Atlántico | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
La gobernadora Noguera acompañada del alcalde de Santa Lucía, Rehunsen Martínez; el secretario de Desarrollo, Miguel Vergara, y la presidenta de la ANUC, Sonia Fontalvo.
Cortesía
Atlántico

El Atlántico prepara su recuperación económica

Con el ‘Campo a toda marcha’, ‘Tu negocio a toda marcha’ y ‘Obras a toda marcha’ buscan generar empleos e ingresos para la gente.

Un gran porcentaje de los atlanticenses está sufriendo por la pérdida de empleos y de ingresos para sostener a las familias. La crisis económica que ocasionó la pandemia de la COVID-19 golpeó varios sectores de la producción y la fuerza laboral. En enero, febrero y marzo la caída de la economía del Atlántico fue del 45% y para mayo se espera una mayor caída.

 Esta situación llevó a la gobernadora Elsa Noguera a diseñar varias estrategias para la recuperación económica del departamento, de tal manera que las familias recobren sus ingresos.

Las estrategias están incluidas en un plan que se resume en tres ejes fundamentales, con proyectos a corto y largo plazo para atender los sectores que han sido golpeados por la crisis.

El plan busca la recuperación y modernización del campo, inversión en obras públicas y créditos blandos para formales e informales.

El ‘Campo a toda marcha’

Con este primer eje se busca dar un “gran salto a la modernización” del campo, para que se pase de programas asistencialistas a otros que permitan consolidar al Atlántico como una potencia agroindustrial y darle la oportunidad a la gente de que pueda alimentarse y comercializar los excedentes.

En el proyecto de seguridad alimentaria incluye entrega de semillas, fertilizantes, nutrientes y asistencia técnica para que 2.000 agricultores, en 18 municipios, puedan sembrar 5 productos de rápido crecimiento. Aquí tendrán a Monómeros como un aliado.

El segundo proyecto va dirigido a los agricultores que fueron afectados por el ‘Dragón Amarillo’, que son los de la zona oriental del departamento. A ellos se les transformará su actividad productiva con gallinas ponedoras. Se benefician 500 agricultores.

El tercer proyecto es el aumento de la productividad de 200 pequeños ganaderos. Se les apoya con el proceso de alimentación; es decir, pasto, semillas, fertilizante, nutrientes, cerramiento de los animales y la asistencia técnica para subir su productividad en un 30%.

Se van a construir 600 reservorios para aprovechar la época de lluvias, con los que se beneficiará igual número de unidades productivas de pequeños ganaderos que tengan hasta 15 reses.

Se va montar un centro de alimentación y forraje en Santa Lucía, con el cual se beneficiarán 1.000 unidades productivas con menos de 25 cabezas de ganado. Lo que se busca es que en las próximas sequías los animales tengan de qué alimentarse y que los pequeños productores cuenten con alimentos subsidiados. “Hoy si van a un silo compran al 100%, pero con este programa lo harán al 40%; el resto lo asume la Gobernación”, explicó Noguera.

Otro proyecto será el repoblamiento de los cuerpos de agua. En enero se hizo una siembra que les ha permitido a los habitantes de El Guajaro y la laguna de Luruaco tener alimento disponible.

Son seis proyectos rápidos para que los atlanticenses tengan seguridad alimentaria y generación de ingresos.

La gran apuesta de la administración de Noguera es transformar el departamento en una gran potencia agroindustrial. Por eso, este mismo año arrancarán las inversiones en los distritos de riego, con lo que esperan habilitar 5 mil hectáreas para siembra y generar 1.500 empleos directos para garantizar un ingreso a habitantes de Repelón, Santa Lucía y Suan. Se invertirán $37 mil millones en promover la agricultura industrial.

El plan incluye asistencia técnica y modelo de asociatividad, para asegurar que los pequeños agricultores cumplan con el estándar de calidad, para el ingreso de sus productos a los mercados. Se dará un incentivo de capitalización rural para las inversiones que se tengan que hacer en las parcelas para captar el agua de los distritos de riego.

La Gobernación, luego de varios estudios, determinó que le apuntará a incentivar la siembra de 10 productos que se puedan vender muy rápido: plátano, yuca, ñame, melón patilla, limón tahití, palma de aceite, cacao, mango y papaya. Las proyecciones indican que se pueden encontrar los mercados adecuados, sin que el precio se afecte.

En el Plan de Desarrollo se asignaron $38 mil millones para los distritos de riego Santa Lucía-Suan-Repelón, para ponerlo a funcionar a más del 80%; $30 mil millones para financiar el programa de incentivo de capitalización y $20 mil millones en asistencia técnica, que contempla estructuración del proyecto, asociación de los productores y acompañamiento social permanente en cuatro años.

Inversiones en obras

Para superar la recesión económica, que es uno de los factores que llevan a la pérdida de oportunidades de empleo y emprendimiento, la gobernadora Elsa Noguera asegura que se hace necesario invertir en obras públicas como una estrategia para generar empleo y mover la economía.

Es por esto que en el Plan de Desarrollo se contemplan obras de modernización hospitalaria en los 22 municipios, que incluye cerca de 49 estructuras. Varias de ellas se construirán en corregimientos, donde se pera que se generen empleos directos e indirectos para mover la economía.

Igualmente se desarrollarán proyectos de construcción de sistemas de acueducto, saneamiento básico, redes terciarias para aumentar la productividad del campo y la construcción de canchas deportivas, plazas y parques.

Lo importante, afirma, es que durante la ejecución de estas obras garantice el cumplimiento efectivo de los protocolos de bioseguridad.

Con las obras incluidas en el Plan de Desarrollo, el Atlántico quedará con una cobertura de agua potable del 100% de la población y se avanzará en la cobertura de saneamiento básico.

Para la gobernadora Noguera, las obras que se proyectan son una oportunidad para saber cómo se aprovechan las dificultades generadas por la pandemia para convertirlas en una gran oportunidad para modernizar toda la red pública, tanto municipal como departamental, llevar agua potable a todos los rincones del Atlántico, acelerar la transformación digital y la conectividad. De hecho, ya se radicó en el MinTic un proyecto para mejorar la conectividad en la última milla, con una inversión de unos $29 mil millones, según informó la gobernadora Noguera.

‘Tu negocio a toda marcha’

Una de las estrategias del plan de reactivación de la economía va dirigido a los sectores formal e informal. Se abrirá una línea de créditos blandos para independientes a través de un convenio Bancoldex

La idea es entregar recursos frescos para su actividad y para su vida diaria a personas independientes (formales o informales), cuyas actividades están siendo afectadas por la COVID-19, como el caso de los taxistas, mototaxistas, tenderos, confeccionistas y artesanos, entre otros. Se espera beneficiar a 10 mil trabajadores independientes.

La gobernadora explicó que si a una persona se le aprueba un crédito por 3 millones de pesos, se le divide en seis cuotas ($500000) que le alcanzarían para el sustento de la familia. Estos recursos, incluyendo intereses, se empezarían a cobrar en el mes siete.

El único requerimiento para aprobar el crédito es que los alcaldes certifiquen que son personas emprendedoras; es decir, que antes de la pandemia realizaban una actividad económica, ya sea de informalidad o como trabajador formal.

De acuerdo con las proyecciones que se tienen, en el periodo de la postpandemia los que se recuperarán más rápido son los emprendedores, porque tienen una oportunidad de negocio.

Le apostamos a la reactivación para que la gente recupere su empleo

¿Cuál ha sido el impacto de esta pandemia en el Atlántico?

 R/ Hicimos una radiografía de todas las entidades territoriales que arrojó que hemos experimentado en abril una caída del 45%. Afortunadamente el departamento del Atlántico tuvo muy buen comportamiento en el enero, febrero y marzo y eso nos permite estar en positivo; sin embargo, en mayo se espera una caída aún mayor. Esa misma situación la experimenta el sector privado, especialmente aquellos que tuvieron un cierre definitivo. Durante el primer mes de cuarentena se abrieron tres sectores: de alimentos y de higiene; el farmacéutico y el de hospitales y vigilantes. Luego abrió el de la construcción y en el Atlántico tenemos 80 mil empleados en este sector, de los cuales ya están trabajando el 23%, lo que equivale a un poco más de 20 mil empleados. Se supone que a partir de la próxima semana deberíamos abrir completamente todas las construcciones. Aquí también hay que incluir obra pública. Tenemos 16 obras relacionadas con la Gobernación, se ha reiniciado el 40% de estas y dos obras viales del Gobierno nacional, como doble calzada Barranquilla Cartagena (eso lo contrata el Invías) y la Concesión Costera de la ANI.

 ¿Y los otros sectores?

 R/ Ahora, con relación al de las manufacturas, en el Atlántico tenemos 90 mil trabajadores, de los cuales el 30% ya está trabajando; es decir 30 mil. Aquí lo fundamental es que viene un proceso de reapertura de la economía, que se cumpla al pie de la letra los protocolos de bioseguridad, pero entendiendo que esto es responsabilidad de todos, tanto del trabajador que sale todos los días de su casa, que debe cuidarse él y la familia, como del empresario que debe garantizar que los procesos se cumplan. El tema de transporte juega un papel fundamental. Veo con mayor satisfacción que hay más conciencia tanto por parte de los operadores de Transmetro, buses, colectivos y los intermunicipales. Ya hoy no vemos esos buses tan llenos y la gente está respetando un poco más la medida; pero en eso no podemos bajar la guardia.

 ¿Qué hacer con los pequeños productores y los artesanos?

 R/ Para el caso de los artesanos, específicamente, nos hemos reinventado. Tenemos un programa que se llama ‘Artesanías del Atlántico’. Aquí garantizamos que nuestros artesanos sigan con la producción; es decir, estamos muy pendientes del abastecimiento, porque hay unos que no consiguen la materia prima directamente en su municipio y nosotros la estamos facilitando. Lo más importante es que abrimos una página web, donde están comercializando sus productos; ahora para el día de la madre fue un éxito total, por eso los invito a que entren a nuestra página www.artesaníasdelatlantico.com

 ¿Cómo reactivar la economía de las diferentes subregiones?

 R/ Lo primero que acordamos con los alcaldes y los diputados en el Plan de Desarrollo es que hay que priorizar la atención a la emergencia sanitaria, entendiendo que la salud y la vida de la gente es lo más importante; pero también el Plan le apuesta a la reactivación económica, porque la gente está sufriendo con la perdida de sus trabajos y sus ingresos. Por eso, el plan de reactivación económica ‘Atlántico a toda marcha’ contempla tres líneas de acción: la primera, y es el que más han pedido los alcaldes, es ‘Tu negocio a toda marcha’; la segunda línea de acción es el ‘Campo a toda marcha’ y la tercera,‘Obras a toda marcha’.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Atlántico
  • Economía
  • Plan de Desarrollo
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web