El Heraldo
Sucre

Jóvenes en Chochó recibieron múltiples impactos de bala en cráneo y tórax

EL HERALDO conoció el dictamen médico de la Fundación María Reina, centro asistencial donde fueron atendidos el pasado 25 de julio.

Los médicos de la Fundación María Reina de Sincelejo no pudieron hacer mayor cosa para salvar la vida de Carlos Alberto Ibáñez Mercado, de 26 años; Jesús David Díaz Monterroza, de 18, y José Carlos Arévalo Contreras, de 20, quienes fueron asesinados en confusos hechos tras ser detenidos el pasado 25 de julio en un retén de la Policía, en el caserío de Chochó, Sucre.

Los jóvenes, que fueron transportados con heridas de muerte en el platón de una camioneta de la Policía, arribaron inconscientes, sin respuesta a los estímulos y cubiertos de sangre en la cara y miembros inferiores. Fueron ingresados de manera inmediata al servicio de urgencias, pero no había nada que hacer: llegaron muertos.

Las revisiones de los médicos arrojaron un panorama claro sobre lo que les sucedió. Los jóvenes recibieron impactos de bala en la cabeza, las piernas y otras parte del cuerpo. 

EL HERALDO accedió a la documentación de las epicrisis de la Fundación María Reina, en Sincelejo, donde atendieron a los jóvenes, y conoció de primera mano las razones de los decesos de los sucreños.

Según los documentos, una de las víctimas llegó sin signos vitales al centro asistencial y con múltiples heridas producidas por proyectil de arma de fuego en cráneo, tórax y extremidades inferiores.

“El paciente (fue) traído por agentes de Policía en malas condiciones de traslado, en volqueta de camioneta. Se ingresa de inmediato a la sala de reanimación y se conecta a monitoreo de signos vitales donde no se registra actividad. Se registran fosas nasales con salida de sangre espumosa y con coágulos”, se lee de manera literal en uno de los informes.

La víctima en mención arribó al centro asistencial con mal aspecto general y cubierto de sangre en cara, tórax y extremidades.

El informe médico revela que el paciente recibió un disparo de arma de fuego en el cráneo, específicamente en la región frontal y nasofrontal. Asimismo, registró tres heridas de bala en el muslo derecho y una en la rodilla.

En otro de los documentos, que pertenece al informe sobre el estado en el que murió Carlos Ibañez, los médicos del centro asistencial indicaron que el paciente ingresó al servicio de urgencias con heridas de proyectil de arma de fuego en cráneo, tórax, región dorsal y miembro superior izquierdo.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.