.

Sin embargo, desde esa fecha no han proporcionado los materiales ni realizando las reparaciones a la sede Genaro Feliciano. 

Arenas señaló, además, que a la institución le ha tocado adaptarse a la situación en la única sede disponible. “Tenemos varios cursos dando clases en los laboratorios de química, informática y electricidad. Además de los niños de sexto, que están recibiendo clases en el pasillo que está cerca a la salida del María Auxiliadora”, indicó la coordinadora.

Varios padres de familia manifestaron su inconformismo con esta situación, por lo cual exigen una solución inmediata para las instalaciones del colegio.

Uno de ellos es Ángel Zequeda, quién señaló que durante quince días, es decir, antes de Carnaval, los estudiantes no recibieron clases por este suceso.

Zequeda consideró que esta situación para los estudiantes no puede seguir así. 

“Hoy (ayer) fue que volvieron los alumnos a clases. Los tienen apretados en la otra sede porque no le invierten a la institución para reparar los daños en el techo”, expresó.

De igual manera piensa Gerardo Manjarres, quién afirmó que es inconcebible juntar dos sedes en una sola.

“Esto es un desorden. Tienen a más de 500 estudiantes en la sede María Auxiliadora que es más pequeña que la afectada”, sostuvo.

Sobre este caso, la secretaria de Educación de Soledad, Tulia Mosquera, manifestó que las reparaciones para la sede Genaro Feliciano están en un proceso contractual, el cual debe ser terminado para iniciar con las adecuaciones de los techos y el sistema de alcantarillado. 

“Hay que esperar que termine ese proceso. Mientras, los estudiantes deben dar las clases allí porque los padres de familia decidieron que no se trasladen a los estudiantes a un colegio distinto”, dijo. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.