Atlántico

En video | Reactivación de playas, anhelo de caseteros y pescadores

Caseteros, trabajadores y pescadores, contaron a EL HERALDO cómo vivieron los meses críticos de la pandemia y la expectativa ante reapertura.

Los días difíciles parecen estar llegando a su fin. Las playas desoladas, sin turistas que las visitaran, días sin ventas, escasez de pescado para la alimentación y comercialización, adicional a una dura situación económica,  vivieron durante meses de pandemia dueños, trabajadores de las casetas y pescadores del Atlántico.

Ellos esperan que todas esas dificultades mejoren a partir de esta semana con la reapertura de las playas, medida decretada por el Gobierno nacional a partir de este 1 de septiembre y por la estrategia que viene desarrollando la Gobernación del Atlántico para reactivar la economía.

La crisis que vivieron estas personas que viven del turismo ocasionó que el alimento faltara en los hogares. Había días en que solo podían comer una vez, un duro golpe al estómago de estas familias que, antes de la pandemia, estaban acostumbradas a tener sus tres platos diarios.

Leonor Ariza, una mujer de 70 años propietaria de casetas en las playas de Salgar y quien ha vivido durante años cerca al mar y de lo que este pueda brindarle, contó los duros momentos que le ha tocado pasar por no poder recibir visitantes en su negocio.

Con los ojos llorosos, la mujer relató que los días vividos por culpa de la pandemia fueron “muy duros” porque las playas estuvieron inmensamente solas, como jamás se habían visto, y no tenían como subsistir porque su principal sustento es el turismo y, en ocasiones la pesca, que también se vio truncada por las medidas restrictivas y por el mal tiempo que se presentó en ocasiones.

“En estos días ha estado la cosa mejorcita porque se ha sacado pescado, así sea con yuca o guineo hasta con papa, pero en días anteriores era un solo tren, podía ser arroz pelado con tinto o arroz con lenteja, la lenteja ha sido el gran apoyo en estos meses”, expresó la mujer.

“Solo cogemos 10 kilos de pescado”
Las casetas se encontraban selladas con cintas para impedir el ingreso a estas.

Los pescadores, otro grupo que vive del turismo, se vieron afectados puesto que no tenían a quien comercializarle los pocos pescados que alcanzaban a sacar y el clima no les favoreció mucho.

En el caso de Wilman Molina, un pescador de 58 años de edad del municipio de Santa Verónica en el Atlántico, relató que los últimos cinco meses fueron “durísimos” porque nadie podía llegar a la playa y los restaurantes no compraban pescado.

“Si cogíamos 50 kilos de pescado los vendíamos automáticamente y no alcanzábamos a abastecer a todos; en cambio a uno en estos días le tocaba enhielarlo o comérselo para que no se dañara. No estamos saliendo a pescar todos los días porque no tenemos con quien comercializarlo, cuando se nos está acabando el poquito que tenemos es que salimos”, contó Molina.

Sin embargo, mantuvo la costumbre de levantarse a las 3:30 de la mañana para salir a las 4 a revisar primeramente las 23 redes y cerciorarse de que el mar esté apto para salir en este tiempo.

La rutina de estos pescadores, de salir a sus faenas, continúa pues es lo único que los mantiene feliz y que les da de comer de una u otra forma.

Interrogantes

Este gremio que vive del turismo, que se encuentra a punto de poder volver a atender a las personas y retomar sus actividades, manifestó su preocupación pues son varios los interrogantes que se han planteado debido a la situación económica que decayó de forma abrupta para ellos.

Los precios altos de los insumos y la falta de dinero, adicional a los protocolos que deben implementar para poder reabrir, hacen parte de las preguntas que rondan a diario en la cabeza de la mujer y de la mayoría de colegas quienes se encuentran a pocos días de la reapertura de las playas.

“No hay mucho dinero, cuando esto se presentó la libra de arroz estaba a $1.400 y ya está a dos mil,  y todas las bandejas llevan arroz de coco, el pescado también subió. Los insumos han subido entonces qué precio les vamos a ofrecer al personal que no viene con tanto dinero”, dijo el propietario de una caseta ubicada en las playas de Puerto Colombia.

Es por eso que hicieron un llamado a la Gobernación y a las alcaldías de cada municipio en donde hay playas para arrancar con la atención de los turistas como se debe y poder restablecer sus casetas que, además, fueron dañadas por las fuertes lluvias y tormentas que se presentaron durante este tiempo.

“Le pedimos a las administraciones que le pongan amor a las playas. Nosotros no somos ricos estamos aquí porque no tenemos más nada que hacer y queremos aportar un granito de arena para generar empleo a todo el departamento”, indicó Víctor Santiago Pacheco, propietario del restaurante aguas mansas en puerto velero.

Llamado a los turistas

Los pequeños operadores turísticos están a la expectativa de lo que sucederá en los próximos días con la llegada de las personas a sus negocios y a las playas, pues saben que a pesar del miedo que puedan tener algunos en volver, muchos van a llegar “como aguacero” porque, según manifestaron, como buenos costeños están desesperados por el mar y este se encuentra en unas condiciones “muy llamativas”, lo cual hará que les dé más ganas de asistir.

“Necesitamos que las personas vengan, los esperamos con los brazos abiertos para atenderlos con amor. En el mar no entra nada, pueden venir sin miedo porque no es malo”, dijo Julia Charris, propietaria del restaurante el ‘Encanto de la sirena’ en Santa Verónica.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.