Sociedad | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Sociedad

Muere Álvaro Miranda, poeta samario de la Generación sin Nombre

Publicó poesía, crónicas, artículos y destacó como tallerista literario. En 1983 ganó el Premio de las Artes y las Ciencias de Argentina.

El poeta, escritor y cronista samario Álvaro Miranda falleció a las 6:00 a.m. del pasado 9 de octubre en Bogotá, producto de un cáncer de páncreas que venía sufriendo desde hace unos meses, según informaron allegados al autor.

Nacido el 8 de abril de 1945 en Santa Marta, Miranda hizo parte de la generación de poetas conocida como la Generación sin Nombre, que este año cumplió el 50 aniversario de haber sido denominada así en la publicación Antología de una generación sin nombre: últimos poetas colombianos, de Jaime Ferrán.

El comienzo de la Generación sin Nombre es asocia do con una fotografía tomada durante una reunión en la casa del poeta Juan Gustavo Cobo Borda y en la que aparecen Darío Jaramillo, David Bonells Rovira, José Luis Díaz Granados, Cobo Borda, Henry Luque Muñoz, Álvaro Miranda y Agusto Pinilla.

El escritor e investigador literario Ariel Castillo recuerda a Miranda como un “investigador acucioso, que se la pasaba en la biblioteca y tenía mucha información histórica. Con su novela La risa del cuervo ganó un premio internacional en Argentina”, recordó en referencia al premio de las Artes y las Ciencias de dicho país.

Castillo comenta que al mencionado grupo también pertenecieron María Mercedes Carranza, Jaime García Maffla y que algunos incluso vinculan a Giovanni Quessep. “Fue un grupo que vino después del nadaísmo, sin tanto desplante y muchos académicos bien formados. De alguna manera se adueñaron del poder literario de Colombia porque manejaban los cargos culturales más importantes. Carranza en la Casa Silva de Bogotá, Jaramillo Agudelo en el Banco de la República y Cobo Borda trabajó como asesor de embajadas en el exterior”.

En una entrevista para el diario El Espectador del pasado 27 de junio, Miranda dijo: “Yo nunca he renegado de eso [de la Generación sin Nombre]. He visto que, finalmente, todas las generaciones lo usan como una necesidad de reconocimiento. Había una tradición en Colombia de que todo mundo tenía que pertenecer a un grupo. Con un grupo uno decía: ‘Ya estoy en la historia de la literatura colombiana’”.

Entre sus libros destacan la publicación en 1996 de Simulación de un reino, obra que recoge cinco de sus libros de poesía publicada por Thomas de Quincey Editores; la novela Un cadáver para armar (2006), y las biografías de los poetas León De Greiff y Jorge Eliécer Gaitán.

Miranda escribió numerosos artículos, críticas y crónicas para el Boletín Cultural y Bibliográfico del Banco de la República, y dictó talleres de poesía y escritura en San Andrés Islas, Leticia, Tunja, Santa Marta, Barranquilla, Montería, Sincelejo, Pasto, Ipiales, Neiva y Florencia.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Cultura
  • Fallecimiento
  • Poesía
  • poetas
  • Santa Marta
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web